Festival El Aleph

“La ciencia implica la concepción de vernos como redes, en lugar de vernos como partes”: José Gordon

La edición 2019 del Festival El Aleph se llevará a cabo del 22 al 26 de mayo en el Centro Cultural Universitario (CCU) y en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3). En ella participan los doctores Deborah Gordon, Bartolo Luque y Alejandro Frank, entre otros investigadores.

Ciudad de México, 17 de mayo (MaremotoM).- Hacerle una entrevista al escritor y divulgador de la ciencia José “Pepe” Gordon es encender el grabador y dejar que hable. Siempre es así: le entusiasma tanto decir lo que sabe, pero no para despertar admiración sino para encender la curiosidad, que no hacen falta muchas preguntas.

Ahora comienza El Aleph (Jorge Luis Borges homenajeado a partir de ese libro con tantas claves y enigmas), que se llevará a cabo del 22 al 26 de mayo en el Centro Cultural Universitario.

¿Qué relación hay entre el rito de apareamiento de una luciérnaga en Nueva Zelanda y los latidos de tu corazón? Si pensaste en el amor, te equivocas. Durante el verano, los machos de la especie de luciérnaga Pteroptyx malaccae pueden sincronizar el encendido y apagado de sus señales luminosas como una impresionante coreografía previa al encuentro erótico. El bosque se ilumina y se oscurece como una invitación a la reproducción.

Expertos en ciencias de la complejidad investigan cómo se lleva a cabo esta sincronización para entender el funcionamiento de nuestro ritmo circadiano; esto es, lo que permite encender y apagar, sin que intervenga la voluntad, diversos sistemas de nuestro cuerpo durante el día y la noche, entre ellos los periodos de sueño o el ritmo cardiaco.

¿Qué estudian las ciencias de la complejidad? ¿Para qué sirven? ¿Se relacionan con el arte?

Cinco ejes guían la oferta académica y artística: Ecología y cambio climático; Redes, coherencia social y urbanismo; Redes biológicas y algoritmos de la naturaleza; Complejidad y mundo interno del sujeto y Neurociencias.

En el contexto del festival se conmemorarán, además, el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, los 70 años de la primera edición de El Aleph de Jorge Luis Borges, el 500 aniversario luctuoso de Leonardo da Vinci y los 90 años de la Autonomía Universitaria.

En la programación de El Aleph participan las direcciones de Música, Danza, Teatro, Actividades Cinematográficas, TV UNAM, Radio UNAM, así como la Cátedra Extraordinaria José Emilio Pacheco de Fomento a la Lectura, el Programa Arte, Ciencia y Tecnologías (ACT) y el Centro Universitario de Teatro (CUT), entre otras instancias universitarias.

Festival El Aleph
Festival El Aleph, la presencia de Jorge Volpi, muy interesado en las relaciones que tienen el arte y la ciencia. Foto: Cortesía

Este paseo por el mundo del pensamiento complejo arrancará el miércoles 22 de mayo, cuando el científico Alejandro Frank, director del C3, dicte la conferencia magistral Microbioma: No somos un árbol, somos un bosque, en la que abundará sobre inmensos multifamiliares de microorganismos que habitan en diversos seres, incluyendo a los humanos.

La científica Deborah Gordon nos hablará de los años que ha pasado entre el desierto de Arizona y el bosque de Jalisco observando el comportamiento de las hormigas. En su charla Redes de hormigas: La anarquía inteligente, Gordon (no tiene ninguna relación con Pepe) explicará los patrones emergentes de inteligencia de estos insectos y sus similitudes con el intercambio de datos en internet.

Las biólogas mexicanas Alicia Mastretta Yanes, Mariana Benítez y Patricia Vélez discutirán sobre las intervenciones de la ciencia en redes biológicas, mientras que el físico español Bartolo Luque hablará sobre cómo a través de la pintura, la arquitectura, la literatura y otras artes surgió la ciencia de la complejidad.

