Babasónicos

En la pandemia no hicimos ningún streaming y nuestro primer show fue en Ciudad Juárez: Babasónicos

La agrupación, integrada por Adrián Dárgelos, Diego Rodríguez, Mariano Roger, Diego Tuñón y Diego Castellano, ha sido catalogada como una de las bandas de rock latinoamericanas más influyentes de las dos últimas décadas, gracias a sus canciones inteligentes, rebeldes y provocativas, al tiempo que siempre se caracteriza como una banda marginal, fuera del discurso central.

Ciudad de México, 11 de mayo (MaremotoM).- Algo extraño sucede con la banda argentina Babasónicos. Hace 30 años que vienen dando batalla con 13 discos, casi todos inolvidables, que marcaron algo en la historia de la música. Ahora bien, “Babas” es al mismo tiempo una agrupación moderna.

Vamos a decir: no es de vanguardia, sino que practica una pose que tiene que ver sí o sí con la modernidad, incluso algunos gestos decadentes a los que son tan afectos y, por supuesto, a los hits, que en cada disco sale un simple, un sencillo, para darnos vuelta la cabeza. Esta vez es “Bye bye”, un tema increíble, que resuena como uno más de Jessico (su disco de 2015) y refrenda sus pasos al futuro.

La agrupación, integrada por Adrián Dárgelos, Diego Rodríguez, Mariano Roger, Diego Tuñón y Diego Castellano, ha sido catalogada como una de las bandas de rock latinoamericanas más influyentes de las dos últimas décadas, gracias a sus canciones inteligentes, rebeldes y provocativas, al tiempo que siempre se caracteriza como una banda marginal, fuera del discurso central.

Hoy presentaron su décimo tercer disco Trinchera (Sony Music), mediante una conferencia de prensa llevada a cabo en el hall del Auditorio Nacional, donde mañana se presentan como parte de su tour.

La producción artística de Trinchera es de Gustavo Iglesias y Babasónicos. El material se gestó en Juno de Buenos Aires, fue grabado y mezclado por el mismo Gustavo Iglesias y masterizado por Greg Calbi y Steve Fallone en Sterling Sound.

Los temas son “Mimos son mimos”, “Paradoja”, “Bye bye”, “Vacío”, “Anubis”, “La izquierda de la noche”, “Mentira Nórdica”, “Madera Ideológica”, “Viento y Marea”, “Capital Afectivo” y “Lujo”.

Babasónicos
Mañana ofrecen un concierto en el Auditorio Nacional. Foto: MaremotoM

Contentos, satisfechos con una carrera que siempre le presenta desafíos y muy profesionales en lo suyo, Babasónicos ha dicho en la voz de Adrián D’Argelos que “la trinchera es la primera posición de lucha, en donde vas a dar batallas al consenso de ideas que presenta la modernidad o la contingencia. La música siempre fue una trinchera donde refugiarte y tener un pensamiento autónomo”.

“Nos da orgullo tener discos que interpelen a las nuevas generaciones y siempre pensamos en hacer música para el momento que vivimos. Hacemos música nueva que tiene una llegada a las jóvenes generaciones”, dijo Mariano Roger, frente precisamente a los periodistas muy jóvenes que en todo momento mostraron su entusiasmo por la banda.

Te puede interesar:  Tres vinos premium para regalar esta Navidad

Este disco lo hicieron durante la pandemia. Todo el verano argentino del 2021 empezaron a grabar y el año pasado hubo un largo camino de posproducción. El disco Trinchera tiene detalles y hay que escucharlo mucho, es la consigna de este trabajo que tiene entre otras cosas el tema “Mimos son mimos”.

“Parte del reto de escribir canciones en la actualidad, tiene que catalizar ciertas conductas que se van deformando y que empiezan a ser aberrantes. El tono de narrarla es en un tono que roza la fábula y eso permite una mayor inserción de la idea que transporte la canción hacia el oyente. En Trinchera lo que más tiempo nos lleva es que la esencia de la canción tenga un sentido de unicidad con la forma estética. Que las dos viajen en una molécula indisoluble. Por eso las letras fueron reescritas hasta el final según nos convenga para la forma final que iba a aportar esa rola”, dijo D’Argelos.

“¿Por qué en Argentina se llama rock nacional al rock en español? Eso no lo sabemos y la respuesta nos excede”, agregó.

“En la pandemia no hicimos ningún streaming y el primer show que hicimos post pandemia fue Ciudad Juárez. Un lugar que jamás hubiésemos soñado con ir a tocar. Federalizamos la música en el lenguaje que la hacemos nosotros es un privilegio para nosotros y aportamos para que haya estos festivales, con apoyos comerciales, como si siempre hubiesen estado”, dijo.

Emocionados por poder tocar en el Auditorio Nacional (“Que mezcla un escenario de teatro con un estadio”, dijo Mariano), esta banda de 30 años dice que “el rock no está pausado. Gritar y hacer ruido era una forma de contracultura, hoy la contracultura es más lenta y bailable, otra forma de psicodelia”, dijo Tuñón.

Para D’Argelos “la cultura rock terminó triunfando, ya es mainstream para las nuevas generaciones. Les es muy complicado a las nuevas generaciones la sensación de ruptura que trajo el rock en otras décadas. Cada vez es más difícil llamar la atención en el ámbito de la música popular”, afirmó.

Comments are closed.