Jacques Fux

“En Brasil tenemos lo que nos merecemos”: Jacques Fux

LECTURAS | Antiterapias, de Jacques Fux

El autor brasileño de Antiterapias (Textofilia) está en México, donde hoy participará de la Feria Internacional del Libro Judío. Se lamenta por el presidente Jair Bolsonaro y dice que ahora en su país “está todo complicado”.

Ciudad de México, 21 de septiembre (MaremotoM).- Jacques Fux tiene una licenciatura en matemáticas y una maestría en informática de la UFMG, un doctorado y postdoctorado en literatura de la UFMG, la Universidad de Lille 3 (Francia) y la Unicamp y un investigador visitante en la Universidad de Harvard. Todos esos títulos para confirmar que lo que más le gusta al brasileño es hacer libros que relacionen la ciencia y el lenguaje.

Su tesis doctoral, versión del libro Literatura y Matemáticas: Jorge Luis Borges, Georges Perec y OULIPO (Perspectiva, 2016), recibió en 2011 el Premio CAPES a la Mejor Tesis de Letras y Lingüística en Brasil y fue finalista del Premio APCA 2016.

Está empeñado en confirmar que ya no tiene sentido dividir los conocimientos en humanísticos y científicos, toda vez que ambos tienen mucho poder de imaginación.

Es judío y como tal posee un humor típico de su raza: una autoironía que le permite decir que odia la religión, pero que al mismo tiempo está muy orgulloso de ser judío, algo que escribió en su libro de gran éxito, Antiterapias, que próximamente lo editará en México la firma Textofilia.

También publicó Meshugá: una novela sobre la locura , que fue publicada por la prestigiosa Editora José Olympio y el ganador del Premio Nobel (José Olympio, 2018) en el que cumple su sueño: ser galardonado con un Premio Nobel de Literatura. Eso sí, él ya tiene el discurso, pero todavía no ha ganado el premio, según lo confiesa en entrevista con Maremoto, donde entre otras cosas se mostró muy agradecido de estar en México, donde ha venido para participar de la Feria Internacional del Libro Judío, que comienza hoy en la Librería Rosario Castellanos.

“Estoy muy contento de estar en México. Ayer hablé en el Centro Cultural Brasileño y hoy voy a hablar en la Feria Internacional del Libro Judío”, dice Jacques Fux, nacido en Belo Horizonte, en 1977.

Antiterapias
Antiterapias, el libro que próximamente editará Textofilia. Foto: Cortesía

–¿Eres judío y eres brasileño?

–Sí, así es. He nacido en Belo Horizonte, que es una ciudad grande pero tiene una comunidad judía pequeña. Hay unas 400 familias judías. Estudié en la escuela judía, tenía solamente amigos judíos y así empieza el libro Antiterapias. Es una autoficción, hablo sobre mi vida, sobre los amores, sobre la memoria y sobre la literatura. Cuando escribimos sobre nosotros podemos hacer como encantamientos, hablar del pasado y es un libro que es una búsqueda por la memoria. Empecé mi vida estudiando matemática y siempre me ha gustado la literatura. Cuando empecé a hacer doctorado tuve una idea de hacer una relación entre la matemática y la literatura. Leía a Jorge Luis Borges, quien utilizaba ideas matemáticas y escribí una tesis de doctorado entre las matemáticas de Borges y las de George Pérec, un escritor francés que me encanta. Después de publicar el ensayo, yo escribí Antiterapias, haciendo ahora una novela entre la literatura y las matemáticas.

–Una novela que además tiene muchísimo humor

–Los judíos son como Saul Bellow, como Woody Allen, hablan de la vida con mucho humor y una autoironía sobre el hecho de ser judíos. A mí me encanta ser judío, pero tengo problemas con la religión. Viví en Israel, pero no me gustan los ortodoxos. Si no nos gustan los prejuicios, los ortodoxos son muy prejuiciosos.

Te puede interesar:  Amnesiac, de Thom Yorke y Stanley Donwood, será editado por Sexto Piso
Jacques Fux
Soy un escritor allá. Ahora tengo como siete libros publicados. Foto: Cortesía

–¿Cómo vives en Brasil?

–Soy un escritor allá. Ahora tengo como siete libros publicados. Viajo haciendo conferencias y soy profesor de la universidad, tanto en matemáticas como en literatura. Yo hago la mezcla también en mis cursos.

–¿Qué mezcla hay entre la literatura y la matemática?

–Borges ha leído un libro que se llama Matemáticas de la imaginación, que es uno de los libros más importantes de su vida. Ha utilizado las paradojas, los conjuntos, las ideas del infinito en la literatura. Perec ha formado parte de un grupo llamado Oulipo (de literatura potencial) que ha usado la matemática para reglas y estructuras de hacer la literatura. Si nosotros pensamos en el poema o en el soneto hay una estructura matemática allí. Perec ha hecho eso en la literatura. Yo lo que hago es la mezcla entre los conceptos y las estructuras que Perec y Borges las utilizo en mis obras.

Jacques Fux
La ciencia es muy rica, muy vasta, nosotros los escritores tenemos que utilizar ese campo riquísimo. Foto: Cortesía

–Hay que unir la ciencia y los números a la literatura, según tú

–Por supuesto. La ciencia es muy rica, muy vasta, nosotros los escritores tenemos que utilizar ese campo riquísimo. Tengo una formación en matemática, en la computación, puedo utilizar los conceptos y las ideas con mucho rigor en la literatura.

–¿Oulipo se opone al surrealismo, a la idea de hacer literatura con escritura automática?

–Oulipo es una quiebra, efectivamente, con el surrealismo. El escritor Raymond Queneau y el matemático François Le Lionnais crearon Oulipo. Queneau se había alejado del surrealismo por desavenencias con André Breton y el dadaísmo. La literatura con reglas, contra la inspiración automática del surrealismo. Entre los libros de George Perec hay mucha racionalidad, pero otros son muy sencillas. En mi literatura, en Antiterapias, yo hago una búsqueda por la memoria, por mis amores, que no es para nada racional.

–¿Cómo es estar en Brasil ahora, con los incendios del Amazonias?

–Ahora hay un gobierno de derecha, que obviamente no me gusta. Son muy extremistas allá, nuestro presidente es un loco. El problema del Amazonia, que propicia el calentamiento global. Hay problemas también con la izquierda ortodoxa. Tenemos que reinventarnos para crear otro camino en Brasil. Por ahora está complicado. Hay en Brasil una tentativa de olvidar el pasado, dicen que no hubo una dictadura en Brasil, que no hubo muertos, hay también una tentativa de olvidar la ciencia. En Brasil hay ahora un movimiento para decir que la ciencia está errada.

–Uno ve a los brasileños y dice: pobres, pero por otro lado los brasileños lo votaron…

–Nosotros tenemos lo que merecemos. Tenemos allá como 52 millones de personas que votaron a Jair Bolsonaro.

–¿Cómo es tu libro dedicado al Premio Nobel?

–Cuando Jean Paul Sartre ha recibido el Nobel, él lo ha rechazado, pero luego de eso todos los escritores están de acuerdo con la premiación. Pero para que ganar el dinero, los escritores tienen que entregar un discurso. En mi caso, yo ya tengo el discurso, pero me falta el premio. Mi discurso está listo.

Comments are closed.