Juan Carlos Chávez

Juan Carlos Chávez se pregunta en su libro: ¿Por qué deseamos?

Así presenta el libro Juan Carlos Chávez, Multi-Ser, en busca de sentido (Amazon), preguntándose ¿Por qué deseamos?, poniendo precisamente en esa interrogación el centro de nuestra vida.

Ciudad de México, 2 de septiembre (MaremotoM).- Somos un Ser compuesto por   partículas subatómicas que protegen la vida en todas sus manifestaciones, somos genes que buscan su propia reproducción y supervivencia, tenemos emociones que buscan el estímulo inmediato y una   capacidad racional que busca argumentar lógicamente. Muchas veces estos niveles no están de acuerdo unos con otros: es entonces que la confusión nos domina.

Así presenta el libro Juan Carlos Chávez, Multi-Ser, en busca de sentido (Amazon), preguntándose ¿Por qué deseamos?, poniendo precisamente en esa interrogación el centro de nuestra vida.

ENTREVISTA EN VIDEO A JUAN CARLOS CHÁVEZ

Una de las cosas que siempre vemos cuando tenemos que tomar decisiones son los sentimientos encontrados. A veces, precisamente, los sentimientos son tantos que no podemos tener esa guía asertiva para que nuestra vida se centre.

La poderosa óptica de Chávez está diseñada en la información de los más grandes pensadores de la Psicología, Genética, Neurobiología, Filosofía y Mecánica Cuántica.

“Los sentimientos positivos los obtenemos de diferentes fuerzas que actúan en nuestro ser constantemente. ¿Cómo puedo querer algo y al mismo tiempo no quererlo? Esas fuerzas influyen en nuestras decisiones”, afirma Chávez.

Te puede interesar:  Rob Lowe llega a la pantalla de Film&Arts con Wild Bill

“Tenemos un pastel de chocolate delicioso aquí enfrente. Hay cuatro fuerzas que nos mueven y que tienen propósitos diferentes. Por un lado, está el personaje instintivo, que quiere Supervivencia y nos exhorta a que nos comamos ese pastel”, agrega.

Juan Carlos Chávez
¿Cómo puedo querer algo y al mismo tiempo no quererlo? Foto: Cortesía

Después viene lo emocional que encuentra un sentimiento positivo inmediato en el pastel, porque va a liberar dopamina, luego viene el personaje racional, que busca causa y efecto en las cosas, tiene una infinidad de respuesta y todas están basadas en el argumento lógico. Aquí empieza la confusión. Finalmente, llega el personaje espiritual, no el más presente, pero sí el más poderoso.

“A ese personaje no le importa la supervivencia y la reproducción genética, a ese personaje le importa proteger al todo. Estas cuatro fuerzas están todo el tiempo aconsejándonos”, afirma este Profesor de comunicación, Creatividad y Marketing de la Universidad Panamericana.

Un libro obligado para profesionales de campos que implican interacción humana, pero sobre todo para cualquier persona interesada en comprenderse mejor, es lo que ofrece este también Director y fundador de G8D Agencia Creativa de Comunicación, asesora de cientos de empresas nacionales y trasnacionales.

Comments are closed.