David Boldrini

Gala de solistas entre México e Italia, en El Cantoral

David Boldrini, uno de los virtuosos italianos más solicitados de la ópera y el Trío Naab, la joven promesa de la música de cámara, se presentan juntos.

Ciudad de México, 13 de mayo (MaremotoM).- La gala de solistas México, Italia y el Folclore Latino es una velada organizada por Eje 7 (operadora de El Cantoral) y Adolfo Alejo, violista y violinista mexicano, quien alterna sus presentaciones solistas alrededor del mundo (con orquestas como la Filarmónica de Berlín), con su labor como director orquestal.

Alejo, artista del sello Brilliant Classics, realizó la curaduría de esta gala, inspirándose en lo íntimo de las sesiones de música de cámara y la acústica premiada de El Cantoral, donde se realizará esta sesión.

La cita es el 29 de mayo próximo a las 19:00. La gala cuenta con un programa que revisita el período romántico, con piezas a piano solo interpretadas por el premiado músico italiano David Boldrini y el ensamble mexicano Trío Naab, el cual se posiciona como la joven promesa de la música de cámara.

David Boldrini es compositor, pianista y organista catalogado como uno de los virtuosos italianos más activos de la ópera y la música de cámara en la actualidad. Graduado con honores del Conservatorio de música Cherubini, de Florencia, ha ganado más de cincuenta concursos nacionales e internacionales y ha colaborado con artistas como Andrea Bocelli, Bruno Canino y Katia Riciarelli, así como con la Sinfónica de Bacau, Craiova Orchestra, Sinfónica de Nuevo León y Orquesta de Cámara de Baskent (Turquía).

Es director de la Italian Opera Theatre en Florencia, combinando su actividad como director y solista, bajo el sello Amadeus y Wide Classique.

Alejandro Colín (violín), Pablo Reyes (cello) y Diego Piñera (piano), quienes comparten clases en la Escuela Superior de Música bajo la tutela del reconocido compositor mexicano Jorge Torres Saenz, crearon recientemente Trío Naab, con el que han sido becados para asistir este verano al seminario de música de cámara impartido por el célebre Cuarteto St. Lawrence, en la Universidad de Stanford, California.

Los integrantes de Naab también poseen estudios en la Texas Christian University y el conservatorio Claudio Monteverdi, en Bolzano, Italia. Han participado en cursos de música en Alemania, Italia, México y los Estados Unidos, donde ganaron el concurso de Cuartetos de Cuerda de la Universidad de NY, en 2009.

El ensamble que se posiciona rápidamente, busca presentarse en lugares pocos convencionales, interpretar el repertorio para trío con piano de compositores mexicanos destacados, además de ser considerados para la comisión de nuevas obras.

En sus elecciones para la Gala, tanto David Boldrini como el Trío Naab han incluido obras de Ludwig van Beethoven (1770-1827), compositor puente entre el clásico y el romanticismo, un lector voraz, de memoria privilegiada, quien expresó que había ideas musicales que podía evocar fácilmente incluso aunque se le hubieran ocurrido años atrás.

Te puede interesar:  El único eclipse solar total del 2021 tendrá lugar este fin de semana

David Boldrini ha incluido en su programa la reconocida Sonata 8 en Do menor Op. 13 “Grande sonate pathétique” que Beethoven publica hacia 1798. Existe la eterna incógnita de si el propio compositor o su editor le dio ese nombre. Esta Sonata es del Beethoven más apegado al período clásico, aunque en su primer movimiento ya empieza a percibirse la energía más emocional del período por venir, energía que llevó al músico alemán a romper algunas cuerdas cuando se sentaba al piano.

El Trío Naab ha escogido el Piano Trío Op. 70 No. 1 “Fantasma”, del período más prolífico de Beethoven, quien escribió tanto ése como el Piano Trío No. 2 en el mismo año (1808) en el que acabó sus Sinfonías 5 y 6. Del Fantasma, se han encontrado varios bosquejos personales en el British Museum, con rayones y pasajes que en la versión final cambiaron. Ello da cuenta de que Beethoven trabajaba las obras y transcribía una versión final -lista para que el público la viera-, solo hasta que sentía que todo estaba resuelto; reveladora cuestión sobre el pensamiento idealista de la época. El nombre “Fantasma” se le atribuye -años después de la muerte de Beethoven- a Carl Czerny (uno de sus antiguos alumnos), quien llegó a comentar que con el segundo movimiento (Largo assai ed espressivo), se imaginaba una “apariencia del inframundo”, “… como del fantasma en Hamlet”.

Por otro lado, Boldrini agrega a su itinerario musical, una obra de un amigo e influencia de Beethoven, la Sonata op. 40 No. 2 de Muzio Clementi (1752-1832), así como tres grandes hits del polaco Fryderyk Franciszek Chopin, este último, un innovador -en su tiempo- de la técnica pianística, asiduo del pedal e insistente en la musicalidad añadida al virtuosismo.

Además, de Beethoven, el Trío Naab suma a su programa, tres selecciones de las Acht Stücke (Ocho piezas) Op. 83, de Max Bruch (1838-1920), compositor romántico quien concibió esta obra, más bien como un set de miniaturas de diferentes estilos, que como un ciclo integrado. Bruch, de hecho hacía hincapié en que, durante el mismo concierto, no se debían interpretar todas las piezas a la vez. Para finalizar, el Trío Naab también hará el estreno mundial de Trío, obra compuesta por Diego Piñera, pianista de este ensamble.

Comments are closed.