Raúl Rodríguez Rodríguez

Estoy convencido de la efectividad de los 12 pasos que se refieren a nacer dos veces y a hacerlo cada día: Raúl Rodríguez

El infierno en 12 pasos es más que una radiografía del bajo mundo, es en realidad la historia de los que logran dar la batalla espiritual que requiere “nacer dos veces”.

Ciudad de México, 10 de diciembre (MaremotoM).- ¿Todavía funcionan los 12 pasos? ¿En el asunto de las adicciones es la terapia de los Alcohólicos Anónimos la gran solución? Algo de eso puede decir el autor Raúl Rodríguez Rodríguez, quien mediante el libro El infierno en 12 pasos (Cangrejo editorial), muestra el horror que puede vivir el ser humano, cuando es presa de las adicciones.

Con capacidad descriptiva, Rodríguez plasma el mundo oscuro que nos habita y la forma como el ser humano es capaz de sobreponerse a todo, si conecta con su espiritualidad.

El infierno en 12 pasos es más que una radiografía del bajo mundo, es en realidad la historia de los que logran dar la batalla espiritual que requiere “nacer dos veces”.

“Estoy convencido de la efectividad de los 12 pasos que se refieren a nacer dos veces y a hacerlo cada día. Existe la creencia errónea de que puedes cambiar un día y a partir de allí resuelves la situación. Los 12 pasos es una metodología aplicada a muchas adicciones y es el único método para enfrentar las sustancias”, dice el autor.

“Adicto significa “sin palabras” y eso habla de que no tenemos la capacidad a expresar nuestras emociones o poder canalizar nuestras angustias” agrega.

El infierno en doce pasos
El infierno en doce pasos, editado por Cangrejo. Foto: Cortesía

¿Empezar otra vez cuando uno ha fracasado tantas veces?

“Somos culpígenos, caemos mucho en la autojustificación o en la condena inmediata. Lo que habitualmente hacemos es fugarnos con sustancias, con actividades banales, de esa realidad que no queremos ver”, dice.

Te puede interesar:  Almudena y mi mamá

En el libro marca que Rodríguez no maneja la teoría, sino que tuvo una crisis muy severa de insomnio y eso lo llevó a la meditación. “En el proceso de meditación nuestro gurú nos invitó a hacer labor social para tener contacto con el dolor. Recuerdo que aquel día estaba molesto porque el cinturón de seguridad me había arrugado la corbata. El voluntariado es una labora es quien más beneficiado resulta es quien realiza la actividad”, afirma.

El infierno en doce pasos
En el proceso de meditación nuestro gurú nos invitó a hacer labor social para tener contacto con el dolor. Foto: Cortesía

“Tu tiempo es oro para otros o el hecho de ir a hacer labor con reclusos que les puede dar una perspectiva diferente, pero en realidad el que se da cuenta de la libertad eres tú”, agrega.

“Una de las cosas me llamó la atención que todos los reclusos cometieron sus delitos en el marco de una adicción”, expresa.

El insomnio está muy extendido en medio de la pandemia. La meditación es un deporte, porque sus frutos provienen de la práctica y su objetivo es silenciar a la mente.

“Todas las corrientes filosóficas hablan de enfrentarte en el silencio. La analogía entre la postración o una cárcel o el confinamiento que estamos padeciendo con la pandemia nos lleva a atendernos mediante el silencio”, dice Raúl.

“La mente no responde más que al ego y cuando tú crees lo que la mente dice, sufres”, afirma.

La editorial colombiana apostó por esta novela y se está lanzando en todo Latinoamérica. Ya está en todas las plataformas digitales y en todas las librerías mexicanas.

Comments are closed.