Bienal de Venecia

Hasta que los cantos broten es el pabellón que representará a México en la Bienal de Venecia

Hasta que los cantos broten es el pabellón que representará a México en la Bienal de Venecia. Reúne obra de cuatro artistas: Mariana Castillo Deball, Naomi Rincón Gallardo, Fernando Palma Rodríguez y Santiago Borja, quienes abordan formas de conocimiento y modos de vida que han sobrevivido a la visión moderna de progreso.

Ciudad de México, 11 de abril (MaremotoM).- Hasta que los cantos broten, una obra curatorial de Catalina Lozano y Mauricio Marcin, representará a México en la 59a Exposición Internacional de Arte de La Biennale di Venezia en 2022.

Hasta que los cantos broten reúne la obra de cuatro artistas mexicanos de diferentes generaciones: Mariana Castillo Deball, Naomi Rincón Gallardo, Fernando Palma Rodríguez y Santiago Borja, la cual muestra la diversidad de aproximaciones a la práctica artística contemporánea que existen en México.

Las propuestas que se presentarán en Venecia tratan formas de conocimiento que no han sido completamente colonizadas por la episteme moderna y que han sobrevivido y florecido a través de la resistencia de la afirmación de modos de vida que se manifiestan al margen de la visión antropocéntrica moderna, modelada por el principio unívoco de progreso.

Bienal de Venecia
Obra de Naomi Rincón Gallardo. Foto: Cortesía

El título, una variación de un verso del poema de Temilotzin (Temilotzin icuic), defensor de Tenochtitlan ante los invasores, poeta y amigo de Cuauhtémoc, evoca la persistencia de las luchas por defender imágenes del futuro que no hayan sido capturadas por ese paradigma hegemónico.

El Pabellón de México en esta edición busca actualizar formas de pensar y sentir el presente, que cuestionen las separaciones características de la modernidad colonial entre naturaleza y cultura, las cuales han permitido una sobreexplotación de la primera por una humanidad que se ha escindido artificialmente de ella.

El proyecto busca afirmar también una visión amplia y diversa de la noción de tecnología y reconoce las prácticas ancestrales —identificadas como “artesanía”, “ritual” o “arte popular”— como formas avanzadas y efectivas de negociación entre diferentes dominios de experiencia y campos de conocimiento.

Bienal de Venecia
Obra de Mariana Castillo. Foto: Cortesía

Las obras incluidas exploran transacciones complejas entre culturas y formas de conocimiento, por lo cual proponen formas respetuosas y generativas para su posible despliegue dentro de una construcción política moderna, como es el Estado-nación. Para contrarrestar el mandato colonial y patriarcal de reducir los lenguajes no hegemónicos a expresiones culturales menores, las obras ofrecen la posibilidad de resistir las manifestaciones aplastantes de un Estado monocultural inoperante.

Hasta que los cantos broten especula sobre posibles futuros descoloniales y postextractivos que superen las realidades opresivas que someten hoy a diversas formas de vida humanas, no humanas y más que humanas. Los curadores mencionaron que buscan “imaginar otros futuros por fuera de los paradigmas de progreso de la modernidad. Pero no solo pensar en los futuros posibles, sino las posibilidades actuales de ofrecer otras éticas por fuera de las definidas por el capitalismo… Ofrecer un mundo en donde quepan muchos mundos.”

En palabras de la coordinadora nacional de Artes Visuales del Inbal, Mariana Munguía, “el Inbal camina en resonancia con su tiempo, pues es un tiempo de emergencia y de revolución de muchas identidades, es nuestra responsabilidad ser parte de este diálogo y darle visibilidad. Esto es algo que estamos haciendo en todos los recintos de la Red de Museos del Inbal, en sintonía con los principios de diversidad, inclusión e igualdad. Es importante reconocer el carácter pluricultural y plurilingüe de México.”

Te puede interesar:  Decoración y arte en hoteles de lujo

Proyectos participantes

Mariana Castillo Deball (Ciudad de México, 1975) presenta Calendar Fall Away (2022), obra especialmente producida para el Pabellón de México. La artista concibe el espacio como una gran imprenta y convierte al suelo en una matriz de impresión que ocupa la totalidad del pabellón. En ella también explora el carácter híbrido de los documentos producidos después de la colonización de América.

Naomi Rincón Gallardo (Carolina del Norte, Estados Unidos, 1979) presentará Soneto de alimañas (2022), proyecto audiovisual producido para esta ocasión, en el cual investiga los conceptos del inframundo mesoamericano y las prácticas funerarias mixtecas para evidenciar los procesos extractivos y antiecológicos que acontecen en algunas regiones del estado de Oaxaca. El resultado es una videoinstalación de un canal que se conjuga con tres “personajes” creados mediante procesos de arte tradicional que mezclan materiales eclécticos y que trazan un paralelismo con las esculturas mesoamericanas.

Fernando Palma Rodríguez (Ciudad de México, 1957) exhibirá la obra Tetzahuitl (Presagios, 2019), una danza mecatrónica de 43 vestidos de niña que se mueven mediante patrones inspirados en los chamanes mesoamericanos cuando se convierten en aves nocturnas. Tetzahuitl alude al vocablo náhuatl que refiere a las manifestaciones de divinidades que anuncian y provocan acontecimientos futuros; es al mismo tiempo un mensaje y una invocación que pretende crear conciencia sobre la devastación ecológica, la migración forzada y las diversas formas de violencia provocadas por el capitalismo.

Santiago Borja (Ciudad de México, 1970) presentará Talel (2022), instalación textil realizada en colaboración con tejedoras de Bautista Chico, en Chamula, Chiapas, pertenecientes a la asociación El Camino de los Altos. La obra está constituida por 22 tejidos que reinterpretan de manera experimental y colaborativa la manera en la que el genoma humano ha sido representado por la ciencia. A través de variaciones y modificaciones subjetivas se reflexiona sobre las nociones de genética y epigenética, las cuales podrían traducirse a la forma binaria en la que la modernidad separa a la naturaleza de la cultura. De esta manera, la distinción esquemática tan cuestionada por la antropología contemporánea se discute desde el ámbito del arte contemporáneo.

Destaca también la participación de los artistas mexicanos Felipe Baeza (Guanajuato, 1987) y Roberto Gil de Montes (Guadalajara, 1950) en esta 59ª Exposición Internacional de Arte con el proyecto titulado The Milk Of Dreams (La leche de los sueños), con curaduría de Cecilia Alemani. Asimismo, el Museo de Arte Moderno, recinto perteneciente a la Red de Museos del Inbal, colaboró con el préstamo de la obra Creación de las aves (1957), de Remedios Varo.

Para la realización del Pabellón de México, a cargo del comisario Diego E. Sapién Muñoz, se contó con el apoyo de Fundación INBA, AC, Fundación Jumex Arte Contemporáneo, AC, y Colección Isabel y Agustín Coppel, AC.

 

 

Comments are closed.