Raúl Manríquez

Entre el ideal y el ascenso social: Días de septiembre, de Raúl Manríquez

“Es una novela de memorias, donde el personaje principal va recuperando las luces del idealismo y cómo la vida nos va llevando por caminos diferentes, hasta la etapa de madurez, los años de jubilarse”, dice Raúl Manríquez en entrevista.

Ciudad de México, 21 de junio (MaremotoM).- Tres amigos egresados de la Normal de Chihuahua aspiran a cambiar la precaria situación escolar en la que se encuentran muchos estudiantes. Sus caminos se van bifurcando y la amistad desdibujándose conforme sus intereses entre la sed por el poder en las mafias sindicales y los viejos ideales de justicia y lucha social se vuelven irreconciliables y desesperadamente tratan de aferrarse a sus convicciones o construir nuevas para sobrellevar los desasosiegos que la inevitable corrupción sindical ha dejado en sus vidas.

Con una prosa concisa, puntual, sin efectismos, Raúl Manríquez, uno de los autores más importantes del norte del país, escribe una historia que se abre a muchas otras —la mafia sindical, las relaciones profesor-alumna, el amor y el desamor, la intriga y la muerte— sobre el significado, riesgos y satisfacciones de ser maestro y cómo, situaciones particulares, gracias al milagro de la literatura, alcanzan una dimensión universal.

El Fondo de Cultura Económica ha reeditado esta novela, que tuvo su primera edición en 2009, celebrando entonces el Premio Justo Sierra que había obtenido.

ENTREVISTA EN VIDEO A RAÚL MANRÍQUEZ

“Es una novela de memorias, donde el personaje principal va recuperando las luces del idealismo y cómo la vida nos va llevando por caminos diferentes, hasta la etapa de madurez, los años de jubilarse”, dice Raúl Manríquez en entrevista.

Es una novela que se parece un poco a Los corruptores, de Jorge Zepeda Patterson, en el sentido de cómo los diferentes caminos que toma cada uno de los amigos, lo va poniendo en su lugar.

“Los personajes de Días de septiembre, Israel y Santiago salen con ansias de cambiar el mundo. Uno de ellos persiste en ese idealismo y el otro se ve tentado por las posibilidades de ascender en la estructura de poder del sindicato, que le da beneficios económicos. Se involucra en actos de corrupción y se va retorciendo la historia”, afirma.

Te puede interesar:  FIL GUADALAJARA | Sobre supervivencia y pospandemia en Crónica 4, de María Fernanda Ampuero

“Susana es un personaje importante porque es un gozne entre la historia de Santiago e Israel. Susana anda en su búsqueda personal y se ve involucrada en la historia pues quiere también resolver su vida”, dice.

La novela es un poco machista, que revela la manera de gobernar muy de hombres.

“Es que no es ajena a la realidad que ha prevalecido en el mundo y particularmente en este caso de la sociedad mexicana donde los temas del poder están en manos de hombres. Sin embargo, hay otros personajes femeninos que luchan por transformar la sociedad. Una novela proviene de la vida, pueden ser personajes de ficción, está siempre enraizada en la realidad”, expresa.

Raúl Manríquez
Editó el Fondo de Cultura Económica. Foto: Cortesía

Chihuahua ha venido cambiando. “Si comparo esta situación con la de hace 40 años, cuando yo empecé a ser maestro. Soy optimista porque creo que las circunstancias han cambiado, ese mecanismo de control político, cuando un sindicato tomaba a un miembro y lo afiliaba. Siempre ha habido gente que no participaba y ese mecanismo de control ya no es tal, hay mucha más conciencia en el magisterio”, dice.

Días de septiembre, además de la trama de la novela, la progresión dramática de la historia, “me interesa mucho como autor echar una mirada al interior de los personajes, a su situación emocional, a sus conflictos internos”, agrega.

Raúl Manríquez
Me interesa mucho como autor echar una mirada al interior de los personajes. Foto: Cortesía

Raúl Manríquez es narrador, poeta, tallerista y profesor mexicano. Ingeniero, tiene estudios de posgrado en las áreas de literatura y educación. Ha sido profesor de bachillerato y nivel superior. Perteneció al taller literario de la Universidad Autónoma de Chihuahua uach y al de novela del Instituto Chihuahuense de la Cultura ichicult.

Autor de media decena de libros. Fue director de la revista Esdrújula y, por varios años, ha impartido talleres en su estado natal. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes feca 1999. En 2000, ganó el Premio Chihuahua de Literatura y en 2007 el Premio Nacional de Novela Justo Sierra O’Reilly.

Comments are closed.