Habacuc Antonio de Rosario

En México y Latinoamérica la novela del crimen se ha vuelto como novela social: Habacuc Antonio de Rosario

Con esta cita, Dharma Books apuesta por el joven escritor que en No me van a agarrar durmiendo habla de un agente ministerial llamado Teodoro que vive en Reynosa que posterga sus casos. Es un poco irónica y sarcástica: en medio de un clima de violencia, este agente es flojo, hasta que finalmente actúa.

Ciudad de México, 7 de febrero (MaremotoM).- “No me van a agarrar durmiendo amplía el mundo narrativo que Habacuc Antonio de Rosario había avistado ya en Sin fronteras: un territorio donde el sinsentido y la deshumanización se convierten en herramientas irónicas para que los personajes logren conservar un resabio de cordura en un país abatido, más que por la impunidad o la violencia, por la desesperanza”, dice el poeta y narrador Julián Herbert.

Con esta cita, Dharma Books apuesta por el joven escritor que en No me van a agarrar durmiendo habla de un agente ministerial llamado Teodoro que vive en Reynosa que posterga sus casos. Es un poco irónica y sarcástica: en medio de un clima de violencia, este agente es flojo, hasta que finalmente actúa.

ENTREVISTA EN VIDEO A HABACUC ANTONIO DE ROSARIO

“En la novela negra tradicional hay un orden y el detective resuelve el crimen a través de la razón. En este caso, el detective hace de todo por no resolverlo, porque sabe que al resolverlo está sirviendo al orden criminal. En vez de usar la razón para resolver el crimen, lo usa para especular”, afirma Habacuc en entrevista.

“En México y Latinoamérica la novela del crimen se ha vuelto como novela social”, agrega.

Nicolás Cuéllar, el editor de Dharma Books, estaba muy emocionado por publicar una novela semejante, a un escritor joven que nacido en Reynosa tiene muchísimas historias de violencia. “Aunque lo que me gustaría referir a lo que me hizo pensar en esta novela. Estaba en un asado con unos amigos y de pronto nos llama el padre de un amigo que había tenido un accidente. Cuando fuimos vimos a dos personas del crimen organizado, que estaban actuando como dos agentes de tránsito”, cuenta.

Te puede interesar:  LECTURAS | Prólogo de José Emilio Pacheco a su traducción de De profundis, de Oscar Wilde
Habacuc Antonio de Rosario
El teatro de los dos “agentes” impartía el orden en la sociedad. Foto: Cortesía

“Hicieron el peritaje, nos pidieron documentos a todo resolvieron todo. Era un momento muy extraño que me hizo pensar en el orden criminal, que ya estaba dando ley en mi ciudad”, agrega.

Habacuc Antonio de Rosario
Editó Dharma Books. Foto: Cortesía

El teatro de los dos “agentes” impartía el orden en la sociedad.

Habacuc Antonio De Rosario es un escritor mexicano, nacido y criado en la ciudad fronteriza de Reynosa, México. Estudió en el Tec de Monterrey. En 2014, su primera novela, Sin trincheras ganó el Premio Binacional de Novela Joven Frontera de Palabras Mexico/USA (Binational Prize for Young Novelists Border of Words) y fue publicada por Tierra Adentro Editorial. También escribió el largometraje La Civil, en colaboración con la directora belga-rumana Teodora Ana Mihai. El filme fue parte de la Competencia Oficial del Festival de Cine de Cannes 2021 y ganó uno de los premios en la selección de “Una cierta mirada”.

El premio en Tijuana lo hizo sentir escritor, sobre todo porque antes había ganado ese galardón Yuri Herrera, un autor que Habacuc lo estima mucho.

“Cuando gané el Frontera, mi madre me dijo, bueno, ya estás contento, ¿te vas a poner a trabajar ahora?”, afirma.

Comments are closed.