Futbol más discriminación

FUTBOL SIN PELOTA | El futbol siempre fue discriminador

Buenos Aires, 2 de noviembre (MaremotoM).- El futbol siempre fue racista, discriminatorio, sexista y homofóbico y aunque se fue adaptando a los tiempos, le cuesta aceptar una amplitud que no tiene, por eso el fútbol femenino a pesarde sus progresos no pega en el gran público y ni hablar de futbolistas que se manifiesten como
gays, porque serán segregados por sus propios compañeros.

El futbol fue siempre una manifestación de “masculinidad” bien y mal entendida, dicen que en China se jugaba un deporte parecido con una vejiga de chancho que se rellenaba con cabellosdel pubis de una mujer, mientras que las leyendas también comentan que las tropas romanas jugaban una especie de fútbol pateando las calaveras de sus rivales degollados. Con semejantes antecedentes es lógico que al ambiente de fútbol le cueste tanto aceptar a las minorías y a los diferentes.

Hace unos días un periodista dijo en Argentina con toda naturalidad: “Habrá que
acostumbrarse que la selección italiana tenga jugadores de raza negra”, mientras comentaba el Mundial Sub 17 donde en la selección itálica había cuatro jugadores afrodescendientes, que tiene que ver con la inmigración africana en Europa. El político de ultraderecha Jean Marie Le Pen durante el Mundial 2006, dijo que Francia (su país) no pasaba de la primera ronda porque tenía “demasiados negros” en el equipo. Francia llegó a jugar la final de ese Mundial y perdió ante Italia en el recordado partido donde Zinedine Zidane (un argelino descendiente) le pegó un cabezazo a Marco Materazzi, aduciendo que este “insultó a su familia”.

La UEFA viene de sancionar con un partido sin público en suspenso y una multa de 85.000
euros a la federación de Bulgaria, por su partido ante Inglaterra, que debió pararse en dos
oportunidades por los insultos del público a los jugadores negros de la selección inglesa, pero la discriminación es casi Mundial, sin recordar que durante dos décadas el mejor futbolista del Mundo fue el brasileño Pelé, un jugador de raza negra.

Te puede interesar:  Los comentarios sobre la apariencia

En Argentina hubo un director técnico condenado por violación a un menor que era vivado en todos los estadios y que actualmente sigue dando clases por radio, mientras que un jugador de Boca Juniors cuando le manifestó a sus compañeros su condición de homosexual fue segregado de tal manera que tuvo que dejar el club y ningún otro lo contrató. No vamos a dar el nombre del primero, para no darle más fama y del segundo para que no sufra ningún escarnio.

Los cantos de muchas tribunas insultan al rival diciendo que son homosexuales. Todos
escuchamos “A esos putos les tenemos que ganar” y otras canciones que hablan de lo mismo.

También son discriminados los que profesan la fe judía. Durante mucho tiempo algunos rivales del club Atlanta (donde está la mayor cantidad de personas de la comunidad judía en la Argentina) les tiraban jabones, recordando el holocausto de la segunda guerra Mundial, que mató a once millones de personas.

A los negros los comparan con monos, a los judíos le mentan a Hittler, a los homosexuales los denigran y a las mujeres las mandan a lavar los platos. El futbol saca a relucir lo peor del ser humano y sin embargo subsiste y está cada vez más vivo, porque paradójicamente también saca a relucir los mejores valores del ser humano como la solidaridad, el compañerismo y la pasión, sin la cual es muy difícil vivir.

Comments are closed.