Pat Sánchez Ponti

Entre España, Argentina y México: Tabaquería libros

Tienen, por ejemplo, el nuevo de Margo Glantz, editado en Argentina por Ampersad, El texto encuentra un cuerpo y donde la famosa escritora mexicana abre su propia biblioteca.

Ciudad de México, 10 de febrero (MaremotoM).- La distribuidora y editorial Tabaquería libros es algo secreto. No lo digo de verdad, pero lo cierto es que cuando hablamos con su dueña, Pat Sánchez Ponti, descubrimos un montón de ejemplares que tiene y que nosotros no sabíamos.

Tienen, por ejemplo, el nuevo de Margo Glantz, editado en Argentina por Ampersad, El texto encuentra un cuerpo y donde la famosa escritora mexicana abre su propia biblioteca.

“Mi mirada se quiebra en el fragmento”, declara Margo Glantz, “es una mirada femenina” que se fija sobre todo en el detalle.  Con esa sensibilidad repasa la literatura sentimental y libertina del siglo XVIII. Recorre la literatura inglesa, francesa y norteamericana para conformar una erudita cartografía de heroínas literarias y de autoras, afín al saber de quién ha leído antes con pasión. Tanta, que cuando la lectura toca un cuerpo, el texto puede convertirse en joya o también en una flor, perfecta.

Hemos hecho una entrevista a Pat, para saber cómo anda en la pandemia y cómo se prepara para este año, en donde el coronavirus no cede, pero de todos modos hay que seguir viviendo.

“La situación está complicada, si bien trabajamos mucho con Argentina también tenemos que fijarnos en la realidad mexicana. El cierre de librerías ha sido una catástrofe que se prolonga. Justo se cerraron las librerías en lo que podría haber sido el mejor momento del año. Somos una editorial y una distribuidora, así que dependemos mucho de las librerías. Las ferias para nosotros suelen ser también una especie de salvavidas, que nos permite financiar nuestro trato un poco más lento para la cobranza de las librerías”, dice Pat.

“Por otro lado, otro eje, que es el de las bibliotecas, también está complicado, no están comprando, muchas han reducido sus compras y han privilegiado la compra del libro electrónico”, agrega.

Te puede interesar:  Yo solamente toco la batería | Charlie Watts
Pat Sánchez Ponti
La empresa se llama Tabaquería, es fruto de una persona que ha trabajado siempre con los libros. Foto: Cortesía Facebook

La empresa se llama Tabaquería, es fruto de una persona que ha trabajado siempre con los libros. Cuando llegó a México se dedicó al periodismo, pero no le alcanzaba, hasta que vio un cartel en el Sótano y la contrataron. Luego armó una pequeña editorial con unos amigos, tenían muchos problemas de distribución y fue en 2012 cuando decidió armar Tabaquería, con Mónica Jones, que al principio fue una distribuidora y luego una editorial pequeña, que edita pocos libros, entre ellas el de la poeta argentina Paula Jiménez España.

“Lo único que funciona es la venta en línea, que deberíamos reconocer que ha crecido el doble o hasta el triple, pero nuestra venta en línea significaba el 5 por ciento de nuestros ingresos. Ahora sigue siendo un porcentaje pequeño”, dice Pat Sánchez Ponti.

¿Qué cosas tiene para vender Tabaquería?

Vamos a su tienda en línea.

“Algo que nos diferencia de otras distribuidoras es que tenemos un criterio de edición y de selección que nos da cierta coherencia”, dice.

Pat Sánchez Ponti
Pat Sánchez Ponti. Foto: La libreta de Irma Cortesía

Hay editoriales de España, de Argentina y de México. “Buscamos editoriales que tengan literatura, de estudio de género, de arte, de humanidades”, afirma Sánchez.

De Argentina está Interzona, que es básicamente narrativa, Bajo la luna (poesía), Ampersad (el libro de Margo Glantz), Letra Svdaca, que tiene Los tigres de la memoria, de Juan Carlos Martelli. De España tienen a la editorial Melusina, una empresa dedicada a sacar libros de género, Candaya, que es pura narrativa, con algunos libros de poesía como el de Bruno Montané, la Poesía Reunida.

También de España está la editorial Punto de Vista, con ensayos de alta divulgación que tienen que ver con historia, con cuestiones de género, “siempre con esta óptica que puedan ser de divulgación, pero no tan básicos”, dice Pat.

Hay editoriales mexicanas como Literal y la percepción de que la vida corre a través de las páginas de un libro.

Comments are closed.