Harry y Megan

Hablar de la institución es hablar de la reina, dice Gabriella Morales Casas

Parece ser que de racista y de ser un sistema opresivo, que Harry sintió igual que sintió su fallecida madre, Diana de Gales, el joven matrimonio pintó duramente a la realeza, que es una de las más antiguas del mundo y donde ser británico equivale a ser “de la reina”.

Ciudad de México, 10 de marzo (MaremotoM).- El lunes el Príncipe Harry de Inglaterra y su esposa Megan Markle dieron una entrevista a la presentadora estadounidense Oprah Winfrey.

No sé si Harry sigue siendo el príncipe, pero sé que cobraron entre 7 y 9 millones de dólares, lo que equivaldría a entre 5,8 y 7,5 millones de euros, por la nota y que sus declaraciones conmovieron al reino británico, a la reina mismísima.

Parece ser que de racista y de ser un sistema opresivo, que Harry sintió igual que sintió su fallecida madre, Diana de Gales, el joven matrimonio pintó duramente a la realeza, que es una de las más antiguas del mundo y donde ser británico equivale a ser “de la reina”.

Harry y Megan
Tienen tan anclada su historia en su identidad, que no solo no van a desaparecer, sino que están indignados con las declaraciones de Harry y Megan. Foto: Cortesía Facebook

Si hablamos de la monarquía española, poco nos interesa. Parece ser que es una parodia de lo que alguna vez fue realeza, pero cuando las noticias se disparan al Reino Unido y a la Gran Bretaña, las cosas adquieren un tono muy político, tanto que el propio Boris Johnson ayer ha dado una declaración oficial diciendo que él apoya a la reina.

Hemos ido por supuesto a quien más sabe de esto, que es nuestra colega, la periodista Gabriella Morales Casas. Le decimos la wonder woman, porque fue la pionera en hacer periodismo de deportes en México y porque a la hora de trabajar es como toda profesional de la comunicación alguien que se anima a todas las fuentes. Últimamente, por su trabajo en la revista Vanidades y en Televisa, es experta en realeza y alguien muy autorizado a hablar de estos temas.

“La realeza británica es muy fuerte, por algo es la más poderosa del mundo. Hablamos de un país que sigue siendo un imperio. Como sabemos ellos agrupan dentro del Reino Unido y la Gran Bretaña a varios países, además a algunas colonias, entre ellas Las Bahamas, Barbados, que ya se quieren liberar. Hay una sensación de que las monarquías ya son obsoletas, pero tan solo para Inglaterra, la monarquía es Inglaterra”, dice Gabriella Morales Casas.

Te puede interesar:  Encanto, la película más vista en Disney+

Tienen tan anclada su historia en su identidad, que no solo no van a desaparecer, sino que están indignados con las declaraciones de Harry y Megan. Hablar de la institución es hablar de la reina. Hay muchas decisiones que no toma solamente ella, pero está enterada. El Palacio de Buckingham tiene un sistema muy sofocante y me imagino que una cosa es verlo desde afuera y otra vivirlo. Le creo a Megan, ahora ¿qué es lo que considero como periodista?, que el manejo que le han dado a su situación es muy incendiaria”, agrega.

La única vez que se vio a los británicos llorar en la calle fue cuando murió Diana

¿Cuándo murió Diana de Gales la reina cambió totalmente? Ahora parece ser que no. Obra como el reinado mismo. “La única vez que se vio a los británicos llorar en la calle fue cuando murió Diana. La reina va reaccionando de acuerdo a las circunstancias. Hablar de que la reina sea más humana, es complicado. La amante Camila se casó con Carlos. Cásate William con una mujer plebeya. Son pequeñas acciones de estado para dar esta imagen que se va modernizando, pero la monarquía se trata de tradición”, dice.

“A Megan nunca la quisieron porque era estadounidense. Esta cosa colonialista de Reino Unido. Además, porque era actriz y les molestaba que era protagónica. Está circulando una cadena en Inglaterra que dice: Harry y Megan nunca regresen. Ese es el sentimiento popular”, afirma.

Comments are closed.