VAR

FUTBOL SIN PELOTA | El VAR entorpece en lugar de solucionar

Un jugador tiene un segundo para definir una jugada, un árbitro no puede tener detrás un comité de árbitros que se tomen cinco minutos para definirlo. No es justo y están matando a la gallina de los huevos de oro.

Ciudad de México, 15 de enero (MaremotoM).- El VAR nació como la inclusión de la tecnología en el fútbol y lo hizo para enmendar graves errores arbitrales, pero el tiro le está saliendo por la culata, porque su inclusión desvirtúa el espíritu del fútbol y son más los problemas que crea, que los que soluciona.

El martes pasado River fue eliminado en semifinales de la Copa Libertadores de América por el Palmeiras, pero en realidad lo eliminó el Var, que le anuló un gol por una posición adelantada de tres jugadas atrás y no le convalidó un penal a Matías Suárez, luego de 5 minutos de convalidado y de 150 repeticiones en cámara lenta, que no demostraban si el defensor brasileño lo tocó o no al delantero de River.

River
River versus Palmeiras. Foto: Cortesía Facebook

Sin embargo no intervino en un agarrón evidente del arquero de Palmeiras a Paulo Díaz, que hubiera sido penal. Pero lo principal fue que le cortó el ritmo al partido, un partido donde River tenía que remontar un 3 a 0 y cada jugada en el área era vista con una lupa y discutida como si fuera un panel de opinadores televisivos de esos que se ven en todo el mundo, defendiendo lo indefendible y discutiendo por el afán de discutir, sin ningún argumento.

En realidad, le estoy dando una idea a la Conmebol, ya que hacen esto por el afán de rating, defecándose en la continuidad del juego, en el espectáculo deportivo y en todo lo demás, por qué no ponen un grupo de panelistas que se peleen en el aire ante cada jugada y hasta que se inviten a pelear.

En un año muy difícil por la Pandemia de Covid 19, el fútbol está perdiendo todo lo que lo distinguía. No tiene al público que con sus canciones y sus banderas le daba un gran colorido al espectáculo y los hacía sentirse protagonistas (fue reemplazado por unas grabaciones que agravan la situación porque se parecen a las risas grabadas de los malos programas cómicos de TV) y con los cinco cambios convierte a partidos importantes, en amistosos donde importa que jueguen todos y no como sale el partido. A esos dos inconvenientes, que ojalá sean transitorios hay que sumarle el VAR y árbitros recelosos ante una pantalla de televisión queriendo sus cinco minutos de fama.

Te puede interesar:  Cuatro aspectos que definen a los nuevos líderes de la revolución turística en Latinoamérica

Ya salieron voces en contra de la forma en que se aplica el VAR, entre ellas la del ex árbitro internacional argentino Juan Carlos Crespi que fue una de las más claras: “El espíritu de las reglas de juego, la creatividad del jugador en la superación sobre el adversario, la inteligencia puesta al servicio del juego, la disputa legal entre los protagonistas y tantas cosas que podría enumerar se ven opacadas por la participación permanente del VAR ante situaciones similares que presenta el juego.

Se observa que el principio del protocolo VAR no responde a lo establecido por la Internacional Board donde podrá asistir al árbitro en casos de un error “claro, obvio y manifiesto” y no como sucede habitualmente donde tengo la sensación que buscan una mariposa en el Mato Grosso.

Señores de Conmebol respetuosamente les pido que dejen de improvisar y capaciten convenientemente a los responsable árbitros VAR como se hizo en el Mundial de Rusia 2018. Que no sea tarde.

El VAR fue creado para solucionar problemas y no crear otros nuevos. Si bien no podemos desconocer la tecnología, esta tiene que servir para ayudar en la claridad y limpieza del fútbol y no para que cada jugada en el área tarde cinco minutos en ser dictaminada, muchas veces caprichosamente.

Puma
Para jugar bien al futbol. Foto: Cortesía

Una de las cosas más lindas del fútbol es su dinámica y nadie va a la cancha a ver arbitrajes, sino a jugadores de fútbol a los que se les cercena su posibilidad de jugar. Por eso, en estas condiciones desconecten todas las cámaras y que el fútbol se juegue como siempre, donde los árbitros decidían por lo que veían y no por lo que veía el director de cámaras, después de 300 repeticiones.

Un jugador tiene un segundo para definir una jugada, un árbitro no puede tener detrás un comité de árbitros que se tomen cinco minutos para definirlo. No es justo y están matando a la gallina de los huevos de oro.

Comments are closed.