Jeff Koons - Marcel Duchamp

Jeff Koons y Marcel Duchamp, juntos en espejos que a veces se rompen

La exposición Apariencia Desnuda establece un paralelismo entre las obras de Marcel Duchamp y Jeff Koons —dos de los artistas más influyentes del siglo XX— para tratar conceptos clave sobre los objetos, las mercancías y la relación del artista con la sociedad.

Ciudad de México, 18 de mayo (MaremotoM).- En estos días vemos la pinta de Jeff Koons (1955), dedicado a promover la muestra Apariencia desnuda, que comienza mañana, domingo, en el Museo Jumex, una propuesta de Massimiliano Gioni, director artístico del New Museum de Nueva York y director de la Fundación Trussardi de Milán.

La exposición podrá verse de 19 de mayo al 29 de septiembre de 2019 y podremos ver la obra de ambos artistas, con la presentación de más de 70 obras, entre las que se encuentra la serie completa de ready-mades de 1964 de Duchamp, que incluye Bicycle “Wheel”, “Bottle Rack” y “Fountain”. Así como una selección de las más reconocidas series de Koons como “The New”, “Banality”, “Made in Heaven”, “Celebration”, “Antiquity” y obras como “Rabbit”, “Balloon Dog”, “Moon”, “Play-Doh” y “Hulk”.

Precisamente “Rabbit” fue noticia la madrugada del viernes, cuando fue adjudicada por 91,1 millones de dólares en una subasta organizada por Christie’s en Nueva York.

Fue el marchante de arte Robert Mnuchin, padre del actual secretario del Tesoro de EE UU, Steven Mnuchin, convirtiendo así al autor en el artista más cotizado de la actualidad y a la vez el que podría hacer una sala de arte con todas las reseñas negativas a su arte.

Apariencia desnuda
Apariencia desnuda se muestra en el Museo Jumex hasta el 29 de septiembre. Foto: Museo Jumex

La muestra entre Marcel Duchamp y Jeff Koons, nadie lo ha dicho, pero además del juego de espejos, para tratar de ver qué hay del padre del arte contemporáneo en este artista nacido en los Estados Unidos y que fuera marido de la estrella porno star Cicciolina, es precisamente el dinero. Claro que también está la belleza, mientras que Duchamp despreciaba lo estético, Koons lo realza.

Mientras Koons tiene una empresa con su nombre y más de 100 personas trabajan en sus obras, Marcel Duchamp, (Blainville, Francia, 1887 – Neuilly, id., 1968), artista francés nacionalizado estadounidense, la vida para él era una obra de arte y hoy

parece el progenitor de una familia numerosísima a quien los hijos le brotan en todas partes.

¿Quién fue Marcel Duchamp?

Por lo pronto, el más joven de seis hermanos, cuatro de los cuales fueron artistas como él. Fue pintor, caricaturista y sobre todo cultivó un espíritu inquieto e inquietante que lo llevó a sentar las bases de una propuesta estética extraordinaria cuya influencia ha llegado con todo esplendor a nuestros días.

Entre el cubismo y el futurismo pergeñó su “Desnudo bajando una escalera, n.º 2”, que fue rechazada al principio y luego recibida con entusiasmo en el Armory Show de Nueva York.

Era 1913, el año en que comenzó el proyecto para la que hoy es considerada la síntesis perfecta entre escultura y pintura, la famosa “El gran vidrio”.

Se trata de una de las obras más complejas en la historia del arte y en torno a la cual se han publicado una gran cantidad de ensayos y trabajos narrativos, entre ellas el libro homónimo de Mario Bellatin, editado por Anagrama.

Apariencia desnuda se muestra en el Museo Jumex hasta el 29 de septiembre. Foto: Museo Jumex
Jeff Koons – Marcel Duchamp. Foto: Museo Jumex

Allí, en clave duchampiana, el autor nacido en Perú y nacionalizado mexicano, llama “El gran vidrio” a una fiesta que se realiza anualmente en las ruinas de los edificios destruidos en la ciudad de México, donde viven cientos de familias.

Es una obra inacabada y paradojalmente concluida por decisión de su creador, que mantiene un enigma visual que hace imposible su clasificación y una develación lógica, cerrada.

La voluntad del artista, eso de fundar un arte impulsado por la firme decisión de un instinto creador, dio un nuevo significado a objetos cotidianos y por lo general burdos, entre los que se destaca el célebre orinal firmado con seudónimo y que tituló “Fuente”.