La conmemoración del 500 aniversario luctuoso de Leonardo da Vinci, artista dueño de un pensamiento complejo, estará presente con la mesa de diálogo El ojo de Da Vinci y la complejidad, en la que participarán Carlos Gershenson y José Gordon. Al final de la charla se presentará el cortometraje documental Las ideas de la complejidad en Da Vinci, de Víctor Méndez y Ricardo Mansilla.

Como parte de su programación y en colaboración con la Universidad de Arizona, se estrenará en México la versión de cámara de la ópera La hija de Rappaccini, del compositor mexicano Daniel Catán, con adaptación de Juan Tovar sobre la obra de teatro homónima de Octavio Paz. Contará con la dirección escénica de Cynthia Stokes y la dirección musical de Michael Dauphinais.

La Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata (OJUEM) interpretará Concierto basura. Un concierto para basura reciclada, de Jan Järvlepp; Alternative Energy, de Mason Bates y Juego de dados, de Mozart, piezas artísticas creadas a partir del método científico.

Por su parte, el ensamble Liminar, dirigido por Ludwig Carrasco, interpretará el programa Complejidades, en el que destaca el estreno mundial de Jaime Lobato y dos estrenos en México, de Iván Naranjo y Brian Ferneyhough. De este último, se ejecutará “Incipits”, que pertenece a la corriente músical de la New Complexity y que explora diversas maneras de iniciar una composición.

La compañía española Insectotròpics presentará La Caperucita Galáctica, una propuesta artística con recursos multimedia basada en el cuento clásico de Perrault. Habrá dos versiones: una para niños de 6 a 11 años y otra para público en general a partir de los 11 años. El Carro de Comedias, proyecto de Teatro UNAM, mostrará la complejidad de las relaciones humanas con El cornudo imaginario, de Molière.

¿Cómo es que dos agentes humanos, bailando bajo el paradigma de la danza mínima, interactúan de manera significativa? ¿Cómo cambia la cognición o el conocimiento de ambos al promover la emergencia de una percepción de integración? Las respuestas se expondrán en la conferencia+performance Neurodanza y Coordinación Interpersonal: La emergencia del togetherness corporal, a cargo de las bailarinas Evoé Sotelo y Katia Castañeda, quienes han trabajado por meses, bailando con chupones conectados a su cabeza, en una investigación de neurodanza desarrollada por los científicos Ximena González y Jesús Mario Siqueiros.

Te puede interesar:  La cultura durante el Covid nos ha salvado: Dejanira Álvarez, coordinadora de la FIL de Nueva York

En la oferta dancística destaca también la presencia de la coreógrafa danesa Kitt Johnson y su compañía X-act, que presentará el performance Post No Bills.

Festival El Aleph
Alejandro Frank, director del C3, dictará la conferencia magistral Microbioma: No somos un árbol. Foto: Cortesía

LAS CONMEMORACIONES

En 1949 fue editado el libro El Aleph, de Jorge Luis Borges, que a la postre se convertiría en un clásico de la literatura latinoamericana. Para celebrar los 70 años de su primera edición, la Cátedra Extraordinaria José Emilio Pacheco de Fomento a la Lectura ha preparado una serie de mesas en las que especialistas como Mauricio Montiel, Liliana Weinberg, Alberto Chimal y José Gordon discutirán sobre este clásico de la bibliografía borgeana y sus vínculos con la complejidad.

Como parte del encuentro se llevará a cabo la presentación de la edición conmemorativa de El Aleph, a cargo de la editorial Penguin Random House, así como una mesa alrededor de la obra de Oliver Sacks, en la que Ilana Sod, Jorge Volpi y Arnoldo Kraus presentarán El río de la conciencia, libro póstumo del eminente neurólogo que edita Anagrama.

Además, la Cátedra Pacheco organizará del 22 al 24 de mayo el coloquio Reacciones literarias: La química de las ideas en sistemas complejos, espacio en el que la ciencia, el arte y la literatura se encuentran en un viaje por el mapa de la pulsión, de la vida misma. Por su lado, la Filmoteca de la UNAM presentará el ciclo de cine Complejidad a 24 cuadros por segundo, que está formado por películas como El hombre que cayó a la Tierra (Nicolas Roeg, 1976) y La pesadilla de Darwin (Hubert Sauper, 2006).

