Hasta siempre, maestro padrone, Franco Battiato

Escucho esa canción ahora y no puedo dejar de llorar por ti, uno de los más célebres cantautores y compositores italianos, quien murió hoy  en su casa de Milo, Sicilia, a los 76 años.

Ciudad de México, 18 de mayo (MaremotoM).- Vamos a buscarte en el estado de gravedad permanente, como alguna vez te buscó el cineasta Alfonso Cuarón y te puso en esa película inolvidable, Niños del hombre. Cuando veíamos a Clive Owen andar en ojotas por ese mundo absurdo y tremendo en lo que hoy se ha convertido el mundo.

Claro, no era una canción tuya. En la banda sonora de la película hay un cover de la famosa canción “Ruby Tuesday”, de los Rolling Stones. ¿Adivina de quién es la versión? De Franco Battiato, por supuesto. El director mexicano declaró que el cantautor siciliano es uno de esos pocos músicos que logran provocarle una emoción muy profunda. Además, dijo que la interpretación de Battiato de la canción es mucho más hermosa que la de los Rolling Stones.

Escucho esa canción ahora y no puedo dejar de llorar por ti, uno de los más célebres cantautores y compositores italianos, quien murió hoy  en su casa de Milo, Sicilia, a los 76 años.

“Centro di gravità permanente” (1981), “Voglio vederti danzare” (1982), son algunas de tus canciones inevitables, pero siempre, hasta 2017 que te habías retirado de la escena, tu música sonó y giró siempre.

“Querido Franco, nadie sabe cómo nos las arreglaremos sin ti”, dice el cantautor Tiziano Ferro, al tiempo que Eros Ramazzotti dijo que “Ironía, sabiduría, inteligencia infinita, genio. Te extrañaremos mucho, maestro, pero tu arte permanecerá para siempre”.

“En 1991, tras la primera Guerra del Golfo, Franco Battiato se plantó en Irak con la Orquesta Sinfónica de Italia y dieron un concierto de apoyo al pueblo iraquí en el Teatro Nacional de Bagdad”, recuerda el actor Willy Toledo.

 Franco Battiato
Adiós, querido maestro. Foto: Cortesía

Este artista que debería haber vivido para siempre y que hoy deja sin mucha sensibilidad al mundo había nacido el 23 de marzo de 1945, Giarre-Riposto, Sicilia. Siendo un veinteañero dejó su pueblo natal después de la muerte de su padre y se asentó en Milán, la capital económica y artística del país. En la década del ‘70 llegaron sus primeros discos: Fetus (1971), Pollution (1972) y Sulle corde di Aries (1973).

Te puede interesar:  “Yo veo con enorme preocupación un absoluto rechazo a debatir”, dice Nicolás Alvarado

Pero fue recién en los ‘80 que su fama tendría nivel mundial luego de su exitoso paso por el Festival de Sanremo con “Per Elisa”. En 1981 publica La voce del padrone, que incluye una de sus canciones más aclamadas y populares, “Centro di gravità permanente”, un tema que asentó para siempre su estilo incógnito, de letra profunda que baila con acordes electrónicos y tribales.

En los noventa, entre discos pop y música clásica, entra en el mundo del cine con la banda de la película Una vita scellerata.

En 1991 publica Come un cammello in una grondaia, con versiones de Wagner, Beethoven y Brahms y el tema “Povera patria”, que rápido se convierte en himno protesta, al tiempo que trabaja en su segunda obra lírica, Gilgamesh, estrenada con ovación en la Ópera de Roma.

En 2003 Battiato debutó como director de cine con Perduto amor, basada en sus recuerdos de juventud en Sicilia y en 2006 estrenó su segundo largometraje, Musikanten, sobre los últimos días de vida de Ludwig van Beethoven.

Battiato también participó activamente de la escena política de su país, con una fuerte simpatía por la centroizquierda -fue un declarado opositor de Silvio Berlusconi- que incluso plasmó en canciones como “Bandiera bianca” o “Radio Varsavia”

El “Maestro”, además, fue consejero de Turismo y Espectáculos en el gobierno regional de Sicilia en 2012, en manos de la centroizquierda. Sin embargo, tuvo que retirarse del cargo después de insultar a parlamentarias italianas en la Eurocámara y criticar a toda la clase política de su país.

El dirigente ultraderechista Matteo Salvini despidió al músico pidiendo “una oración, un recuerdo y una canción para el gran Maestro”, mientras que el conservador Antonio Tajani escribió: “Nos deja Franco Battiato, un filósofo, un hombre libre que nunca se ha doblegado a la moda. Descansa en paz Maestro”.

Comments are closed.