Jumbo festejará dos décadas de rock en la Ciudad de México, con su show Manual de viaje a un lugar lejano

Jumbo, una banda señera en el rock nacional, fue formada en 1997 por Clemente Castillo, Charly Castro, Flip Tamez y Beto Ramos.

Ciudad de México, 21 de julio (MaremotoM).- Jumbo es una de esas bandas grandes del rock mexicano. Nacida en Monterrey, siempre ha experimentado. A veces con éxito y lo mejor siguiendo su instinto.

Jumbo, integrado por Clemente Castillo, Flip Tamez, Charly Castro y Beto Ramos, cumple ahora 20 años y lo festejará en Ciudad de México el jueves 31 de octubre en el Teatro Metropolitan.

El show se llama Manual de viaje a un lugar lejano, un concierto íntimo y original donde interpretarán las canciones más representativas de su carrera con un nuevo y renovado toque, acompañadas de sección de vientos, metales y percusiones.

En 2018 dieron vida a este material discográfico en vivo. La producción corrió a cargo de Adán Jodorowsky y también contaron con la participación de grandes amigos y colegas como La Gusana Ciega, DLD, Chetes, Okills, Jay de la Cueva, El Gran Silencio, Paco Familiar, Daniela Spalla y hasta la grupera Alicia Villareal.

En 1999, cuando iniciaron, fue un año que marcó el comienzo de un verdadero vendaval lleno de éxitos para un gigante de la escena regia llamado Jumbo. Restaurant, su primer disco de estudio, los colocó en lo más alto de las listas de popularidad. Temas como “Monotransistor”, “Dulceácido”, “Aquí”, “Fotografía”, “Siento que…”, “Siempre en domingo”, “Superactriz”, se convirtieron en los favoritos de los jóvenes.

De ahí en adelante, llegaron los proyectos sonoros D.D. y Ponle Play, Teleparque, Gran Panorámico, Superficie, Álamo. Canciones en Madera Vol. 1, Alto al Fuego, Restaurant Revisitado, Manes, Alfa Beta Grey y Manual de viaje a un lugar lejano.

Jumbo, una banda señera en el rock nacional, fue formada en 1997 por Clemente Castillo, Charly Castro, Flip Tamez y Beto Ramos, que con mucho menos aparato y menos promoción que otros dormidos en las tumbas de la gloria, ha venido evolucionando con refinamiento y sensibilidad.

Te puede interesar:  Cuando el sueño del pibe terminó

“Cada vez estamos más convencidos de que las cosas se tienen que hacer a nuestra manera y a nuestro gusto. Es muy difícil trabajar para complacer a otros, lo más natural para un artista tendría que ser la coherencia en todo lo que hace y para eso hace falta satisfacer las demandas propias, no las ajenas”, ha dicho Clemente Castillo en una nota pasada.

¿Cómo llegó Jumbo hasta aquí?

“Merced a la perseverancia, creo que ese es el valor que más nos define. No rendirse nunca y no prestar tanta atención a situaciones que no tienen que ver con nosotros, porque es eso lo que destruye una banda. Hay muchos artistas que se quedaron en el camino por falta de espacios, por falta de apoyo y en nuestro caso lo que pasó es que siempre hicimos lo que queríamos, tanto cuando estábamos con una multinacional como cuando nos tocó convertirnos en independientes. En ambos escenarios hemos tratado de ser prolíficos y activos, porque las cosas afuera van y vienen. El rock en nuestro país decayó mucho a nivel de mercado, pero estoy seguro de que habrá un resurgimiento; así como ha regresado por ejemplo el vinilo, que tiene un formato muy bonito y se escucha muy bien. Soy de esos que compra mucha música digital pero que también entro a las tiendas para buscar compactos, me gustan los discos físicos”, ha agregado.

Comments are closed.