Jamie Bell se convierte en un neonazi en Skin

¿Te acuerdas del actor del memorable Billy Elliot? Ese chico flaco y esmirriado que quería danzar más allá de su barrio, con el obstáculo –eso sí- de su padre machista y cerrado.

Ciudad de México, 23 de abril (MaremotoM).- Aquí está, convertido en uno de los mejores actores del mundo y siempre, cuando se trata de él, de Jamie Bell, recordamos a Billy Elliot.

Jamie Bell nació en Billingham el 14 de marzo de 1986 por lo que tiene 34 años. Está comprometido con otra actriz impresionante, Kate Mara y antes tuvo un hijo con Evan Rachel Wood.

Quiso ser jardinero, el superhéroe más sexy es Batman para él y tantas labores de actuación lo llevaron a ser un sádico en Nymphomaniac, de Lars von Trier.

Es una de las caras conocidas del videoclip de Green Day, “Wake me up when september ends” y probablemente uno de los actores preferidos de Steven Spielberg.

Adaptado de los libros del dibujante belga Hergé y producida por Peter Jackson, el afamado director neocelandés, factótum de El señor de los anillos, el gran cineasta neoyorquino lo eligió para hacer Las aventuras de Tintín.

Cuando en el 2000 Bell fue lanzado al estrellato mundial gracias a su sensible papel de un adolescente con vocación de bailarín que trataba de cumplir sus sueños en un entorno minero en el norte de Gran Bretaña, pudo haber sucumbido a la presión como le pasó a otros actores juveniles, por caso Macaulay Culkin o Drew Barrymore.

Sin embargo, Jamie mantuvo los pies en el piso. Tal vez por sus orígenes sencillos, en un pueblo como Billingham que él asegura que se detuvo en los 60. El joven actor, cuyo padre se mantiene desconocido, no habla jamás de su vida privada y se empeña en ser visto como “una persona normal”.

Te puede interesar:  Tendencias en el mundo de las apuestas online

“Billy Elliot transformó mi vida menos de lo que la gente imagina. Sólo me provocó una pequeña crisis que superé con bastante rapidez. Continué viviendo con mi madre exactamente igual que hasta entonces y mantuve los amigos de siempre, los que tengo ahora”, dijo hace unos años en una entrevista publicada por el periódico español El Mundo.

Jamie Belly el director, Guy Nattiv. Foto: Cortesía

“Es increíble hasta qué punto uno puede pasar inadvertido si lo quiere. Algunos actores caen en la trampa de aislarse para que los demás no les hagan la vida imposible. No quiero que eso me suceda a mí. Es una cuestión de actitud”, agregó.

Ahora está irreconocible. Protagonista de la película de Guy Nattiv, Skin, lo vemos con muchos tatuajes en rostro y torso.

Guy Nattiv, nacido en Israel y que reside actualmente en Los Angeles, filmó está película en 2018 y ha ganado Un Oscar por el mejor cortometraje de ficción. Ahora es el turno de un largometraje que conoceremos el próximo 26 de julio.

“Mis abuelos son sobrevivientes del Holocausto. El odio que ellos vivieron durante el Holocausto es algo que se vive cada día aquí en EEUU, en Europa. Esta película se trata de enseñar a los niños un camino mejor”, dijo entonces.

Jamie Bell. Hasta miedo nos da. Foto: Cortesía

La película se trata de una guerra de pandillas que inicia en un pequeño pueblo después de que un hombre negro sonríe a un niño blanco en un supermercado.

Bell interpreta a un joven de infancia difícil que entra en un grupo de supremacistas blancos del que después tratará de escapar arrepentido. El primer tráiler de este drama nos ha dejado perplejos ante el cambio del actor en esta película calificada en R por poseer fuerte contenido violento, lenguaje soez y presencia de sexo y drogas.

Comments are closed.