Gerd Müller

Gerd Müller, el bombardero que fue récord

Convirtió 14 goles en sus participaciones en los mundiales. Diez en México 1970 y cuatro en Alemania 1974. Le hizo goles a Marruecos, Bulgaria, Perú, Italia, Australia, Yugoslavia, Polonia y Holanda. Con la Selección de su país consiguió números que impresionan: 68 goles en 62 partidos, con un  promedio superior a un gol por encuentro.

Ciudad de México, 3 de enero (MaremotoM).- El 15 de agosto de 2021 falleció Gerd Müller, uno de los máximos  ídolos del Bayern Múnich y de la Selección Alemana, legendario futbolista, autor del segundo gol de su equipo en la final  contra Holanda del Mundial de 1974. Müller no era muy alto, medía 1,76 metro, tenía muslos anchos, piernas cortas y era medio rechoncho, pero se movía con la velocidad de un rayo en espacios reducidos. Sabía ubicarse en el área como nadie. Esa velocidad fue la que le sirvió para girar en el área de Holanda y cruzar a la pelota a la red, en el gol que significó la consagración de Alemania.

Müller, que manejaba muy bien la pierna derecha, pero se las rebuscaba con la izquierda, era además un magnífico cabeceador. Convirtió 14 goles en sus participaciones en los mundiales. Diez en México 1970 y cuatro en Alemania 1974. Le hizo goles a Marruecos, Bulgaria, Perú, Italia, Australia, Yugoslavia, Polonia y Holanda. Con la Selección de su país consiguió números que impresionan: 68 goles en 62 partidos, con un  promedio superior a un gol por encuentro.

Te puede interesar:  Noticias de un secuestro habla de una realidad colombiana, dice Rodrigo García

 

El récord de 85 goles en un año calendario se lo quebró Messi, que metió 91 en el 2012. Messi le mandó una camiseta firmada como símbolo de reconocimiento, aunque ya por entonces Müller estaba afectado por el mal de Alzheimer.

El 3 de noviembre del año pasado, el día de su cumpleaños 75, su esposa declaró al diario Bild, que Gerd estaba en paz, que comía poco y a veces miraba televisión, pero no entendía nada.

El bombardero de la Nación, como lo apodaban, había tenido un problemático comienzo de su carrera, porque sus condiciones futbolísticas chocaban con su excesivo peso, pero se afirmó en su club después de bajar más de diez kilos. En el final de su carrera sufrió mucho por las críticas, tuvo problemas con el alcohol, y se retiró jugando en Estados Unidos a los 36 años.

“Hoy es un día triste para el Bayern y sus seguidores», señaló en un comunicado el presidente del club, Herbert Hainer, al confirmar la muerte de Müller. Ojalá en el Mundial de Catar se le rinda el homenaje que se merece.

Fuente: Misión Catar 2022 / Original aquí.

Comments are closed.