Migrante

Glenfiddich presenta el Highball del restaurante Migrante

Descubrir la gastronomía mexicana a través de sus creadores y los lugares más emblemáticos que están marcando tendencia en la Ciudad de México, es la misión de Glenfiddich a la carta, una nueva propuesta para conocer los imperdibles de una ciudad que ofrece experiencias de talla internacional.

Ciudad de México, 4 de noviembre (MaremotoM).- Esta emocionante iniciativa de Glenfiddich, el Single Malt más premiado del mundo, en esta ocasión invitó al  chef Fernando Martínez Zavala y a la Whisky Specialist Yesica Flores, para hablar de los ingredientes que hacen tan especial los sabores de la cocina del restaurante Migrante (Chiapas 186 , Col. Roma) y del fascinante maridaje con whisky 12 años Our Original Twelve.

Fernando Martínez Zavala, Chef de Migrante, explica que “la cocina de Migrante se mueve de forma natural a donde sea, pues su objetivo es encontrar ingredientes, sabores y técnicas que contribuyan a la creación de platillos, que hagan sentir a los comensales en casa y que inspiren a compartir y a establecer conexiones”.

El chef plasmó dicha filosofía en un tazón de langostinos en emulsión de manzana verde, acompañado de una ensaladilla de hoja de eneldo y coronados con flores frescas de saúco, comentando sobre esta propuesta que en la gastronomía es intrínseca al desplazamiento cultural.

Te puede interesar:  Dante Ferrero, un chef argentino loco por el fuego
Migrante
Highball Migrante. Foto: Cortesía

Inspirada en este platillo, Yesica Flores diseñó el delicioso y sofisticado Highball Migrante:

Ingredientes

1 pizca de alga espirulina en polvo

30 cl de Jarabe de hoja santa

40 cl Glenfiddich Our Original Twelve

15 cl de jerez Tío Pepe

Hielo

Gotas de vinagre balsámico

Agua mineral

Melón

Tomates cherry deshidratados

Hoja Santa

Preparación

Macerar por 48 horas de anticipación bolitas de melón sumergidas en Glenfiddich 12 años. En un shaker colocar los primeros siete ingredientes y colocar en un vaso highball con hielo. Se corona con las bolitas de melón y se decora con la garnitura de tomate y hoja santa.

Migrante
El chef plasmó dicha filosofía en un tazón de langostinos en emulsión de manzana verde. Foto: Cortesía

Para Glenfiddich, el clásico 12 años, Our Original Twelve es un whisky idóneo para la experimentación gastronómica, ya que se madura en barricas de roble, jerez oloroso y bourbon americano durante al menos 12 años, dando por resultado un equilibrio delicioso ideal para maridar con ingredientes de todo el mundo.

Descubre junto con Glenfiddich la innovación gastronómica de los talentos mexicanos en Glenfiddich a la carta, una exploración que sorprende a los  amantes del whisky.

Comments are closed.