Adolfo Castañón

En la amenaza al periodismo libre uno tiene que tener fe en el trabajo propio: Adolfo Castañón

“Hay un tema de exigencia y de autoexigencia. Estamos en una paradoja cuando se habla mucho de educación, pero a los maestros se les escatima salarios. La computadora no nos deja escribir ciertas palabras, porque quiere que nosotros las escribamos como ella. Todo gira en torno a la conversación y al derecho”, afirma.

Ciudad de México, 6 de agosto (MaremotoM).- Adolfo Castañón, con la asistencia de Bonilla Artigas Editores, ha decidido sacar En una nuez: guía de mis libros, un mapa para los lectores clásicos y para los nuevos que se animen con su gran obra, en donde el autor  deja constancia de cómo un individuo puede dedicarse a las letras, leyendo, escribiendo, editando o traduciendo.

Adolfo, además, es amigo de los libros, algo que hoy casi todos los periodistas vemos con buenos ojos, pues hay tan pocos lugares para publicar, que el libro aparece como un refugio.

Adolfo Castañón
Los lectores pueden emplear esta obra como una hoja de ruta o una herramienta de consulta de los diversos géneros practicados por el autor- Foto: Cortesía

Los lectores pueden emplear esta obra como una hoja de ruta o una herramienta de consulta de los diversos géneros practicados por el autor: poesía, narrativa, ensayo, crónica, traducción y edición, entre otras.

Nacido en 1952 en Ciudad de México. Estudió Literatura y Lingüística Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Es sexto ocupante de la II de la silla de la Academia Mexicana de la Lengua en 2003, ese mismo año fue reconocido como Caballero de la Orden de las Artes y de las Letras por el gobierno de Francia. Recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 2018 por su ensayo Viaje a México. Ensayos, Crónicas y retratos y el Premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo en 2009 por el programa de televisión “Maestros detrás de las ideas”.

En 2018, recibió el Premio Internacional Alfonso Reyes, por su destacada trayectoria literaria y el Premio de Fuentes y Documentos Manuel González Ramírez, otorgado por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. En 2020 fue galardonado con el Premio Nacional de Arte y Literatura.

ENTREVISTA EN VIDEO A ADOLFO CASTAÑÓN

“Hay una palabra que tengo en mi mente que es la palabra antropoceno, estamos en un momento en que en la influencia del ser humano sobre el entorno y esta inflexión es también una inflexión que tiene que ver con la mecanización, con la industrialización, con los procesos de extinción de las especies naturales y también con los procesos de eliminación de personas y de cambios de lugares”, afirma Adolfo Castañón.

Te puede interesar:  Al sur, una crónica de un lugar mágico, al lado de un cerro encantado

“Estamos en un proceso de transformación de la cultura del libro y los que estamos agarrados al mástil de la navegación en el mar de la información, tenemos que tener conciencia para no perder el horizonte. Eso tiene que ver con la autoconciencia tiene que ver con la importancia de nuestro oficio, que somos pastores de la palabra. La merma es en todo el mundo, donde hay una tendencia con la automatización, con el poder de los que gobiernan. La palabra que tengo en mente es la plagiocracia, que es el espacio donde los secuestradores raptan a los textos, secuestran a los territorios y a los seres humanos”, afirma Adolfo Castañón.

En la amenaza al periodismo libre uno tiene que tener fe en el trabajo propio.

“El libro es un objeto que está afuera y adentro. Es un objeto que está en la mente. Hemos escuchado la idea de que alguien se gasta todo el dinero en libros, pero pocas personas se han dedicado a invertir en los libros futuros. El libro que pide ser creado necesita atención”, afirma.

“Yo hice una antología de los escritos mexicanos de Alfonso Reyes, que tienen como 2 mil páginas, me llevó como 10 años hacerlo, siempre con un equipo. Se me ocurrió hacer algo un índice de sus obras, eso que fue una idea de crearme un instrumento a mí, se convirtió en un libro que se llama Alfonso Reyes en una nuez”, agrega.

Adolfo Castañón
Adolfo Castañón y la guía de sus libros. Foto: Cortesía

“Una de mis características tiene que ver con el desinterés, jamás ando pensando en cuánto me van a pagar un libro. Esto me dio una enorme libertad, pues eso es lo que importa mucho”, expresa.

“Hay un tema de exigencia y de autoexigencia. Estamos en una paradoja cuando se habla mucho de educación, pero a los maestros se les escatima salarios. La computadora no nos deja escribir ciertas palabras, porque quiere que nosotros las escribamos como ella. Todo gira en torno a la conversación y al derecho”, afirma.

Adolfo Castañón en una nuez para el autor fue una sorpresa. La organización de sus propios libros no fue fácil, pero pudo armar lo que él llama “un libro museo” que lleva a un gran trabajo. Se tardó cuatro años en hacerlo y la publicación coincide con su cumpleaños número 70.

Comments are closed.