Lautaro Martínez

FUTBOL SIN PELOTA | 500 años igual

Buenos Aires, 23 de diciembre (MaremotoM).- En 1492, Cristóbal Colón llegó a República Dominicana, pensando que llegaba a la India y terminó descubriendo un territorio que Europa no conocía, al que conquistaron por las armas para llevarse las riquezas, sobre todo el oro, engañando a los pueblos originarios con espejitos de colores. ¿Qué tiene que ver eso con el fútbol? Que quinientos años después siguen llevándose nuestra riqueza a cambio de monedas y esa riqueza moderna son los jugadores de fútbol.

México tiene más de 50 jugadores en Europa, pero Argentina y Uruguay tienen más de 200 y Brasil más de 300. Todos de primera línea. Si uno repasa las formaciones de las selecciones que juegan en este lado del Mundo, verá que el 80% de sus jugadores están en Europa, mientras los campeonatos locales palidecen y solo pueden sobrevivir cuando tienen competencias internacionales.

El fallecido presidente por tres décadas de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona decía: “Yo entiendo a los dirigentes, porque tienen que equilibrar la economía de los clubes, pero en lugar de vender sus figuras, tienen que mantenerlas y vender derechos de televisión al Mundo. Si acá, nacen los mejores futbolistas”.

Que distintos serían los torneos de cada país, si por ejemplo en la liga mexicana jugarán “Chicharito” Hernández, “Chuqui” Lozano, Héctor Herrera, Erick Gutiérrez, Marcelo Flores y Jesús Corona por ejemplo. Si en Argentina lo hicieran Lionel Messi, Sergio Agüero, Lautaro Martínez, Rodrigo De Paul, Leandro Paredes o Nicolás Otamendi, si en Uruguay jugaran Luis Suárez, Edinson Cavanni, Lucas Torreira, Martín Cáceres o Diego Godín y en Colombia, Luis Muriel, Carlos Baca, Wilmar Barrios, James Rodríguez ó Radamel Falcao García y así podemos repasar a todos los países del continente.

Flamengo haciendo un gran esfuerzo repatrió en la pasada temporada a los laterales Rafinha y Philipe Luis y al goleador Gabriel Barboza, conocido por Gabigol y con ellos ganó la Copa Libertadores, aunque no le alcanzó para ganar el Mundial de clubes, porque el Liverpool lo amargó con un gol de Roberto Firmino, casualmente un brasileño.

Te puede interesar:  Las mujeres en Afganistán durante el régimen talibán

Desde que se creó por FIFA el Mundial de clubes (Robándole a la UEFA y la Conmebol la Copa Intercontinental) se jugaron 14 ediciones y 12 las ganaron los europeos, solo Internacional de Porto Alegre en la primera edición de 2006 y Corinthians en 2012 lograron vencer a los europeos y traer el trofeo para América. En 4 de esas 14 ediciones los equipos de este continente ni siquiera llegaron a la final, perdiendo ante equipos asiáticos y africanos.

Para dar un ejemplo de cómo son esquilmados los equipos americanos les contamos que Mauro Icardi pasó de Newell’s a Sampdoria por menos de un millón de dólares, este equipo lo vendió al Inter en 12 millones y medio y ahora la opción que tiene el PSG para comprarlo es de 22 millones. Es decir que el equipo rosarino cobró más por derechos de formación del jugador, que por lo que pagaron por el pase.

Lo mismo pasa con Lautaro Martínez, Racing recibió de Inter 11 millones de Euros por su pase (se habla de un bruto de 20 millones, por lo que quedó mucho dinero en el camino), el club italiano le había puesto una cláusula de 50 millones de euros y ahora se la subió a 70 millones, casi siete veces más de lo que recibió el club argentino. Así se manejan las cosas y de esta manera siempre se favorecen los mismos y se perjudican los mismos. Nos siguen cambiando espejitos de colores por Oro.

Comments are closed.