Alejandro Beteta

Ensayamos la escritura para no olvidar a los maestros: Alejandro Beteta

“Se trata de un libro que hará bien a cualquier lector, no sólo a causa de las personalidades que reúne, sino porque su capacidad de intromisión estética y de juicio desinhibido extiende el conocimiento, no lo clausura”, dice Guillermo Fadanelli.

Ciudad de México, 24 de enero (MaremotoM).- Estamos viviendo una época de resplandor para el ensayo mexicano. Lo vimos la semana pasada con un pensador de Oxaca, Guillermo Santos y lo notamos ahora con Alejandro Beteta, también de la misma ciudad, que nos sorprende con Los cuatro maestros del abismo (Kindle).

Alejandro dice que la llegada de la biblioteca, por parte del maestro ya fallecido Francisco Toledo, representó para él un mundo de viajes y de honda reflexión.

“Se trata de un libro que hará bien a cualquier lector, no sólo a causa de las personalidades que reúne, sino porque su capacidad de intromisión estética y de juicio desinhibido extiende el conocimiento, no lo clausura”, dice Guillermo Fadanelli.

“Alejandro Beteta ha escrito la biografía filosófica de cuatro escritores diversos entre sí, mas unidos por un impulso que se siente, todavía, a sus anchas en algunos rincones de la sensibilidad contemporánea. Soles de su propio destierro, como diría Lugones, Schopenhauer, Nietzsche, Robert Walser y E. M. Cioran tienen en común que son materia inmensa para el relato mitológico: su biografía, la atractiva emoción que nos despiertan las interpretaciones que proponen sus filosofías y sus andanzas de hombres incorrectos o tránsfugas de su propio tiempo, no pueden pasar inadvertidas para el ojo del lector avezado o del amante de las grietas ontológicas”, agrega el gran escritor.

ENTREVISTA EN VIDEO A ALEJANDRO BETETA

“Este libro es producto de varias horas de lectura en el taller Avispero. Los filósofos y escritores que abordo en este texto traen los retratos literarios de estos escritores. El título del libro alude al sufrimiento y los obstáculos que padecieron, porque el abismo está presente en su vida. Ese pesimismo de su vida”, dice Beteta, en entrevista.

Te puede interesar:  Eliot y Paz dan mucho más de sí que lo que una academia pueda decir: Pedro Serrano

Nietzsche y Cioran mueren en la demencia y el filósofo trata de buscar luz en la oscuridad, en medio de tanto pesimismo. “No estamos muy seguros del humanismo que viene, por eso analizamos el pasado. La ciencia ha avanzado, han avanzado los medios de comunicación, pero también hay una decepción espiritual”, afirma.

Alejandro Beteta
Cuatro maestros del abismo. Foto: Cortesía

¿El pensador solitario alimenta la demencia final? “Creo que la soledad es un tema que desde la antigüedad tiene repercusiones filosóficas. ¿Cómo enfrentamos la muerte? Estos escritores hablan de un individuo que está desesperado, pero que al mismo tiempo se mantiene en pie. La soledad que vivimos ahora es una soledad que nos permite diferenciarnos de los demás, pero que nos separa”, dice Beteta.

“Ensayamos la escritura para no olvidar a los maestros”, agrega.

Hay que ubicar a Schopenhauer, Nietzsche, Robert Walser y E. M. Cioran en su contexto histórico. Eran misóginos, pero al mismo tiempo Cioran “tuvo una relación muy larga con su esposa (Simone Boué), que fue su punto de salvación para que él viviera. No hay mucha literatura de esa relación. Schopenhauer analiza la relación con la mujer con argumentos que nos parecen absurdos”, afirma.

Alejandro Beteta
El pensamiento que manejaron era universal, más allá de su postura machista. Foto: Cortesía

“Friedrich Nietzsche, con sus rupturas de amistad o amorosas con Lou Andreas-Salomé, se daban en un tiempo donde el pensamiento patriarcal estaba en auge. Ahora hay más vigencia de sus pensamientos y más mujeres los están leyendo. El pensamiento que manejaron era universal, más allá de su postura machista”, agrega.

“Fueron lecturas que fui haciendo con una especie de obsesión. Estos ensayos los fui trabajando en el taller de Leonardo da Jandra, hasta que se hicieron libro”, concluye.

Comments are closed.