Los Pumas y el racismo

FUTBOL SIN PELOTA | Maradona, Los Pumas y la discriminación

Fueron los mimados de una prensa que trataba de fracasados a los futbolistas porque no ganaban la Copa del Mundo, pero festejaban un quinto puesto en un Mundial de Rugby como si fuera un triunfo rotundo.

Ciudad de México, 2 de diciembre (MaremotoM).- El flojo homenaje de Los Pumas a Diego Maradona destapó el racismo y la discriminación subyacente en una parte importante de los jugadores, dirigentes y seguidores del rugby en la Argentina.

El rugby y principalmente a Los Pumas siempre el establishment lo puso de ejemplo de la conducta que deben tener los argentinos. Siempre se premió “sus derrotas dignas” y su énfasis al cantar la última estrofa del himno nacional que dice “Oh juremos con gloria morir”.

Fueron los mimados de una prensa que trataba de fracasados a los futbolistas porque no ganaban la Copa del Mundo, pero festejaban un quinto puesto en un Mundial de Rugby como si fuera un triunfo rotundo.

Todo esto tiene que ver, porque el rugby en la Argentina es el deporte representativo de la clase alta, que siempre se negó a que fuera un deporte profesional, porque eso iba “a mezclar el ambiente”. En realidad temían que si podían acceder a jugarlo las clases populares, el hijo de la sirvienta fuera mejor que el hijo de la patrona y eso lo consideraban imperdonable.

Los Pumas y el Racismo
Los Pumas y el Racismo. Foto: Cortesía / BBC

Con el tiempo todo esto fue cambiando, aunque muy lentamente, porque se organizaron equipos en barrios populares y hasta hubo un equipo de La Plata que tuvo a casi todos sus integrantes desaparecidos en la sangrienta dictadura cívico militar. Se ensañaron con ellos porque se sentían traicionados por gente de su misma clase social.

Recordemos que Los Pumas formaron una selección que tuvo que cambiar su nombre para burlar el apartheid en Sudáfrica y jugar como “Sudamerica XV”, allí les preguntaron sobre el animalito que tenían grabado en la casaca, que en realidad era un “Yaguareté”, una especie de puma argentino, pero como creyeron que no les iban a entender les dijeron que era un “Puma”. Fue en plena dictadura y con el auspicio del dictador Leopoldo Fortunato Galtieri, el mismo que generó la guerra de Malvinas.

El rugby nació en las universidades inglesas como un desprendimiento del fútbol, por aquellos que querían seguir jugando la pelota con sus manos y en la Argentina es el quinto deporte detrás del Fútbol, Automovilismo, Tenis y Boxeo.

Volviendo al tema, mientras los All Blacks neozelandeses hicieron un “haka” en homenaje a Diego y dejaron una camiseta con el número 10 a un costado de la cancha, los Pumas solo llevaron un brazalete negro, hecho con cinta aisladora y ni siquiera recogieron la ofrenda de la camiseta para homenajear a un ídolo que siempre los apoyó y hasta se presentó en el vestuario en una competencia internacional.

Te puede interesar:  La siniestra historia del “Mengele de Franco”

Las explicaciones y las disculpas fueron muy flojas y crearon la reacción de mucha gente, que no solo repudió lo ocurrido, sino que rescató viejos twitters del capitán Pablo Matera y de sus compañeros Guido Petti  y Santiago Socino, que mostraron su verdadero pensamiento sobre aquellos que consideran “seres inferiores”.

Los tuits tenían una antigüedad de 8 años, pero no los disculpa de aberraciones como “El odio a los bolivianos, paraguayos, etc nace de esa mucama a la que una vez se le cayó un pelo en tu comida” o “La gorda me sigue mirando fijo, jajajá, pobre gorda no le voy a dar mi asiento. Eso no es embarazo, no cuenta”. Y otros más graves como “Linda mañana para salir en el coche a pisar negros”, todos pertenecientes al capitán Matera.

Guido Petti no se queda atrás: “Tener que revisar el bolso de mi empleada y que sacando sus cosas me diga, esta es mi blusita, esta es mi bombachita, me hizo el día” ó “Mi empleada es un primate, fuera de joda”. También escribió, para que no queden dudas: “¿Qué es una mucama embarazada de trillizos? Un kit de limpieza”.

Santiago Socino mostró su ideología neonazi en esta publicación: “Plaza oeste está repleta de negros de mierda. Porque no ponemos cumbia fuerte y tiramos una bomba? Solucionamos unos cuantos problemas. #Nazi”.

La historia de la discriminación en la Argentina no es nueva. Sin una gran población de raza negra, los argentinos crearon sus propios negros, en aquellos que venían del interior y tenían la piel un poco más morena, los llamaron “cabecitas negras” o “aluvión zoológico”.

Es que en su educación hecha con libros escritos por esas clases altas (la historia que predomina es la de Bartolomé Mitre, que escribió una serie de falacias para favorecer a los unitarios, perdidosos ante los federales y donde se sublima “la campaña del desierto” hecha por el General Julio Roca, que en realidad fue una terrible matanza de indios, es decir un genocidio, para quedarse con las tierras y repartirlas entre las familias más ricas del país) se dice que los argentinos son “los más europeos de Sudamérica” y que la conquista de Cristóbal Colón fue un “descubrimiento” y nos integró a la civilización.

Así es muy difícil que las cosas cambien.

Comments are closed.