Anthony Griezmann

FUTBOL SIN PELOTA | Anthony Griezmann: el alfeñique que nadie quería

Ciudad de México, 13 de julio (MaremotoM).- Barcelona se lo llevó por 120 millones de euros, pero Atlético de Madrid no se da por vencido y dice que los catalanes hicieron fraude y que la cláusula de salida era de 200 millones. Es el jugador deseado por todos y está en el podio con Michel Platini y Zinedine Zidane como los mejores jugadores franceses de toda la historia, quizás peleando con el mítico Raymond Kopa, pero Antoine Griezmann (de él estamos hablando) no siempre fue querido por todos, es más fue rechazado por la mayoría de los clubes franceses, sobre todo el Olimpyque de Lyon del cual era hincha porque era “muy débil físicamente”.

Este flaquito nacido en Macon, hijo de un alemán y una portuguesa, no jugó nunca en un club de Francia, salvo en su niñez donde se formó en el Unión du Football Mâconnais y se tuvo que ir a España a los 13 años al Real Sociedad de San Sebastián, que en ese momento estaba en segunda división, visto por un ojeador del club vasco, llamado Eric Olhats que se ve que tenía buen ojo. En los cinco años de formación en el equipo donostiarra no se destacó especialmente y estuvieron a punto de mandarlo de vuelta a Francia, hasta que en 2009 se ganó un lugar en la pretemporada del equipo, no por mérito, sino por suerte, porque una serie de lesiones de compañeros le fueron abriendo camino. Es más, llegó a jugar en primera sin haber jugado un solo partido en la filial del Real Sociedad y allí se rebeló como un jugador extraordinario.

Le ganó el puesto de extremo izquierdo al internacional colombiano, Jonathan Estrada y no salió nunca más del equipo, que en esa temporada ascendió a primera. Los vascos le hicieron su primer contrato profesional en abril de 2010 y fue una de las figuras del ascenso.

Te puede interesar:  Messi star me up

Después jugaría cuatro temporadas en primera con Real Sociedad, hasta que en 2014 el técnico argentino, Diego Simeone, lo pidió para reforzar el ataque de Atlético de Madrid. El pase se hizo en 30 millones de euros y allí empezaría a brillar de una manera imparable. Ese año, marcaría 21 goles en 37 partidos y ganaría la Supercopa de España, también jugaría su primer Campeonato Mundial con Francia, donde no se destacó demasiado, jugando 5 partidos sin marcar goles. Los franceses ya lo habían llevado al Mundial Sub 20 de 2011 donde fue cuarto y a la Eurocopa Sub 19 de 2010 donde fue campeón.

Anthony Griezmann
Cuando fue campeón del mundo Foto: Facebook de Anthony Griezmann

La historia después es muy conocida, cinco temporadas en Atlético de Madrid donde marcó 92 goles en 180 partidos. Campeón del Mundo con Francia en Rusia 2018, donde fue elegido el balón de plata y con Atlético Madrid ganó la Europa League y la Súpercopa de Europa ganándole la final al Real Madrid.

Ahora empieza otra historia, tratando de hacer un tridente ofensivo soñado en Barcelona con Lionel Messi y Luis Suárez, en un año que empezó con la distinción dada por el Gobierno francés de Caballero de la legión de honor, una distinción que creó Napoleón en el comienzo del siglo diecinueve, algo que los franceses le debían a ese niño que nadie quería, fanático del mate gracias a sus excompañeros uruguayos Martín Lasarte y Carlos Bueno y que en el equipo catalán no le faltarán compañeros para matear, justamente el argentino Messi y el uruguayo Suárez. Así que promete goles y mateadas.

https://www.youtube.com/watch?v=UyR6hchBsms

Comments are closed.