La paranza dei bambini

¿Entrar en la camorra o no? Una pregunta que atraviesa la película La paranza dei bambini

La ópera prima del cineasta Claudio Giovannesi adapta la obra del escritor Roberto Saviano.

Ciudad de México, 14 de noviembre (MaremotoM).- En algún momento, cuando Roberto Saviano (1979) era joven, aunque siempre sigue teniendo pocos años, seguramente se le debe de haber pasado una duda: ¿entrar a la camorra o no? Bueno, tal vez no él, pero seguramente un amigo suyo, como ese Francesco Di Napoli (un gran actor, un actor que hará historia), que protagoniza La paranza dei bambini, que aquí se llama Pirañas: Los niños de la Camorra.

Este filme italiano es la ópera prima de Claudio Giovannesi, con guion de Maurizio Braucci, Claudio Giovannesi y Roberto Saviano, basados en el libro La banda de los niños, que en nuestro mercado la conocimos gracias a Anagrama.

Ya en Gomorra, Saviano había puesto su preocupación en los niños. En uno de los capítulos son asesinados dos adolescentes en moto, que presurosos por ser mafiosos encuentran su final rápido, como esos chicos mutilados que iban en un diablito cercano al Palacio de Gobierno, aquí en México.

Uno de los aciertos de Giovanessi es entrar un poco en la psicología y las emociones de Nicola, ese niño que ve cómo las injusticias no sólo del Estado sino las de los propios mafiosos, que le cobran dinero a todos los que tienen puestos y negocios en La Paranza.

En la ciudad de Nápoles, viven Nicola y sus amigos, chicos de quince años que quieren ganar dinero, comprar ropa de diseñador y motos nuevas, dice la sinopsis, pero no es tan cierto. Nicola quiere ver a su madre bien y a su hermano pequeño que le roba las galletas con mermelada, con una ternura infinita. De hecho, lo primero que compra cuando tiene dinero son unos muebles preciosos para su madre, que visten la casa con esa estética cómoda de los delincuentes.

Te puede interesar:  AZOTEA DE LIBROS | La obra de Max Velthuijs en su centenario

“Desde el principio, me encontré con su humanidad. El cariño que siente por su hermano pequeño y su madre es similar al vínculo que tengo con mi familia, por la que yo haría cualquier cosa. Lo mismo ocurre con los amigos: como Nicola, yo también me sacrificaría por las personas que amo y que están cerca de mí en la vida cotidiana. Aparte de eso, somos muy diferentes: en comparación con él, siempre he sido un tipo trabajador y nunca tuve ambiciones de poder”, dice Francesco Di Napoli, en una entrevista que le hicieron cuando presentaron la película en el Festival de Berlín.

Pirañas
Este filme se estrena en la 68 Muestra Internacional de Cine, que se llevará a cabo en la Cineteca Nacional y que comenzó el 13 de noviembre. Foto: Cortesía

Este filme se estrena en la 68 Muestra Internacional de Cine, que se llevará a cabo en la Cineteca Nacional y que comenzó el 13 de noviembre.

Es ópera prima de Claudio Giovannesi y tiene unos cuantos errores, en el sentido de aplicar siempre su cámara y su ojo en un verismo contundente, que a veces pareciera que estamos mirando una serie. También es cierto que ya estamos demasiado acostumbrados a nuestro ojo en esa Nápoles de Saviano y esta historia no sea otra más que la continuación de Gomorra, pero hay que verla, sobre todo en estos tiempos donde el crimen organizado está teniendo cada vez más niños.

La película, además de Francesco Di Napoli (Nicola), están Ar Tem (Tucano), Alfredo Turitto (Biscottino), Viviana Aprea (Letizia), Valentina Vannino (madre de Nicola), Ciro Vecchione (‘O Russ), Ciro Pellecchia (Lollipop), Mattia Piano Del Baldo (Briatò).

Comments are closed.