Nudus

Hago cine porque para mí es una extensión de la literatura: Gibrán Bazán

Ha comenzado el rodaje de Nudus, protagonizada por la actriz mexicana Carla Hernández y el actor español Alex Crusa, un inquietante thriller psicológico futurista acerca de nuestra exposición en las redes sociales y las consecuencias de vivir en un mundo hiperconectado en donde la intimidad ha desaparecido.

Ciudad de México, 19 de noviembre (MaremotoM).- Una película de ciencia ficción mexicana no es tan usual. Pero lo cierto es que su director y guionista, Gibrán Bazán, hace tiempo que viene interesado en el género. Como director, ha realizado los cortometrajes Retrofuga en off, Canok, el hombre perdido y Ruta Camus. En 2012 produjo y dirigió el documental Los rollos perdidos, acerca de las filmaciones secretas de 1968 de la represión a los estudiantes en Tlatelolco y el incendio de la Cineteca en 1982.

En 2014 estrena su primer largometraje de ficción Generación Spielberg, ​con guion de su autoría.

En 2017 dirige y produce el largometraje documental Territorio Leonora, sobre la vida en México de la pintora surrealista Leonora Carrington. Ese mismo año emprende el proyecto Arritmia, la primera coproducción México-Sicilia, filmada en París y Sicilia. En 2018 finaliza el largometraje El buquinista y comienza la filmación del largometraje Kintsugi.

Ahora es el turno de Nudus, protagonizada por la actriz mexicana Carla Hernández y el actor español Alex Crusa, un inquietante thriller psicológico futurista acerca de nuestra exposición en las redes sociales y las consecuencias de vivir en un mundo hiperconectado en donde la intimidad ha desaparecido.

“Muy sutilmente hacer una película de ciencia ficción en México es llamativo, pero para nosotros es peligroso. Hicimos varias revisiones del guión, para descartar cosas que en la palabra pueden ser atractivas, pero luego en la imagen no”, dice Gibrán Bazán, nacido en 1978, en la Ciudad de México.

“En la ciencia ficción en México hay una delgada línea con el humor involuntario, la mayoría de las veces no se logra como se debería”, afirma este discípulo del director de culto, Juan López Moctezuma, una especie de Ed Wood mexicano, nacido en la Ciudad de México en 1929, muerto el 2 de agosto de 1995, que fue director y actor de infinidad de películas, locutor de radio, director de Televisa Europa y productor de cabecera de Alejandro Jodorowsky.

El largometraje Nudus es una producción ciento por ciento mexicana, apoyada por inversionistas nacionales, así como de España, Estados Unidos, Perú y Argentina. Tiene una ambiciosa propuesta visual y plantea una reflexión acerca de la influencia de la tecnología y las redes sociales en nuestra privacidad y cómo éstas han vulnerado nuestra más profunda intimidad.

Nudus
Carla Hernández es la protagonista. Foto: Cortesía

“Todo lo que hoy publiques, podrá ser usado en tu contra” es la sentencia y premisa sobre la que gira la pesadilla que vive Laura Cohen (interpretada por Carla Hernández), quien tras perder la memoria, despierta en un cuarto de interrogatorio en un futuro distópico. Allí conocerá a Franz (encarnado por Álex Crusa), un hombre misterioso que la cuestionará sobre su vida, sus deseos, sus últimos recuerdos, sin embargo, pronto Laura notará que Franz sabe mucho más de ella que ella misma. Franz le da a entender que ha estado en coma durante 12 años. Según Franz ella puede ayudarlos gracias a una información que sólo ella conoce, por eso debe interrogarla hasta obtenerla. Laura no tiene recuerdos claros, pero sabe que estaba embarazada y le exige a Franz que le diga dónde está su hija.

Te puede interesar:  El podcast de FIL Guadalajara regresa para la edición 2021

Su rastro en las redes sociales se convierte poco a poco en otro protagonista de la historia. Franz le muestra sus mensajes más íntimos del pasado en Whatsapp, sus publicaciones en Facebook, en Instagram, en Twitter, todo tiene fechas exactas, todo muestra sus estados de ánimo, sus opiniones políticas, sus momentos de alegría y tristeza.

“Para filmar esta película hay que saber sutilmente hasta donde la realidad puede ser un equilibrio para todo lo que tenga efectos especiales. Hay que ir con lupa, con pequeños pasos…cuando dices ciencia ficción al director de vestuario se le ocurre trajes futuristas y la realidad es que desde 1910, no han cambiado mucho los vestuarios”, dice Bazán.

Lo cierto es que ha cambiado también nuestro ojo de espectador para ver ciencia ficción, tanto así que ahora mismo nos parece estar viviendo una realidad de ciencia ficción.

“Para nosotros es difícil filmar durante la pandemia. Usamos gran parte del presupuesto para seguir las medidas sanitarias. Protegemos el equipo y los espacios”, cuenta el director.

Nudus
El director en el lanzamiento de pizarra. Foto: Cortesía

“Esto es ciencia ficción, pero a la vez no. Es lo que vivimos con las redes sociales, la falta de privacidad. Todo lo que escribimos en privado, este mismo zoom, está siendo grabado por las grandes corporaciones. En 2050 surgió el gran hackeo, que creo que va a suceder dentro de 10 años, con la transición de las computadoras normales a las computadoras cuánticas”, anuncia el cineasta.

Nudus contará con el apoyo de especialistas en efectos visuales, tanto mexicanos como internacionales y el guión pertenece a Gibrán Bazán, con la asesoría de uno de los pocos fundadores latinos originales, junto a Mark Zuckerberg, de la empresa mundial Facebook, Nicolás Vera, quien hace unos años decidió vender sus acciones de dicho portal para dedicarse a viajar por el mundo y apoyar la difusión de la gastronomía peruana, además de llevar a cabo obras filantrópicas a nivel internacional.

“Una parte muy importante es que la mujer, la protagonista, deja todo un rastro en las redes sociales, un pasado que ni ella recuerda. Cualquier comentario que cualquiera diga en un chat privado, de repente puede ser cosa para una penalización legal”, explica Bazán.

Nudus
El reparto actoral. Foto: Cortesía

“Me inspiré para escribir el personaje de la mujer en Juliette Binoche, en Azul, de Krzysztof Kieślowski. Hay una perspectiva femenina, me asesoré con amigas escritoras, amigas personales, para saber cómo las mujeres platican entre ellas”, agrega.

“También está el vínculo de la maternidad en Nudus. Es una película donde regresa la capacidad actoral. Hago cine porque para mí es una extensión de la literatura. Encontré en él una extensión para llevar mi literatura a otro plano, que fuera también muy profundo a la hora de expresar lo que siento”, afirma Gibrán.

“Para mí la forma no es lo sustancial, sino el fondo”, concluye.

Comments are closed.