Marisol Schulz

“En momentos tan duros, la cultura nos llama a decir: esto también somos”: Marisol Schulz

Siri Hustvedt, la gran estandarte para la FIL de las mujeres

La directora de la FIL defiende a la India como país Invitado de Honor y habla de si el más famoso encuentro libresco de Latinoamérica es feminista o no.

Ciudad de México, 13 de noviembre (MaremotoM).- Dirigir la Feria del Libro de Guadalajara no debe de ser fácil. Sobre todo porque los que no la dirigimos estamos siempre prestos a hacer críticas sobre ella.

Marisol Schulz se ríe cuando le hacemos este comentario y más allá de las envidias a su puesto, ya tiene otra feria que iniciará dentro de pocos días, con la India como invitada de honor.

“La India es un país que ha generado muchas expectativas y que efectivamente nos va a traer partes desconocidas de su cultura. Sí va a ser una feria importante, que va a marcar su estilo, la multiplicidad de lenguas y la parte espiritual también estará presente”, dice Marisol.

Hay escritores que viven específicamente en la India, tal vez no demasiado conocidos por nosotros, que vienen con la delegación. También hay cosas que parten de lo espiritual, como el yoga y las religiones que están tan popularizadas en la India.

“El amante de la literatura tiene que conocer a los grandes escritores de la India y para eso es la Feria del Libro”, dice la directora.

“La comida es espectacular, una gastronomía rica y diversa, muy condimentada, picante, que va a traer de muestra, porque es imposible que un país tan rico, tan amplio, se muestre sólo en 10 días”, agregó.

Marisol Schulz
Con cada Invitado de Honor nosotros tenemos que entrarle a otro estado de ánimo. Foto: ©FIL Guadalajara/Josué Nando

“Con cada Invitado de Honor nosotros tenemos que entrarle a otro estado de ánimo. Manejamos lenguajes siempre diferentes. No es lo mismo tratar con un alemán que con un indio, no es lo mismo tratar con un madrileño que con un inglés. Cada uno tiene sus características que nos hacen muy especiales a la hora del trato. Hay formas distintas de entender la vida”, es la opinión de Schulz.

Salvando las distancias, la Feria Internacional del Libro en Guadalajara se parece un poco al Comité Olímpico Internacional, en el sentido de que siempre va un poquito más allá en términos políticos, invitando a naciones con las que las autoridades tienen tensión o relaciones lejanas. El año que viene, por ejemplo, invitarán a los países árabes.

“Lo que nosotros estamos provocando es una presencia cultural. Obviamente que cuando viene el país que sea tratamos de evadir los aspectos políticos, nos vamos a lo cultural y respetamos a las otras naciones. Es una forma muy rica de aprender a cómo ven los demás el mundo. En los países árabes, por ejemplo, todos los estereotipos que teníamos no se cumplen cuando fuimos allá. Hay otros estereotipos que sí se cumplen, pero nos hace falta entender y respetar al otro. Eso es parte de la libertad”, dice Schulz.

“En momentos tan duros como los que se viven, la cultura nos llama a decirnos que tenemos que gritar estos también somos. Somos muchas más la gente que estamos trabajando a favor de un país, que el crimen organizado que siempre llena los noticieros. Lamentablemente, la nota roja es lo primero que uno ve en los noticieros”, agregó.

Te puede interesar:  Los lectores se reencontraron con la FIL

“Duele mucho saber que lo único que se conoce de un país es su violencia. Me fastidia mucho eso. Me acuerdo muchísimo de un encabezado que dio Mario Vargas Llosa, al decir que Guadalajara es mucho más que el tema de la sangre. Ese encabezado fue revelador para mí”, admitió Schulz.

–¿Mario Vargas Llosa estará en la FIL?

–Mario Vargas Llosa estará para presentar su nueva novela sobre la violencia en Guatemala, Tiempos recios y para celebrar los 50 años de la publicación de Conversaciones en la catedral.

–Va a ser una presencia muy aplaudida

–Bueno, por muchos sí y por muchos otros no. Pienso que la presencia de Mario Vargas Llosa siempre es buena, como por ejemplo cuando dio una conferencia literaria para celebrar sus 70 años, es un verdadero lujo escucharlo. También estará Siri Hustvedt, una de las más famosas y más esperadas escritoras, aunque como bien dicen en La India, ¿qué es la fama? Viene Amish Tripathi, el rockstar de los escritores indios, que vende un montón de libros y que nosotros no conocemos. Estando en la feria de Corea este año escuché cantar a un tipo alucinante, era el más popular de la nación, pero aquí no sabemos quién es. La fama no pasa las fronteras.

–¿Qué pasa con el tema del feminismo? Hay gente que quiere más feminista a la FIL…

–Bueno, hay gente para todo, nosotros tenemos que ser sensibles a lo que pasa en el mundo, por supuesto, pero tampoco no podemos programar una feria de acuerdo a la presión de un grupo o de otro. Sería para nosotros caer en el clientelismo. La feria ha sido un hecho que siempre ha tenido gestos a favor de las mujeres, todo el tiempo. Los análisis de la violencia de género siempre ha estado presente. No cuento los pares, pero la presencia de la mujer ha estado siempre y los que organizamos la Feria, con perdón de Mariño, somos casi todas mujeres.

–De todas maneras es importante que esté Luisa Valenzuela en el Salón Literario…

–Sí, también ganó María Baranda el premio SM, pero muchas de esas son coincidencias…

–¿Qué sientes tú como directora? ¿Cuál sería tu balance personal?

–Son siete años ya como directora de la Feria. Hay una total confianza porque conozco a mi equipo, uno por uno, es un equipo de lo más responsable y de lo más profesional. Me da mucha tranquilidad tener el equipo que tengo. Para mí es una enorme responsabilidad ser directora de la FIL y me doy cuenta del cargo que tengo. Eso sí, tengo 33 años que no tengo un noviembre para mí, no conozco un noviembre sin haber ido a la FIL. Eso marca una vida, una vocación y una pasión.

Comments are closed.