María José Romero

Entre París y Acapulco, las líneas de agua de la infancia de María José Romero

El camino como mujer ha sufrido muchos obstáculos en las artes plásticas. “No es un camino fácil para nadie, pero siempre como mujer encontramos muchas resistencia. Es parte de nuestra misión en esta vida y de nuestra resiliencia y nuestra perseverancia”, afirma.

Ciudad de México, 17 de agosto (MaremotoM).- La artista mexicana María José Romero es nombrada ganadora en DNA Paris Design Awards 2022 por su obra Flow, ubicado en los Jardines del Parque Papagayo en Acapulco, Guerrero, México.

Una muestra más de que el arte contemporáneo mexicano sigue su camino, a pesar de las muchas críticas que algunos medios de comunicación se empeñan en dar.

“Yo soy artista visual, llevo 30 años en esta aventura de estilo de vida. Estudié en 1989 en Boston la licenciatura de Artes Visuales. Cuando regresé empecé a construir esta estructura de impulso para llegar a este momento”, afirma María José.

Flow, además de dialogar con cientos de personas que practican este deporte urbano, el skater, es una invitación a contemplar y comprender la caligrafía personal de la artista quien es conocida por sus trazos normalmente plasmados con gran audacia y sensualidad. La artista en su necesidad de expresarse a través de diferentes técnicas pictóricas, ha realizado obras de diferentes formatos en un personal e introspectivo lenguaje en el campo de la abstracción. Para la concepción de esta pieza, María José Romero colaboró, no sólo con los arquitectos y diseñadores de la pista, sino con los patinadores: sus principales usuarios, una vez realizada, la pista se transformó en una obra de arte que se activa gracias a la participación del público. Asi que Flow es una pieza que enriquece la cultura ciudadana.

 María José Romero
Las líneas de María José Romero. Foto: Cortesía

El camino como mujer ha sufrido muchos obstáculos en las artes plásticas. “No es un camino fácil para nadie, pero siempre como mujer encontramos muchas resistencia. Es parte de nuestra misión en esta vida y de nuestra resiliencia y nuestra perseverancia”, afirma.

“Es una carrera de personas muy sensibles, es un camino solitario porque requiere de mucha soledad entender la condición humana. Poder darse sentido a través del arte es un camino interno. El ego no necesariamente es malo, sino que puede ser un motor para lograr muchas cosas. El ego se contamina con los juegos de poder”, agrega.

“Como la abstracción gana lugar en el espacio ciudadano y en el espacio público, como la pintura abstracta se transforma en un lugar de participación pública eso es un gesto verdaderamente interesante y revolucionario y no hay un protagonismo individual, la obra de alguna manera es como una bandeja para que la gente participe, yo siento que Flow lo que hace es enriquecer el panorama del arte público contemporáneo”, dijo el curador Carlos Palacios, sobre la obra.

Te puede interesar:  Arrasa la venta de NFT de Banksy en México
 María José Romero
La artista y su obra. Foto: Cortesía

“En París Flow, que es la que ahora estamos haciendo mucho ruido con ella, ganó dos premios en Diseño de Paisaje y en Arquitectura y arquitectura pública. Tengo una enorme alegría porque uno compite con el mundo, es un galardón que le dan a las personas honrando la calidad de estos diseños prácticos e innovadores”, expresa.

 María José Romero
La pista en movimiento. Foto: Cortesía

Flow se integra a la renovación del Parque Papagayo, que realizó la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) bajo la dirección del Arquitecto Felipe Leal, autor del Plan Maestro de remodelación y que abrió sus puertas recientemente al público en febrero del 2022.

La pista de skateboarding fue diseñada por la firma Tecnósfera del arquitecto Bruno Jarhani, en colaboración con Eder Martinez, patinador de Distreeto skateboards y Sick Footwear y creador de contenido en Perraco Sk8.

“La obra comenzó con una visión que tuve en la infancia. Era un ejercicio que estimulaba mucho mi creación. Me gustaba imaginar estos recorridos bajo el agua. Yo era una niña introvertida y en los silencios en el agua aumentaba mi trayectoria en el espacio. Esas líneas yo las trazaba con mi mente y me acompañaron durante muchos años. Haciendo un paseo por el parque Papagayo, con el arquitecto Felipe Leal y cuando llegamos a la pista que estaba terminada por la firma Tecnósfera, se me vino esta visión, vi las líneas y propuse la intervención artística”, afirma.

Las premiaciones serán en septiembre de este año en París y la artista será invitada a la ceremonia

Autora también de las series Germinal, Teorías Complejas y de la instalación El nido en mí, por destacar algunas, presentará en agosto su siguiente exposición individual “El hilo de las cosas”, conformada por algunas de las piezas más representativas de sus 30 años de trayectoria. La exposición se llevará a cabo en la Galería Le laboratoire situada en Av. Vicente Suárez 69, Int. 2, Colonia Condesa, Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Comments are closed.