Yásnaya Aguilar

HAY FESTIVAL | El balance del modelo capitalista se resume en una frase: emergencia climática: Yásnaya Aguilar

En la reciente edición del Hay Festival, llevado con mucha fuerza y confianza en forma presencial en la bella Querétaro, Yásnaya Aguilar estuvo para presentar junto con otras escritoras, el libro Volver a contar, donde los escritores de América Latina exploran los archivos del Museo Británico.

Ciudad de México, 5 de septiembre (MaremotoM).- Todas las personas que se acercan a Yásnaya Aguilar, autora de Manifiestos sobre la diversidad lingüística (Almadía) tienen la percepción que algo nuevo entenderán después de la entrevista o la conversación con ella.

Lo cierto es que esta lingüista y escritora mixe también se pregunta mucho. En realidad todo ella es un cuestionamiento, más allá de dar respuestas deslumbrantes. Es una intelectual a tiempo completo, que discute la calidad de México como la gran nación que dice ser.

“México es una nación artificial –advierte Yásnaya en entrevista para Corriente Alterna–. Pero eso no significa que no opere sobre personas concretas. Por eso, cuando se pone entredicho, levanta tanto enojo”.

 Volver a contar
Volver a contar, un libro editado por Anagrama. Foto: Cortesía

En la reciente edición del Hay Festival, llevado con mucha fuerza y confianza en forma presencial en la bella Querétaro, estuvo para presentar junto con otras escritoras, el libro Volver a contar, donde los escritores de América Latina exploran los archivos del Museo Británico.

Es un libro que edita Anagrama y que no constituye “una antología de relatos, es un trabajo de narración conjunta que explora vacíos que quedan en el discurso oficial: volver a contar, desde la literatura, lo que fuimos, lo que somos y, quizá, lo que seremos”.

Yásnaya Aguilar es una escritora, lingüista, traductora, investigadora y activista originaria de Ayutla Mixe, Oaxaca. Estudió la licenciatura en Lengua y Literatura Hispánica, así como la Maestría en Lingüística en la Universidad Nacional Autónoma de México. Su trabajo se encuentra fuertemente enfocado a proyectos sobre divulgación y estudio de diversidad lingüística y lenguas originarias en riesgo de desaparición en México; es muy destacable su participación en proyectos en el desarrollo de contenidos gramaticales para materiales educativos en lenguas indígenas.

Te puede interesar:  Un silencio bien administrado es una obra de arte: Ariana Harwicz

Durante una entrevista en el Hay Festival, Yásnaya cuenta la historia de Volver para contar, donde le escribe a una sobrina muxe y le habla del neoliberalismo.

“El balance se resume en una frase: emergencia climática. Este modelo es un sistema y viene de un modelo patriarcal que es el que llega a este continente y se integra entre territorios colonizantes y territorios colonizados”, afirma.

“Se ha demostrado de la esclavitud de la población que fue secuestrada de África para ser expoliada, que la esclavitud se relaciona con el modelo capitalista. No podemos entender el modelo capitalista sin el modelo esclavista y la esclavitud sin el colonialismo”, agrega.

Yásnaya Aguilar
La lingüista Yásnaya Aguilar como gran invitada. Foto: Cortesía

“Este modelo no es un modelo de las mujeres, es patriarcal. Ese modelo de ver como una mercancía a las personas y ese modelo de ver la naturaleza como una mercancía y explotarla a un punto que está poniendo en riesgo la vida humana. La evaluación es emergencia climática, el mayor reto que la humanidad enfrenta, que nos va a proveer un modelo de muerte”, expresa.

El tema de la violencia, el tema de la violencia relacionada con las mujeres, la literatura en medio de todo eso, cuando “la conformación del canon siempre ha sido patriarcal”, dice Yásnaya.

“Sobre la violencia y sobre todos los temas las voces de las mujeres han sido ocultadas, cercenadas, censuradas. Lo que está escrito, tampoco se lee. Eso hay que cambiarlo y hay mucha gente que está luchando por eso”, agrega.

“Para todo lo que se interponga en esta lógica de crecimiento es desechable. Todas las personas que están defendiendo el medio ambiente, se están interponiendo entre la empresa que quiere sacar la mina y es una condena de muerte para los luchadores por el medio ambiente”, afirma.

Ella cree que casi todos hemos apostado por el modelo del Estado/Nación que gestiona lo público y lo común, pero “hay otras maneras de gestionar la vida en común. No hay que exacerbar los nacionalismos, pues es muy peligroso”, concluye.

Comments are closed.