Tanya Huntington

“En nuestro libro celebramos la figura del migrante: que somos todos”: Tanya Huntington

Para el libro Vidas sin fronteras (Alfaguara), las autoras Yaiza Santos y Annuska Angulo, la convocaron para ilustrar este compendio azaroso y al mismo tiempo imaginativo y sorprendente, de extranjeros que hicieron su carrera y su vida en otros países.

Ciudad de México, 2 de noviembre (MaremotoM).- Un libro ilustrado totalmente por Tanya Huntington, quien además de poeta posee una pluma gráfica genial y se pasa los días, junto a su esposo Francisco Hinojosa, creando de acá para allá. Tiene el ojo siempre atento a todo lo que pasa en la realidad, que en su casa tiene dos horizontes: Estados Unidos, donde nació y México, de la que es ciudadana y disfruta sus calles y sus rincones.

Para el libro Vidas sin fronteras (Alfaguara), las autoras Yaiza Santos y Annuska Angulo, la convocaron para ilustrar este compendio azaroso y al mismo tiempo imaginativo y sorprendente, de extranjeros que hicieron su carrera y su vida en otros países.

Es preciado encontrar un libro así, sobre todo pensando en que todos los seres humanos somos migrantes, trotamundos y supervivientes. Vamos hacia donde nos dejen vivir y vivimos donde podemos, más allá de respetar la tierra en que nacimos.

Tanya Huntington
El tema de los migrantes es importantísimo, la migración es uno de los asuntos centrales de nuestro tiempo y es bueno que haya un libro que invite a la empatía. Foto: MaremotoM

Desde Dámaso Pérez Prado hasta Celia Cruz, desde Marie Curie y Freddie Mercury, Nikola Tesla y Albert Einstein, este libro tiene miles de suspiros por esa manera de andar por el mundo, que antes, creíamos nuestro.

“Vivimos un momento en el que vemos por doquier muestras de rechazo a los migrantes, acciones duras para controlarlos, planes de construir muros cada vez más altos cuando desde siempre, desde que en algún lugar de África nuestra especie se puso sobre dos pies, hemos estado en movimiento. La migración de los seres humanos es tan antigua como nosotros mismos”, dice la sinopsis. Una verdad inamovible.

Vida sin fronteras
Vida sin fronteras. Foto: Cortesía

–Un libro íntegramente ilustrado por ti…

–Sabes que me meto en un circo de varias pistas y he ilustrado cosas antes, pero es la primera vez que me encargo de un solo libro.

–¿Cómo se les ocurrió este libro brillante?

–Las dos autoras y la ilustradora no hemos nacido en México. Es un libro sobre migrantes, nos inspiró un amor que teníamos las tres desde la infancia por este tipo de libros, son libros que te cuentan semblanzas de personas que existieron y encuentras personas que te inspiran. El tema de los migrantes es importantísimo, la migración es uno de los asuntos centrales de nuestro tiempo y es bueno que haya un libro que invite a la empatía. Hay un rechazo, discursos de odio, de xenofobia hacia los migrantes y si algo podemos hacer es levantar la voz desde nuestra trinchera para celebrar la figura del migrante.

Tanya Huntington
La guerra, la situación política, son historias inspiradoras, fuertes y también está la historia de gente como nosotras. Foto: MaremotoM

–Por miles de razones uno se va…me fui de Argentina porque un día me fui…

–Pensamos que la especie es migrante. Nadie vinimos de donde estamos parados, ha muchas historias dentro del libro de personas que tuvieron que migrar. La guerra, la situación política, son historias inspiradoras, fuertes y también está la historia de gente como nosotras, la curiosidad cultural, trotamundos, buscando oportunidades…

–¿Qué piensas tú de estas figuras políticas con las que nos tenemos que manejar ahora: Donald Trump, Jair Bolsonaro, Boris Johnson? Parecía que antes no existían personajes así…

–En el marco de nuestras vidas quizás no nos hubiéramos topado con gente que maneja esos discursos, con ese nivel de poder, pero si preguntamos a nuestros abuelos, a nuestros papás, es un discurso que escucharon antes y que resurge periódicamente. Es un discurso al que tenemos que hacer frente. No entramos al juego de la discusión, sino que ponemos ejemplos contundentes de los migrantes, que siempre aporta mucho más.

