Pericles Cavalcanti

Gal Costa, una persona fundamental en mi vida y en mi carrera

Ha muerto Gal Costa, el planeta enmudece

Entonces nos hicimos amigos y nos vimos muy a menudo durante la época del tropicalismo, cuando yo todavía era estudiante de filosofía, en casa de Caetano y Dedé y en encuentros musicales. También nos vimos en Londres y luego en Río de Janeiro. El músico brasileño Pericles Cavalcanti recuerda a su gran amiga, la cantante Gal Costa.

Ciudad de México, 11 de noviembre (MaremotoM).- ¡Conocí a Gal tan pronto como vino a São Paulo! Yo tenía 17 años y tuve el privilegio de tener un primo de Bahiano, Tenório y sus amigos. La llevaron a nuestra casa (con mi hermana Zélia y mis padres), en Cidade Vargas, parte sur de São Paulo. Y cara a cara me enamoré de esa voz que la timidez de la chica no podía ocultar. Todo lo contrario, ese sonido claro irresistible se encargaría de los lugares donde se emitiera.

Pericles Cavalcanti
Gal Costa y Pericles Cavalcanti. Foto: Cortesía

Entonces nos hicimos amigos y nos vimos muy a menudo durante la época del tropicalismo, cuando yo todavía era estudiante de filosofía, en casa de Caetano y Dedé y en encuentros musicales. También nos vimos en Londres y luego en Río de Janeiro.

Nada de eso, sin embargo, predijo lo que pasaría a finales de 1973, en Bahía, cuando en un show en el Teatro Vila Velha, cantó dos canciones que acababa de componer, “Days, days” (que grabé en un “single”, en 1975) y “Who was born? “, cuya actuación grabada en vivo en este show fue lanzada en el LP “Summer Season”, en 1974, convirtiéndome, por lo tanto, un compositor profesional.

Pericles Cavalcanti
Leo Cavalcanti, Gal Costa y Pericles Cavalcanti. Foto: Cortesía

A todo el mundo le encantó la música y ciertamente le debo a mi querida Gal por este lujoso lanzamiento. Recuerdo que mi madre, alegre, me comentaba, que esta grabación estaba en la pista de una telenovela. ¡Sí, empecé a ganar algo de dinero de derechos de autor!

Entonces, de vuelta en Río, Gal me encargó una canción para el álbum “Cantar”, que iba a grabar, con producción musical de Caetano y participación de João Donato. Así nació “El cielo y el sonido”, la cual hice de un sueño que tuve, aquellos días, volando de la mano con ella. Bueno, la canción estaba lista, ¿no? Estaba cantando para ella.

Pronto, en 1976, después de unos meses en Brasilia, volví a Río, con una composición que hice, inspirada en Bob Marley y que también fue uno de los primeros “reggae” hechos en Brasil, llamado “Clariô” y cuando se la mostré a Gal, siempre estuvo interesada en cosas nueva y que ella quería, inmediatamente, grabar y lanzar un “single” que tenía en el otro lado “Tigresa” de Caetano.

Para tener una idea de la novedad que fue, los grandes músicos que grabaron con ella aún no sabían la “take” del reggae e hicieron un arreglo muy bonito, pero lejos de las principales características de este ritmo jamaicano. Más tarde, incluyó a “Clariô” en el álbum Faces and Mouths, de 1977, con una versión ligeramente diferente (pero aún me gusta más la versión “single”! ).

Te puede interesar:  LIBROS DE LUNES | Despojos, de Lola Ancira

Y con este nuevo álbum llegó la grabación de “Black love”, versión de la canción de Bob Dylan (“It’s all over now, babe blue”) que Caetano me llamó para hacer con él y que, inicialmente estaba pensando en dársela a María Bethânia para que la cantara. Pero fue Gal quien se enamoró de ella e hizo la actuación que la hizo famosa. ¡Recientemente grabó un hermoso dueto con Jorge Drexler!

Y hay una curiosidad. En el show “Faces and Bocas”, había otra canción mía, “Canto maneiro” (que más tarde grabé en el álbum “Canciones”), con la que Gal abrió el show bellamente, cantando “a palo seco”.

Bueno, han pasado décadas sin que ella grabara más canciones mías, tal vez porque nos habíamos visto muy poco (ella estaba en Bahia y yo en San Pablo). Ya viviendo en São Paulo, en 2015, Gal me hizo otro pedido: una versión de “Back to Black”, éxito de Amy Winehouse, cosa que hice pero, por razones que nunca entendí bien, no la grabó. Pero he estado cantando “I no Breu” (¡hay unos cuantos vídeos en Youtube! ) y, recientemente, Ana Carolina, hizo una hermosa interpretación de esta versión, en uno de sus espectáculos.

Hasta el 2018, cuando estaba preparando el repertorio de mi EP Daora Classics, se me ocurrió la idea de invitarla a participar en un tema, ya que nunca antes cantaba en mis otros álbumes, siendo tan fundamental en mi vida y carrera como compositora (la misma idea a mi amigo maestro Gil en este pequeño álbum – Caetano ya había participado en “Canciones”, mi primer disco).

¡Así que ella vino y fue una noche hermosa y amorosa, cuando además de grabar cenó conmigo y con Lydia y hablamos y reímos mucho!

Y en cuanto a esta grabación, de la canción “Total Karaoke” que, aunque no escribí para ella, la letra habla, también, de la forma en que yo la veo, estoy muy feliz de que haya sido, quizás, entre sus más recientes, aquella en la que su voz era menos “hermosa”  intencionalmente en la mezcla y post producción. Y así, se convirtió en un “retrato” realista esa noche, a sus 73 años de edad.

“¡Yo nací, tú naciste! ”

¡Oh Gal, siempre te amaré!

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*