Imanol Caneyada

Escribir desde la burguesía muy ficticia, que vive de becas, hace muy mal a la propia literatura: Imanol Caneyada

Habría que retomar la vida en una velocidad diferente, pero lo que quiero decir ahora es que Espectáculos para avestruces es un gran libro que primero fue editado por Penguin Random House y que ahora el Fondo de Cultura Económica lo rescata, lo pone a 60 pesos para el lector y uno puede entonces valorar la calidad de autor que es Imanol Caneyada.

Ciudad de México, 16 de diciembre (MaremotoM).- Siempre digo que los libros deben ser leídos y difundidos varias veces. No importa cuál es tu favorito o no, sino recordar qué libro ha sacado tal autor a principios de año, porque nos olvidamos de todo.

Habría que retomar la vida en una velocidad diferente, pero lo que quiero decir ahora es que Espectáculos para avestruces es un gran libro que primero fue editado por Penguin Random House y que ahora el Fondo de Cultura Económica lo rescata, lo pone a 60 pesos para el lector y uno puede entonces valorar la calidad de autor que es Imanol Caneyada.

Uno empieza a leer el libro y de pronto el mundo se detiene, quiere saber mucho más de la historia de este hombre malo y vacío, donde el sexo, la droga, la apuesta y la traición van de una página a la otra, sin dejarnos respirar.

Imanol nos arrastra hasta las alcantarillas por la prostitución, el crimen y el narcotráfico y bajo la mirada de RQ, nos vuelve cómplices de sus romances incestuosos, y otras atrocidades.

En la primera parte se narra la historia de RQ, un sociópata que lleva una doble vida y ha determinado transgredir todas las normas para combatir a una sociedad pusilánime y controlada.

Imanol Caneyada
Imanol Caneyada, desde Aguascalientes. Foto: Cortesía

En la segunda parte, un narrador en tercera persona describe cómo el azar logra unir el destino de RQ con Sofía y la Muñeca, una prostituta de ojos grises y un travesti que mantienen una extraña fidelidad hacia él. A pesar de predicar la violencia, estos tres personajes irán transformándose en espectadores de un juego que poco a poco se aburrirá de observar.

“Es un personaje dañino, nefasto, impresentable, pero me parece que a lo largo de la novela es un personaje que logra desentrañar una empatía entre los lectores, a partir de pequeños intentos de redención que nunca se logra. Es un vacío del personaje, este agujero negro fuera lo predominante en esta novela, que lo va arrastrando todo”, dice Imanol Caneyada, hablando de RQ.

“La idea era un poco complejizar y romper con la idea maniquea del mal y del bien. Este personaje no tiene trampas, no tiene ninguna aspiración, ningún deseo, no quiere ganar dinero, actúa y no sabemos muy bien por qué actúa. En él anida una violencia que tiene que ver con el enorme vacío existencial. Eso nos toca a todos”, agrega.

El vacío de la existencia se llena con muchas cosas, aunque el vacío de los malos, de los delincuentes, no sabemos si es compatible con uno mismo.

“En esta búsqueda del vacío de la existencia encontramos muchos caminos. El ser humano puede destruirlo todo o puede construir hasta lo sublime. Uno puede elegir que un día sea terrible o sea celebrable y en esa elección entran los monstruos, nuestras angustias, nuestros miedos. La religión puede ser una manera de darle sentido a la existencia, pero en este personaje, profesor de matemáticas, no tiene nada que ver eso”, opina Caneyada.

Imanol Caneyada
Espectáculo para avestruces, una edición del FCE. Foto: Cortesía

¿Por qué el Fondo de Cultura Económica se lanza ahora a reeditar esta novela?

“Originalmente salió en otra editorial, tuvo muy poca difusión y se vendieron pocos ejemplares. Es una novela que me gusta mucho, quería que tuviera más posibilidades. Cuando surgió la posibilidad en el Fondo, en la Colección Popular, no me lo pensé mucho. La institución está haciendo un trabajo que los libros no se queden ahí, que lleguen a los lectores”, dice.

Te puede interesar:  Cuando el sueño del pibe terminó

“Sé que ha habido un cuestionamiento por el precio que pone, pero el FCE es una editorial del Estado. Las políticas del precio son las acertadas. Los escritores vivimos en burbujas privilegiadas y perdemos de vista el poder adquisitivo para el libro que hay en este país. Me parece que el FCE aplica una política coherente. Es una editorial del Estado, subsiste con dinero público, con impuestos de los mexicanos y desarrollar una política que el libro se convierta en un bien para los lectores, me parece maravilloso. Deberíamos sumarnos como autores a un proyecto que va mucho más allá del lujo personal, del prestigio que dan ciertas editoriales”, agrega.

¿Qué parte de la violencia del País Vasco, donde nació Imanol Caneyada, tendrá relaciones con la violencia de México?

Por lo pronto, el autor se maneja en los márgenes. Ahora vive en Aguascalientes y en la cultura tan centralizada tiene muchas consecuencias. Ahí se siente cómodo. “La literatura como yo la concibo debe escribirse desde los márgenes. Esta comodidad de estar en la cima de algo termina dañando la propia obra. Escribir desde la burguesía muy ficticia, que vive en becas, desde el dinero público, obliga a desconocer la violencia, escribir desde los márgenes me hace sentir a gusto”, expresa el escritor también de Hotel de arraigo y La fiesta de los niños desnudos, entre otros.

Imanol Caneyada
Por el libro “Nómadas”, Imanol Caneyada recibe el Premio Bellas Artes. Foto: Cortesía

En esta visión de lo político en la literatura, ¿qué violencia es la que más lo conmueve?

“Hay muchos lazos entre la violencia del País Vasco y la violencia mexicana. En el País Vasco había actores que ejercían la violencia, de un lado y del otro y en el medio estábamos los ciudadanos. Cerrábamos los ojos y la cotidianeidad transcurría fuera de los espacios de la violencia. Pero no es así. Por más que uno cierre los ojos, por más que cierre las puertas de su casa, es imposible”, opina Imanol.

“En México sucede lo mismo. La sociedad mexicana reacciona de qué modo a la violencia. El crimen organizado es un síntoma de la enfermedad. En esta novela, este personaje que se escapa de los arquetipos, de que la violencia tiene un rostro, que son juegos, espejos y títeres de un fenómeno que va mucho más allá, nos obliga a pensar qué vamos a hacer en un país donde matan a 10 mujeres por día”, agrega.

El neoliberalismo inventa sus enemigos y también sus amigos. ¿Cómo comer con una civilización que casi termina, la humanidad ha fracasado?

“Habría que ver si los que están en el poder han tenido como objetivo que todos comamos. La idea latente de la utopía es una gran utopía. Una de las lecciones que podemos sacar en los próximos años, con este resurgimiento de los fascismos, la utopía que parecía que íbamos construyendo era totalmente frágil. Tenemos que recuperar la idea de utopía”, dice.

“Como Vox, como Trump, como el panismo ultracatólico en México que cada vez agarra más fuerza. La derecha moderada que alguna vez fue, ha ido desapareciendo. Los que son dueños del PAN es esta energía de derecha extrema, que están muy cerca de Vox”, agrega.

Comments are closed.