Ray Liotta

Espero que él haya sabido lo mucho que significó el trabajo que hicimos juntos: Martin Scorsese

Lo que sí es cierto que no tenía actor para ese joven dislocado y a la vez inocente que era Henry Hill. Tenía que parecer mafioso y al mismo tiempo ser vulnerable. Peligroso y desarmado.

Ciudad de México, 6 de junio (MaremotoM).- El director Martin Scorsese, uno de nuestros cineastas favoritos, escribe en The Guardian todo lo que ha significado para él hacer Goodfellas con Ryan Liotta.

Habla precisamente en que eran tiempos que los estudios no querían trabajar con él, como si alguna vez los estudios hubieran querido trabajar con él. Él es, junto con Woody Allen, con Francis Ford Coppola, de esos realizadores que los directivos intentan no conocer en las alfombras rojas. Vamos a ver, no es fácil hacer películas inmensas, grandiosas, con ellos, porque precisamente por ser tan inmensas y grandiosas, a veces pueden fracasar.

Lo que sí es cierto que no tenía actor para ese joven dislocado y a la vez inocente que era Henry Hill. Tenía que parecer mafioso y al mismo tiempo ser vulnerable. Peligroso y desarmado.

“Me sorprendió su actuación en Something Wild, de mi amigo Jonathan Demme (1944-2017). A mitad de la foto, entró y más o menos se apoderó de ella. No podías quitarle los ojos de encima”, dijo, al recordar de cómo el actor sedujo en un hotel de Santa Mónica al productor Irwin Winkler y cómo supo llevar “con tranquila autoridad y verdadera elegancia” un choque con un muro de seguridad, cuando ambos querían hablar en el Hotel Excelsior.

Te puede interesar:  Adán Miranda es el realizador del cartel del 26 Festival de Cine de Málaga

Ray, en el trabajo, se acopló al ritmo de los demás actores: “Nunca olvidaré el día que rodamos la escena en la que Henry, Tommy (Joe Pesci) y Jimmy (Robert De Niro) traen el dinero del tributo del atraco de Air France a Paulie, interpretado por Paul Sorvino. Cuando se estaban instalando, me enteré de que Ray acababa de recibir una llamada con malas noticias. Fui directamente a su remolque y lo encontré completamente angustiado. Su madre se estaba muriendo. Recuerdo que él seguía diciendo: “Ella me adoptó y me crió, es la mujer más dulce que existe, ¿por qué tiene este cáncer tan terrible? ¿Por qué?””, evoca Martin.

Ray, de todas maneras, hizo la escena y en el medio los actores reían y lloraban, en solidaridad con él. “Fue una experiencia rara”.

Martin Scorsese y Ray Liotta siempre tenían ganas de volver a trabajar juntos. El director quería además trabajar con una presencia madura, tan diferente al joven que conoció  y que hizo Goodfellas.

“También desearía haber tenido la oportunidad de verlo una vez más, para decirle cuánto significaba para mí el trabajo que hicimos juntos. Pero tal vez él lo sabía. Eso espero”, concluye.

Comments are closed.