David Huerta

“Escribo a los 70 años con una nueva juventud, muy entusiasmado”: David Huerta, Premio FIL en Lenguas Romances

El creador mexicano es el segundo poeta que gana consecutivamente el Premio FiL en Lenguas Romances, que se entregará durante el transcurso de la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara. El año pasado la ganadora fue Ida Vitale.

Guadalajara, Jalisco, 2 de septiembre (MaremotoM).- El poeta David Huerta, que pronto cumplirá 70 años, festejará su onomástico con el Premio FIL en Lenguas Romances, que entrega todos los años la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

“Escribo a los 70 años con una nueva juventud”, dijo hoy, en conferencia de prensa, donde fue informado de su premio, consistente en 150 mil dólares y se leyó, en boca de Luz Elena Gutiérrez de Velasco, el argumento para su galardón.

“El ímpetu, la ambición y la fraterna inteligencia de la trayectoria poética de David Huerta sitúan su obra en el centro de toda consideración crítica sobre la lírica hispanoamericana actual. Su dominio y asimilación de las más diversas tradiciones de la modernidad y las vanguardias latinoamericanas y otras lenguas, como la francesa y la estadounidense, sin excluir en periodos más recientes la relectura de la poesía medieval, renacentista y barroca españolas, aunado todo ello y como parte fundamental de su obra sus incursiones en la traducción, es una ejemplar anomalía que ha problematizado todo discurso poético”, ha dicho el jurado integrado además por Miguel Casado, Anna Caballé Masforrol, Anne-Marie Métailié, Amelia Gamoneda y Aurelio Major.

David Huerta
Soy un opositor de izquierdas, ha dicho el poeta premiado. Foto: FIL en Guadalajara

La noticia de la premiación se llevó a cabo en el Hotel Hilton de Guadalajara, a la que asistieron, entre otros, Raúl Padilla López (Presidente de la Feria), Pablo Raphael (representante de la Secretaría de Cultura) y Marisol Schulz, directora de la FIL.

Conocido como un poeta opositor al actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, muchas de las preguntas se dirigieron a la política, donde David Huerta, nacido en Ciudad de México en 1949, hijo de otro gran poeta, Efraín Huerta y medio hermano de la poeta recientemente fallecida Raquel Huerta (“fue una tragedia, lo sentí mucho”, dijo), se definió como un “opositor de izquierdas”.

“Ha sido un honor para mí, lo único que he hecho ha sido escribir a lo largo de mi vida”, fueron las primeras palabras de este hombre, autor de Historia(Premio Nacional de Poesía Carlos Pellicer) y de Versión(Premio Xavier Villaurrutia).

Miembros del jurado del premio FIL 2019 posan para una foto en Guadalajara, Jalisco, Mexico, 30 de Agosto 2019 Foto: Bernardo De Niz

“El poeta Andrew Schelling dice que los poetas son los registradores no reconocidos del mundo. La poesía ocupa un lugar fundamental, esto es una verdad extraña, a lo largo del tiempo, las cosas que recordamos de las comunidades, de las tribus, de las naciones, las recordamos gracias a los poetas”, dijo en un tramo de su alocución.

Te puede interesar:  La literatura mexicana tiene nombre y apellido: Margo Glantz, la gran autora nacional

El valor de la traducción en su poesía, David Huerta, la calificó como “algo que hice menos de lo que quisiera, porque traduzco con mucha lentitud y con mucha inseguridad. He traducido a poetas franceses, a poetas italianos y muchos poemas, algunos para mí mismo y otros para una publicación, que son los menos”.

“Una amiga mía decía que la traducción es lo contrario de una guerra, es una frase que nos obliga a pensar un poco. ¿Por qué la traducción es lo contrario de una guerra?, porque la traducción permite que las naciones, en lugar de mandar sangres y muertos, se entiendan, se comuniquen, a través de los textos literarios”, agregó.

David Huerta
Premio FIL Literatura en Lenguas Romances 2019, Guadalajara, Jalisco, México a 2 de Septiembre del 2019. ( © Susana Rodríguez)

A propósito del México contemporáneo, remarcó que “no vemos la luz al final del túnel, no hay razones para el optimismo, hay una fuerza de policías a lo largo del territorio, en las fronteras maltratan a los migrantes, no vemos una solución ni a corto ni a mediano plazo”.

“Yo digo ya no como poeta ni traductor ni profesor académico, sino como ciudadano, que lo que ocurre en el país me produce una profunda tristeza y una desesperación muy grande. El panorama es de un gris profundo, debemos estar atentos a lo que ocurre”, agregó el autor de la reciente compilación, donde “he vaciado todos mis cajones”, que se llama Los instrumentos de la pasión.

También con el sello Cataria, de Fernando Fernández, que acaba de sacar el libro Oriundos, David Huerta publicará su libro de ensayos Las hojas: “Ojalá esté listo para la Feria de Guadalajara”, dijo.

Tuvo palabras de mucho elogio para el poeta Ángel Ortuño, de quien recientemente hizo una crítica de su reciente libro, Gas Lacrimógeno(Universidad de Guanajuato), diciendo que “es parte de una generación brillantísima de poetas de Guadalajara. Lo leo y lo admiro mucho”, al tiempo que no olvidó a su hermana Raquel Huerta.

“Su muerte fue una tragedia, murió mucho antes de lo que uno lo hubiera esperado, lo sentí mucho. Era mi media hermana, hija de mi padre y de la poeta Thelma Nava (quien también murió el pasado 17 de agosto)”, afirmó.

“Estoy viendo el mundo con ojos muy desconcertados, frescos, nada resignados al deterioro y escribo con muchas ganas”, concluyó David Huerta.

Comments are closed.