Nuria Kaiser

En México somos una sociedad casi de castas: Nuria Kaiser

“Somos el resultado de todo. Del destino, del azar, de las circunstancias que nos rodean, nuestra clase social, eso es lo que al final estas protagonistas encuentran. No me gusta hablar del destino porque a veces parece que el destino es inamovible. Es importante las decisiones que ellas toman”, precisa.

Ciudad de México, 12 de enero (MaremotoM).- ¿Estás segura de que tu historia es perfecta? Así empieza la sinopsis de Una vida de mentiras (Planeta), una obra que cuestiona las clases sociales, que cuestiona el no ver precisamente la realidad mexicana y que escribe desde San Luis Potosí una literatura propia, mexicana.

Así es Nuria Kaiser, alguien muy imbuido en la materia literaria e interesada en construir o al menos relatar las características del mexicano medio, relacionado con otras personas que son de su misma nacionalidad, aunque a simple vista parezcan una de un planeta y la otra de otro.

ENTREVISTA EN VIDEO A NURIA KAISER

¿Habrá que ver la realidad tal cual es?, es la primera pregunta que surge al leer Una vida de mentiras. La respuesta de Nuria es que cree firmemente que la vida es un viaje de descubrimientos. “Toda novela es sobre la pérdida de la inocencia. Todos los personajes se transformarán. Esa fue mi búsqueda en la novela”, dice Nuria Kaiser en entrevista.

“Somos el resultado de todo. Del destino, del azar, de las circunstancias que nos rodean, nuestra clase social, eso es lo que al final estas protagonistas encuentran. No me gusta hablar del destino porque a veces parece que el destino es inamovible. Es importante las decisiones que ellas toman”, precisa.

Nuria Kaiser
Editó Planeta. Foto: Cortesía

El tema de la clase social en México es un tema de gran reflexión para la escritora. “Solemos catalogar a todo el mundo y encerrarlos en muchos conceptos, pero el de la clase social es determinante. En México es muy marcado y somos una sociedad casi de castas. La clase social es determinante para tu forma de vida, pues hay muy poca movilidad social”, agrega.

Te puede interesar:  Leer te entrena para desear: Alessandro Baricco

El estudio es algo que nos mueve socialmente, más allá de tener dinero o no. “Quizás existe la ilusión del ascenso por el dinero, pero la verdadera movilidad social viene sólo a través de la educación”, afirma.

No obstante eso, tiene a muchos conocidos que han estudiado en las mejores escuelas del mundo y que podrán saber hablar inglés y sin embargo no están educados.

Nuria Kaiser
La educación es un afán de comprender el mundo desde otro lugar. Foto: Cortesía

“La educación es un afán de comprender el mundo desde otro lugar, es lo que yo pienso. La educación está hoy neoliberalizada y depende mucho de los títulos, yo pienso en la sabiduría antigua y por supuesto la lectura. Los libros constituyen el lugar más importante para educarnos”, expresa.

Una vida de mentiras no es frívola. Había una intención de que fuera un thriller y desde el planteamiento de que fueran tres voces era muy interesante. “Me interesaba mucho retratar el calidoscopio que es México, frente al cual nadie permanece ajeno”, afirma.

“En el camino de escribir, uno va teniendo certezas y va teniendo hallazgos sorpresivos. También uno toma de la realidad. Yo no encontraba cómo terminar mi novela y en esa época sucedió lo de Debanhi Escobar y eso me ayudó mucho. También pensé en los asesinatos de los periodistas, no quería hacer un thriller que sucediera en un país nórdico”, agrega.

Una vida de mentiras también vive México y esa metáfora funciona para el territorio nacional. “Este país necesita verse con mayor crítica, necesita ver la diferencia de clases que es brutal y analizar los temas pendientes que hay”, dice.

“Ahora vivimos una época interesante donde hay muchas voces. Yo publiqué mi primer libro de cuentos a los 38 años. Me costaba mucho ubicar qué quería decir y cuando me animé es cuando entendí que todas las voces son necesarias y podemos aportar muchas cosas a la discusión de este país”, expresa.

“Las narrativas están centralizadas y por eso le agradezco a Planeta que están buscando descentralizar y poder repartir el interés en forma más equitativa”, concluye.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*