Te puede interesar:  La mente morbosa de Margo Glantz se colgó la Medalla Fuentes

Fue un jugador muy destacado de ajedrez, actividad que le restó tiempo para dedicarlo al arte. Ligado al dadaísmo y al surrealismo, Duchamp fue una especie de Salinger en el sentido de ir diluyéndose poco a poco hasta conformar una identidad anónima, como si él mismo fuera un objeto inacabado, indescifrable.

Marcel Duchamp hizo de su propia vida una obra de arte. “Es un personaje bastante secreto y mezcló las pistas de su vida como lo hizo con su obra. Era algo intencional”, llegó a decir su biógrafo Bernard Marcadé.

Jeff Koons - Marcel Duchamp
Juego de espejos entre Koons y Duchamp. Foto: Museo Jumex

JEFF KOONS, EL ARTISTA DEMASIADO NOMBRADO

Regaló una escultura Bouquet of Tulips a París, que tuvo problemas para decidir donde la ponía hasta que el Ayuntamiento de París acabó encontrando una solución, cuando se decidió, de común acuerdo con el artista, que la obra fuera instalada junto al Petit Palais de la capital francesa.

Tiene algunas acusaciones de plagio, como cuando tuvo que pagar 135.000 euros por copiar en su escultura, Fait d’hiver (1988), un anuncio publicitario de la marca de ropa Naf-Naf de 1985, que diseñó Frank Davidovici. Koons ya había sido condenado en otro caso de plagio al fotógrafo Jean-François Bauret, que habían llevado a Koons ante la justicia por plagiar una de sus imágenes en su obra Naked.

Lo cierto es que Jeff Koons no pierde su brillo ni su influencia en el mundo del arte contemporáneo.

Junto con Damien Hirst, Koons es reflejo del desquiciado universo del arte contemporáneo, donde valor y precio se confunden, donde ciertos figurones se convierten, como él en verdaderas estrella de rock.

En 35 años de carrera, con piezas que transitan desde lo kitch a lo monumental, Koons ha redefinido el concepto de cultura pop, incorporando al estilo Warhol discursos de los mass media, de la televisión, la música y el cine al arte.

Son icónicas sus esculturas dedicadas a Michael Jackson y Popeye, que convierten el rígido acero en material inflable, al igual que el “Dog Ballon”, con el que batió el récord de 58 millones de dólares en subasta en 2013.

Nacido en Pennsylvania en 1955, el estadounidense despojó de erudición una obra provocadora y difícil de categorizar, con la que pretendió siempre llegar a la mayor cantidad de público posible.

Desde unas aspiradoras dentro de una vitrina y rodeadas de tubos fluorescentes, pasando por un tren de acero relleno de bourbon, hasta la explícita traslación artística de su peculiar matrimonio con la actriz húngara Ilona Staller, conocida como Cicciolina, Koons refrenda su capacidad de artista conceptual y llamativo.

“El arte sirve para sentir tu existencia, expandir tus parámetros y hacerte mejor como ser humano. No soy ingenuo y entiendo que hay aspectos muy positivos para la preservación de mis obras”, dijo en una oportunidad.

LA EXPOSICIÓN DEL JUMEX

La exposición Apariencia Desnuda establece un paralelismo entre las obras de Marcel Duchamp y Jeff Koons —dos de los artistas más influyentes del siglo XX— para tratar conceptos clave sobre los objetos, las mercancías y la relación del artista con la sociedad.

Apariencia desnuda es la primera exposición que muestra en conjunto la obra de estos artistas. Al poner sus trabajos frente a frente, la exhibición opera como una sala de espejos que refleja, distorsiona y amplifica las semejanzas y diferencias entre los artistas dentro de un complejo “régimen de coincidencias”, para tomar prestada una de las peculiares expresiones de Duchamp, ha dicho el Museo Jumex.

Más que sugerir una filiación directa, la exposición propone un sistema de afinidades electivas que consisten en resonancias formales y conceptuales entre los dos artistas, siguiendo lo que Duchamp llamó una “co-intelligence des contraires”, o “cointeligencia de contrarios”, dentro de sus mundos artísticos.

Hasta el 29 de septiembre tienes oportunidad de ver la muestra y decidir cuán juntos o qué separados están Koons y Duchamp.

Comments are closed.