Irasema Fernández: “Ya bastante difícil es alzar la voz como para reprimir a quien la alzó”

Poner un grano de arena, pintar en el lugar del crimen, para que no haya más crímenes.

Ciudad de México, 8 de mayo (MaremotoM).- Irasema Fernández es joven y en su casa la llaman “feminazi”. Le cuesta hasta en su propia familia decir con qué nivel de violencia crece y mueren las mujeres en lugares como en el Estado de México.

Tiene una labor de escritora y además pinta murales. El último de los cuales lo puso en Facebook, con un mensaje conmovedor: “Amigues, estoy muy contenta porque ayer concluí mi nuevo mural “Dos es familia” (3.5 x 4.5 mts), en pro de la visibilidad lésbica. Agradezco a Jocelyn Pantoja y al Centro de Artes y Oficios del Ajusco, por el apoyo y el espacio; también a la increíble Fernanda Piña por ayudarme en la realización y varias de estas imágenes. Un agradecimiento especial también al perreo, el hiphop y la electrocumbia, sin ellos nada de esto hubiera sido posible”.

Habla por supuesto en inclusivo y pensar en esa frase lineal que dice “poner un grano de arena”, unas palabras formales y que mucho sentido no tienen, es en Irasema Fernández donde cobra toda su dimensión.

“Dos es familia” es el mural. Foto: Facebook

Poner un grano de arena, pintar en el lugar del crimen, para que no haya más crímenes.

–Irasema, te conozco como agente de prensa, pero no sabía que pintabas murales

–Empecé hace un año, más o menos. El proyecto tiene que ver con murales con temática de género. Entonces, formo parte de una colectiva, que tiene seis artistas, todas mujeres, que se llama “Mujeres desde la periferia”. Pintamos en el Estado de México, con temas de violencia de género. Conseguimos en Ecatepec, en Ciudad Neza, en los lugares donde se presentan más feminicidios y colocamos ahí mensajes. También hago murales de género, uno de los cuales se llama “Ni zorra, ni gata, ni cerda, ni una menos”. El que pinté ahora se llama “Dos es familia” y ese es en pro de la visibilidad lésbica.

–¿Pintas el mural por el mensaje mismo o también tienes virtudes artísticas?

–Van las dos de la mano. Van un poquito juntas. Sí me interesa mucho la función artística, pero considero que un artista tiene que estar en contacto con su sociedad y trabajar el arte con las comunidades que nos interesan. Soy muy activista.

Irasema, una muralista que quiere ser escritora y una escritora que lucha por el género. Foto: Facebook

–¿Cómo te ha ido en el Estado de México?

–Siempre. Incluso acá en la ciudad, he tenido mucho intercambio de opiniones, diciendo que el feminismo es muy necesario. En el Estado de México la gente reacciona mucho más drásticamente. Había un señor que estaba muy enojado y que dijo que iba a pintar con un tacho rojo el mural, porque le dábamos sólo voz a las mujeres, por qué no le hablábamos a todos. La violencia de la mujer es en realidad un mensaje para todos. El último que hicimos a unas compañeras se le acercó una trabajadora sexual, para ver si podíamos ir a pintar al lugar donde ella se ponía a trabajar, porque los policías la habían amenazado de muerte y querían cobrarle 200 pesos, cuando antes les cobraban 50. Las habían golpeado y la señora que tenía una casa cerca de dónde ellas trabajaban les dijo que pusieran algo en la pared, pero ellas no pueden hacerla, pues les van a pegar más. Durante el fin de semana que hicimos el mural, ella llegó con su esposo y él no quería que nos hablara porque pensaba que las íbamos a rechazar. Eso nos da muchos mensajes de cómo la violencia está ahí mismo.

Te puede interesar:  "Todo es una gran fiesta", afirma Antonio León, autor de Consomé de piraña

–¿Piensas que los crímenes son consecuencia de toda esa cultura?

–La violencia es estructural, que no está aislada, que no es intento particular, sino que tiene resonancias con una cuestión moral, que está permitido, que la violencia no escala.

–¿Dónde has pintado?

–He pintado en La Condesa, en Santa María La Ribera, en Ecatepec, en Ciudad Neza y ahora en Picacho Ajusco.

–A veces uno dice: “estás poniendo un granito de arena”, pero lo dice desde el punto de vista formal. En tu caso no es así.

–A veces creo que ni siquiera puedo cambiar a mi familia, que me dice feminazi, un poco en broma, un poco en serio. ¿Qué puedo hacer allá afuera? Y sin embargo sí, la idea es tratar de compartirlo, hacer visible la violencia de género y crear conciencia.

–¿Qué significa para ti que te llamen feminazi?

–Mi familia cree que todo el feminismo es radical, que está sobrado y que cuando una mujer actúa de forma reaccionaria, es violenta. No soy violenta con mi feminismo, eso creo, aunque puedo reaccionar con violencia cuando me provocan, pero sí hay chicas que empujan, que gritan y eso le molesta mucho a la gente. Piensan que es todo lo contrario al feminismo. Yo siempre les digo que ellos no conocen el contexto de violencia del que vienen estas mujeres. Ya bastante difícil es alzar la voz como para reprimir a quien la alzó.

Irasema Fernández (México, 1990) es feminista, escritora e ilustradora. Ha escrito para Confabulario, La tempestad, Tierra Adentro, Revista Nexos, entre otros. En 2017-2018, fue becaria del Fonca en la categoría de cuento. De manera autogestiva, y en compañía de otras artistas bajo el nombre de “Mujeres desde la periferia”, ha pintado murales con mensajes de género en diferentes partes de la Ciudad de México y el Estado de México. Instagram: @_irasema

Comments are closed.