Abstinencia de futbol

FUTBOL SIN PELOTA | La abstinencia del balompié

Me habían propuesto que diga cuales son los 10 jugadores que más extraño y salvo a los más grandes, que más posibilidades de hacer la jugada impensada tienen, en realidad lo que extraño es ver fútbol en directo y hasta desde el estadio, donde se ve diferente que en televisión, sin tanto detalle, pero con más emoción.

Ciudad de México, 13 de abril (MaremotoM).- Estábamos acostumbrados a una “sobredosis” de fútbol diaria, que los fines de semana hacía que nos plantáramos ante el televisor para ver tres y hasta cuatro partidos en directo, más los noticieros deportivos que nos mostraban los goles que nos perdimos y los que ya vimos, pero queríamos volver a ver. De eso pasamos a cero, salvo que vivas en Bielorrusia, Nicaragua o Hong Kong, las tres únicas ligas que se siguen jugando.

Por eso hay muchos que ahora reemplazan esta abstinencia viendo viejos partidos repetidos y tratando de sufrir de amnesia, para no recordar cómo salieron porque eso les quita la emoción que tiene el fútbol, donde en un minuto todo puede cambiar y donde no siempre gana el poderoso, sino que el más débil le da una lección inolvidable.

En mi caso, mi buena memoria y mi sobredosis histórica de fútbol, hace que no mire nada y que pase por alto los canales deportivos, viendo otra clase de espectáculos, lo que hace que mi abstinencia de fútbol sea más grande que la de otros y muchas veces me pregunté qué es lo que más extraño del fútbol y es la emoción. Esa incertidumbre del resultado final y ese quedarse con la boca abierta ante la categoría de algunos jugadores, capaces de hacer la jugada más imprevisible.

Como decía un gran periodista argentino que se llamó Dante Panzeri el fútbol es “la dinámica de lo impensado”, por eso no soy muy proclive a esos directores técnicos que planifican hasta el último detalle y aunque algunas veces “sus jugadas preparadas” terminen en gol, todo depende de la inspiración de los intérpretes y si el volante zurdo, en lugar de enganchar para afuera, engancha para adentro o se le ocurre gambetear en lugar de tocar el balón con sus compañeros, termina desarmando cualquier esquema, por más bueno que sea.

Te puede interesar:  El Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada concluye su visita a México alertando que "la impunidad es casi absoluta"
Ronaldo Nazario
Los dos gordos adorados del futbol mundial. Foto: Facebook

Me habían propuesto que diga cuales son los 10 jugadores que más extraño y salvo a los más grandes, que más posibilidades de hacer la jugada impensada tienen, en realidad lo que extraño es ver fútbol en directo y hasta desde el estadio, donde se ve diferente que en televisión, sin tanto detalle, pero con más emoción.

En cuanto a los jugadores, por supuesto que como buen argentino extraño a Lionel Messi, pero si no fuera argentino también lo extrañaría como extraño a Zinedine Zidane, a Cuauhtemoc Blanco, al pibe Valderrama, a Zico o a Iniesta, además de los argentinos Diego Maradona (el mejor de todos los tiempos), Juan Román Riquelme o Ricardo Bochini. Es decir, esos jugadores que con una jugada te definen un partido y hasta un campeonato Mundial.

El periodismo me dio la posibilidad de presenciar cuatro campeonatos Mundiales, por eso pude ver en directo en España 82, el día que Paolo Rossi (un goleador fantástico) eliminó a un Brasil maravilloso, a Maradona poniéndose al hombro a toda la selección Argentina en México 86, donde vi el gol más maravilloso de los Mundiales, que le hizo Diego a los ingleses o a Zidane, que había tenido un Mundial muy flojo, ganarle con su categoría y sus dos goles, la final a Brasil. Por eso de calidad me doy por satisfecho, aunque me gustaría seguir viendo esas hazañas históricas.

Lo que extraño ahora, es prepararme para ir a la cancha o a sentarme delante del televisor o la computadora a ver un partido en directo. Aunque sea un partido malo, jugado con mezquindad y que termine cero a cero. Pero sé que lo que se juega ahora es la vida y por eso sigo en mi casa, esperando que este virus termine y todos podamos volver a celebrar la alegría de la vida, donde está incluido el fútbol.

Comments are closed.