Gus Van Sant

Gus Van Sant en el Festival de Cine de Guanajuato

Ganador de La Palma de Oro en Cannes y dos veces candidato al Oscar, el director será invitado al Festival de Cine de Guanajuato, donde dará una conferencia magistral donde compartirá su experiencia en el cine con más 30 años de carrera fílmica.

Ciudad de México, 3 de julio (MaremotoM).- Las cosas que le debemos a Gus Van Sant (1952), el director que tuvo bajo su cargo a numerosos jóvenes que hoy son estrellas, como Keanu Reeves (1964), en My Own Private Idaho, que también protagonizara el fallecido River Phoenix (1970-1993).

“Hay ciertas películas a las que responden muy bien. Drugstore cowboy [1989] o Mala noche [1986], por ejemplo. Pero sobre todo Mi Idaho privado [1991]. Siempre es gente de 20 años, ese público no envejece. Probablemente les gusta por su carácter arty. El guion es muy inhabitual: un collage de ideas que va de Shakespeare y Beckett a Sam Shepard”, ha dicho a El País el cineasta que también es artista plástico.

Ganador de La Palma de Oro en Cannes y dos veces candidato al Oscar, el director será invitado al Festival de Cine de Guanajuato, donde dará una conferencia magistral donde compartirá su experiencia en el cine con más 30 años de carrera fílmica.

Elephant, Mente indomable, Milk, son otras de las películas más destacadas de su filmografía.

Desde sus primeros años como cineasta, Gus Van Sant ha sido pieza clave para redefinir el cine estadounidense, destacando como un contador de historias capaz de desenvolverse con completa soltura en el cine más íntimo, al mismo tiempo que en el cine de corte más comercial. Hablamos de un creador de emociones que siempre encuentra la manera de provocar a aquellos que se acercan a su cine, donde suele combinar el drama con ciertos toques de humor mordaz, además de presentar una cuidada estética influenciada por las artes plásticas.

Con su ópera prima, Mala Noche -filmada en 16 mm, en blanco y negro, y basada en la novela autobiográfica del poeta Walt Curtis-, Gus Van Sant comenzó a llamar la atención y su nombre se volvió más conocido con Drugstore Cowboy, aclamada por la crítica y pieza fundamental para la transformación del cine independiente estadounidense que se hacía a finales de los años 80, con un jovencísimo Matt Dillon. Con el estreno de My Own Private Idaho quedó claro que era un cineasta capaz de darle una nueva voz a su generación.

Te puede interesar:  Además de escritor, quiero ser guionista toda la vida: Martín Solares

Con su llamada “Trilogía de la muerte”, conformada por Gerry, Elephant -inspirada en “La Masacre de Columbine”- y Last Days -una alegoría sobre los últimos días de la vida de Kurt Cobain-, creó una experiencia cinematográfica en conjunto que toma a la muerte como algo inevitable.

Es considerado como uno de los autores más destacados del movimiento New Queer Cinema. En 2003, Gus Van Sant ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes con Elephant. Ha sido candidato al premio Oscar como Mejor Director dos veces, por Mente indomable (1998), protagonizada por Matt Damon, Ben Affleck y Robin Williams y por Milk (2009), protagonizada por Sean Penn.

Gus Van Sant
Dirigiendo a Matt Dillon. Foto: GVS

También ha ganado el Independent Spirit Award, ha sido candidato a otros premios como el Directors Guild of America y ha participado en los festivales de cine de Venecia, Toronto y Berlín. Su cinta reciente, Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot, tuvo su premiere mundial en la edición del año pasado del Festival de Cine de Sundance.

Además de ser un director de cine arriesgado, Gus Van Sant ha dirigido en televisión y videos musicales con iconos como David Bowie y Elton John, también con figuras del rock internacional como los Red Hot Chili Peppers y Stone Temple Pilots, entre otros. También ha actuado, es escritor, músico, pintor y fotógrafo.

El GIFF se realizará del 19 al 23 en la ciudad de San Miguel de Allende y del 25 al 28 en Guanajuato capital.

Comments are closed.