Festival Alfonsino

FESTIVAL ALFONSINO | Debemos deconstruir las fronteras porque están basadas en instituciones: Roxana Rodríguez

En la Cátedra Raúl Rangel Frías, con la moderación de César Morado, titular del Centro de Estudios Humanísticos UANL, Roxana Rodríguez, autora del modelo epistemológico para estudiar la frontera, consistente en diez categorías: la frontera socio-histórica, la frontera subjetiva, la de la securitización, la local, la horizontal, la vertical, la frontera hospitalaria, con zonas de convivencia fronteriza,  con zonas de convivencia en el limbo administrativo y la frontera interregional, dijo específicamente que “ha habido una evolución en todas estas categorías”.

Ciudad de México, 14 de mayo (MaremotoM).- Roxana Rodríguez se formó en España, en la Universidad Autónoma de Barcelona, pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, trabaja en la UNAM y es autora de siete libros, entre los que se encuentran Alegoría de la frontera: México-Estados Unidos y Epistemología de la frontera.

En la Cátedra Raúl Rangel Frías, con la moderación de César Morado, titular del Centro de Estudios Humanísticos UANL, Roxana Rodríguez, autora del modelo epistemológico para estudiar la frontera, consistente en diez categorías: la frontera socio-histórica, la frontera subjetiva, la de la securitización, la local, la horizontal, la vertical, la frontera hospitalaria, con zonas de convivencia fronteriza,  con zonas de convivencia en el limbo administrativo y la frontera interregional, dijo específicamente que “ha habido una evolución en todas estas categorías”.

“Yo estudié fronteras porque ese momento de fronteras cerradas me marcó mucho. Es de ahí de donde recupero de problematizar una experiencia económica y luego de Carlos Salinas, que es donde se potencia todo este sistema neoliberal, donde veo que tenemos que hacer un trabajo más en fino de cómo fueron esas transformaciones. A unos 30 0 40 años de ese tránsito de la economía mexicana hay que hacer contabilidad política, la balanza está afectada, con respecto a las promesas de ese enriquecimiento que íbamos a tener”, dice.

Te puede interesar:  El crimen como un cálculo del destino en La ira de Dios
Reyes sigue en casa
Reyes sigue en casa, el slogan del Festival Alfonsino. Foto: Cortesía

“Ese bienestar que nos vendieron, no hemos llegado todavía y la pandemia es el detonante de esas promesas”, agrega.

“Las fronteras han cambiado muchísimo desde que las empecé a estudiar hasta ahora. En unos movimientos de expansión y de implosión, que es el que vivimos en este momento”, expresa.

Lo interesante que es para mucha gente el modelo de México-Estados Unidos. “Es una de las fronteras tiene más tránsito de personas al día y un intercambio comercial, tanto en lo micro como en lo macro. Hay fronteras que son mucho más sofisticadas como la de Israel-Palestina, que comparten muchas cosas como la de separar familias, el cambio de lengua, el de religión, el de cultura, con la frontera México-Estados Unidos”, aprecia Roxana Rodríguez.

“La frontera de México-Guatemala no me interesa tanto, porque hay una línea de continuidad, hasta que comenzaron las caravanas-migrantes”, agrega.

Festival Alfonsino
“La frontera de México-Guatemala no me interesa tanto, porque hay una línea de continuidad, hasta que comenzaron las caravanas-migrantes”, agrega. Foto: Cortesía

“Lo que es cierto es que en las fronteras, los movimientos sociales y humanos que empiezan a recorrer todos los continentes, comienzan a despertar el interés de la ONU, de la OIM, de la ACNUR, que globalizan las políticas migratorias”, expresa.

“Las fronteras son la posibilidad dialógica del ser, no son una limitación, no es algo que nos impide pasar al otro lado. Un muro para mí, no significa nada, sino la posibilidad dialógica del ser. En ese sentido, no es posible tener una sociedad sin fronteras, pero debemos deconstruir las fronteras porque están basadas en instituciones como la soberanía o el territorio”, dice.

Comments are closed.