Te puede interesar:  El podcast de FIL Guadalajara regresa para la edición 2021

–¿Qué piensas tú de Trump?

–En lo personal tengo doble ciudadanía, pero siendo de Estados Unidos, pienso que Trump es sintomático de un lado oscuro de Estados Unidos. Yo siempre lo veía. Nací en un lugar remoto y muy pobre de allí, llegué a la gran capital cuando tenía 9 años y vi algo de ese rechazo hacia quien no fuera de esa comunidad de privilegio blanco. Me tocó ser testigo directo de racismo. La gente no está consciente de lo que sucede en los Estados Unidos a ese nivel. El otro día alguien me preguntó si yo había sufrido un incidente racista en México y lo que conté es que había sufrido un incidente racista en los Estados Unidos. Íbamos por Los Angeles, hablando en español, mi marido y otro escritor mexicano y una señora nos preguntó que por qué no hablábamos “americano”. No dijo inglés, dijo “americano”. Tengo el poder, gracias a mi seguridad, a mi educación, el grado de nivel socioeconómico que he logrado, de poder reírme, pero si uno es un migrante que cruzó sin nada no es fácil reírse cuando le están poniendo los hijos en una jaula. Este libro es una postura contra todo ese discurso de no abrir los brazos y extender la mano hacia los migrantes.

–Decía Robert de Niro que tarde o temprano Donald Trump conocerá la cárcel

–No es tan fácil. A todos nos gustaría ver a los políticos que son corruptos en la cárcel. Un castigo directo al abuso del poder suena bien, pero no lo lograremos fácilmente. Los vericuetos de la justicia son complicados.

–Lo que sí es cierto que todos nuestros países tienen por un lado a Robert de Niro y por el otro a Donald Trump…

–Son tiempos polarizantes y polarizados. Me queda muy claro de qué lado estoy.

–¿Cómo hicieron la selección de los personajes?

–Fue justamente todo un reto, porque cuando hicimos la lluvia de ideas, salieron decenas de nombres. No hay que buscar muy lejos para buscar inmigrantes que hayan triunfado. Queríamos que hubiera igualdad de géneros. Quisimos que hubiera una variedad y de profesiones. Que no sólo fueran estrellas de cine, artistas, autores, sino que hubiera empresarios, diseñadores de moda, activistas o jardineros, como es el caso del que trajo la jacaranda a México.

Tanya Huntington
No hay que buscar muy lejos para buscar inmigrantes que hayan triunfado. Foto: MaremotoM

–¿Quién es Joseph Pulitzer?

–Es una figura que me encanta, porque no sólo construyó de la nada un imperio periodístico, sino que fundó uno de los premios más importantes para el buen periodismo. También fue clave en el proyecto en la Estatua de la Libertad.

–Dámaso Pérez Prado nos hizo bailar a todo el mundo

–Qué hermosa figura. Lo pienso como el Prince original. La manera en que se vestía, lo flamante que era en su estilo y en su música. Uno lee el texto y se lanza a gritar ¡Mambo!

–¿Ida Vitale?

–Bueno, hay muchas figuras icónicas. Hay muchos migrantes vivos y queríamos celebrar en ella es que está encumbrándose como una gran poeta de la lengua española y que siempre ha tenido una actitud hacia las circunstancias que la obligaron a exiliarse de mucha filosofía. Como su enfoque es no soltar nunca esa aproximación lúdica hacia a las circunstancias creímos que era muy positivo.

–Pensaba en ella con el asunto de la vejez, el migrante viejo…

–Quizás tiene que ver con nuestros oficios. Ejerzo un oficio del cual nunca tendré que jubilarme, lo que me da cierto gusto y cierto confort. La enseñanza es una profesión noble en ese sentido. Según entiendo, también la población está envejeciendo, el mundo no es esencialmente de los jóvenes.

Comments are closed.