Jorge Comensal

Jorge Comensal: “A veces me digo que uno de los lectores en los que pienso son mis tías”

Uno de los ocho talentos mexicanos por la Feria Internacional del Libro en Guadalajara es Jorge Comensal (1987), autor de Las mutaciones, una gran novela, editada por Antílope.

Ciudad de México, 4 de julio (MaremotoM).- Hace dos años, Jorge Comensal (1987) sacó por Ediciones Antílope la novela Las mutaciones. Fue una revelación. No sólo porque el tema, el cáncer, no es demasiado tratado en nuestra literatura, sino porque su narrativa apuntaba mucho más allá del sistema literario.

Uno analiza la situación del escritor por cómo es su literatura. A veces hay libros maravillosos dedicados a los propios amigos, pero cuando el autor escribe “para las tías”, como en su caso, empieza a pensar en que el país puede ser más lector y también a creer que la literatura puede hacer algo por alguien.

Ahora, Jorge está elegido entre los 8 nuevos talentos mexicanos por la Feria Internacional del Libro en Guadalajara y muchos tendrán la oportunidad de conocer a este creador que publica “en donde pueda” y que –aunque usted no lo crea- ¡escribe a mano!

–Me encantó Las mutaciones, una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos

–No pensaba que Las mutaciones iba a ser tan bien recibida. Yo tenía la inquietud de tratar un tema como el cáncer, de una manera irreverente, que pudiera incomodar a lectores que hubieran pasado por un tratamiento. Me sorprendió agradablemente que muchas personas que la novela les divirtió, les conmovió, los dejó de buen humor, a pesar de haber vivido cosas terribles. Por otro lado, los editores sabían que estaban tomando un riesgo. La editorial comenzaba y yo también.

–Lo curioso es que muchas buenas novelas han salido por editoriales independientes…

–Lo tuve muy presente cuando Antílope y yo decidimos publicar juntos: sabía que por las condiciones del mercado, las editoriales grandes, editan tanto que a mí no me pueden dar espacio. Sabía que para una nueva novela de un desconocido para que se difundan de boca en boca necesita mucho tiempo. Ese tiempo no se los da la mesa de novedades de librería ni los programas de mercadotecnia. Sabía que con una editorial independiente uno no aparece en todos lados, pero está por ahí durante un periodo más largo. Y eso se ha confirmado. La novela salió hace dos años y sigue encontrando lectores y eso en buena medida a Antílope.

–¿Estás entonces conforme con haber sacado por Antílope tu novela?

–Ha sido una decisión fundamental.

–¿Tu próxima novela?

–Tengo borradores. Yo escribo a mano y escribí después de Las mutaciones un libro de ensayos que todavía no publico en México, acerca de la adicción a la lectura. Ahora estoy terminando un ensayo biográfico de un biólogo. Ya estoy finalizando el libro, después me voy a organizar en esa novela. Yo siempre digo que los libros no tienen prisa.

–Ahora estás entre los ocho talentos. Al principio no me gustaban las listas, pero la verdad en un país que se lee poco ahora las veo con más ilusión

Te puede interesar:  Joaquín Díez-Canedo Flores recibe el Reconocimiento al Editor Universitario

–Me da gusto que a la Feria le interesa hacer una lista tratando de encontrar un equilibrio geográfico y de género. La literatura no debe tener esos ítems para leer, pero sí ayudan a este tipo de listas, que no haya instrumentos tan parciales, es sano. Yo desconfío de las listas, pero me da gusto estar en esta.

Jorge Comensal
Me da gusto que a la Feria le interesa hacer una lista tratando de encontrar un equilibrio geográfico y de género, dice Jorge Comensal. Foto: Facebook

–¿Qué piensas de los otros, los que te acompañan?

–He leído a poco. Nos pasa a todos porque precisamente a muchos los publican editoriales independientes. Hay tantas novedades editoriales, pero a mí como escritor es muy enriquecedor que este programa me vaya a hacer leer a mis contemporáneos más.

–¿Qué cosas vas a presentar en este contexto?

–Entiendo que vamos a tener mesas de presentación colectiva, con algún escritor que nos lea a todos y nos analice. Todavía no pienso qué voy a presentar. Escribo ensayos, crónicas, constantemente y esos textos a veces se pierden en los mares de las publicaciones. Sería una oportunidad de volver a esos textos.

–La literatura mexicana se mueve mucho, más allá de las críticas que se le hagan…¿qué piensas tú?

–Seguimos siendo muchos, pero nunca lo suficiente. La posibilidad de expresarnos literariamente mientras más se generalice sería mejor. Mi relación con el número de lectores en el país tenemos una tarea que consiste en llegar a nuevos lectores. Y eso consiste en no encerrarnos en el mundo literario.

Jorge Comensal
Una primera novela muy prometedora. Foto: Twitter

–¿Salir un poco a la calle?

–Sí, totalmente. Es decir, no escribir sólo desde la idea romántica de la inspiración personal, sino querer decirle a alguien algo específicamente. En Las mutaciones yo tenía muy claro que quería escribirle algo a los enfermos de cáncer, no quería escribirle al jurado de algún premio, ni a mis colegas, sino para alguien a quien le gusta leer y ha tenido cáncer, alguien a quien le gusta leer y quiere pasar un buen rato a pesar de estar leyendo sobre una tragedia. A veces me digo que uno de los lectores en los que pienso son mis tías. Me refiero a los lectores honestos. Soy también un lector de obras complejas. Me acuerdo de Góngora, de Las soledades, cuando tenía que distraerme mientras escribía la novela. Y me encantaba. Son textos concebidos para unos pocos, como decía Góngora.

–¿Qué buscas a la hora de escribir una novela, la voz, la historia, los personajes?

–Busco todo eso simultáneamente. Ahora estoy terminando un cuento y he tenido que cambiar la voz tres veces. Escribir en primera persona es muy difícil porque no sería verosímil que el personaje lo creyera. Un narrador que me permite hablar a mí, como lector de poesía, como lector de muchas literaturas, es lo que busco.

–¿Qué estás leyendo?

–Estoy leyendo una novela juvenil que se llama Como caracol, de Alaíde Ventura Medina. Estoy leyendo el poemario Una ballena es un país, de Isabel Zapata, al que voy a presentar pronto. Luego leo libros de ciencia, de biología, que me encantan.

Comments are closed.