La lección mexicana

FUTBOL SIN PELOTA | La lección mexicana

Buenos Aires, 11 de mayo (MaremotoM).- Alguna vez le pregunté a Antonio Mohamed cual era la diferencia entre el fútbol argentino y el fútbol mexicano y me contestó: “En México el 70% de los técnicos juega a ganar y el 30% a no perder, en el fútbol argentino es al revés, el 70% juega a no perder y el 30% a ganar” y es cierto, el fútbol argentino está más relacionado con el Calcio italiano que con la Premier League inglesa y predomina el miedo al papelón, por sobre el deseo de éxito.

Esto tiene que ver con que el argentino es muy de subestimar a todo el fútbol del resto de américa y sublimar un campeonato local mal organizado y donde actualmente juegan una mezcla de jugadores muy jóvenes, con veteranos célebres y futbolistas de mediana edad mediocres, ya que su economía hace que los buenos jugadores sean vendidos a Europa o al fútbol mexicano, que es el primer mercado de los jugadores argentinos que no llegan al Viejo Mundo. Últimamente, salvo excepciones ni se acercan los veteranos célebres ya que se les abrió el mercado del fútbol chino y japonés.

En ese contexto, tres de los cuatro técnicos más exitosos en la Argentina se formaron en el fútbol mexicano y aprendieron de sus tácticas. Estoy hablando de Eduardo “Chacho” Coudet, Diego Cocca y Jorge Almirón. El cuarto, quizás el más importante del momento, es Marcelo Gallardo, un entrenador de la escuela de River que tiene mucho del fútbol argentino histórico y juega con “enganche”, como le gusta al público argentino, haciendo honor a la posición que tenía como jugador.

Coudet acaba de salir campeón con Racing, entidad en la que también salió campeón Cocca en el 2014 y Jorge Almirón logró el título con Lanús, después de una gran campaña en Independiente y ahora está penando con San Lorenzo. Ellos instalaron en el fútbol argentino la línea de cinco defensores, algo que en Argentina era un pecado mortal y se consideraba como una decisión de técnicos defensivos, tanto que lo que las aplicaban y la siguen aplicando engañan al público y al periodismo diciendo que “es una línea de tres” poniendo en los papeles a los laterales como mediocampistas y no como defensores. Tanto Cocca como Almirón pasaron primero por Godoy Cruz de Mendoza, un equipo que creció a partir de su relación con capitales mexicanos, lo mismo que Defensa y Justicia (que fue ascendido a primera por Cocca) y que viene de ser subcampeón con Sebastián Beccacece, el exayudante de Jorge Sampaoli. Los dos se reconocen en cierta manera como alumnos de Ricardo La Volpe, que en México ganó campeonatos y prestigio, pero en Argentina fracasó con Boca y Vélez en su única incursión como técnico en el fútbol argentino.

Te puede interesar:  Tendencias en el mundo de las apuestas online

Ellos les dieron otro aire a un fútbol aburrido y les enseñaron a los equipos chicos a arriesgar para lograr los tres puntos y dejar de penar defendiéndose en busca de un empate. Por eso cuando algún opinador argentino dice que el fútbol mexicano es de segundo nivel y no tiene comparación con el argentino, lo hace desde su desconocimiento y una estúpida autoestima que hizo mucho mal, porque terminan dándose con la realidad en la cara.                                                

Comments are closed.