Los 90 años de la Autonomía Universitaria serán recordados con la instalación escénica Museo-Teatro Autónomo, pieza del director Alberto Villarreal. Como parte de la celebración por los 150 años de la creación de la Tabla Periódica de los elementos, se exhibirá una parte de la exposición La tabla de los elementos, proyecto que involucra a artistas plásticos, escritores, músicos, fotógrafos y científicos, cada uno de los cuales trabajará una obra sobre un elemento específico.

En la Explanada de La Espiga habrá exhibición y venta de libros, se instalará un planetario móvil y la Unidad Prometeo, en la que se ofrecerán charlas y talleres.

–¿Están ansiosos por el festival, querido Pepe Gordon?

–Sí, bastantes. Del 22 al 26 de mayo inicia la tercera edición de El Aleph. En esta ocasión está dedicado a las fronteras de la ciencias de la complejidad. Hablamos cómo se dan los mecanismos autorregulatorios en diferentes sistemas que permiten que surjan nuevos mecanismos de expresión de las leyes de la naturaleza. Lo que quiere decir ciencias de la complejidad no es tanto investigar las partes de un sistema, sino como interactúan entre sí para crear dinámicas que crean una totalidad que es mayor a la suma de las partes. Esto funciona en partículas subatómicas, en neuronas, en los comportamientos colectivos sociales, en la inteligencias colectivas y en nuestro organismo.

–¿Qué nos va a aportar ir al Festival?

–Una de las cosas que trae es tratar de aprovechar con mayor inteligencia y coherencia las propiedades que tienen los sistemas complejos, para tratar de organizarnos en una ciudad, tener un flujo mejor para la ciudad, un mejor urbanismo entendiendo cómo funcionan los sistemas complejos. Por otra parte, en términos del cuerpo, nos va a permitir apreciar cómo se pueden combatir ciertas enfermedades en la medida que en nuestro cuerpo existen micro-organismos que constituyen lo que el doctor Alejandro Frank, el coordinador del Centro de Ciencias de la Complejidad, de la UNAM, plantea como una especie de “ecología interna”. Cuando rompe su equilibrio se plantea el problema de las enfermedades. Cuando tomamos antibióticos de manera impulsiva, estamos devastando el equilibrio del cuerpo y de eso hablará el doctor Frank.

–¿La ciencia ayuda a cambiar la vida, podemos confiar en ella para pensar en un mundo mejor?

–Sí, porque implica la concepción de vernos como redes, en lugar de vernos como partes. Y esto es un paradigma importantísimo.

–¿Quién más viene al Festival El Aleph?

–Viene la doctora Débora Gordon, de la Universidad de Stanford, una investigadora muy destacada que ha estudiado el comportamiento colectivo de las hormigas y descubrió que cuando las hormigas van en busca del alimento, las series de pasos que dan no se dan a través de una autoridad central, sino que se van comunicando, dejando huellas químicas y el comportamiento de las hormigas crea una serie de pasos, de algoritmos, tan eficaces, que llegan al alimento de una manera muy sencilla. Cuando ella estudia estos algoritmos se da cuenta de que son los mismos algoritmos que utilizamos en Internet, cuando estamos buscando una palabra o un concepto. Con mucho sentido del humor, la doctora Gordon plantea que las hormigas inventaron la Internet.

–¿Conmemorarán a Leonardo Da Vinci?

–A 500 años de su fallecimiento, vamos a dar una charla Carlos Gershenson y yo sobre el ojo de Da Vinci y los sistemas complejos. Cuando vemos sus dibujos del cuerpo y cuando vemos los dibujos de los ríos en un paisaje en los mapas que él elabora, nos damos cuenta de que él se percata de una geometría muy similar. Los estudios de Leonardo Da Vinci tienen que ver con un ojo que podía captar esta idea de sistemas en movimientos. Sus dibujos se pueden capturar como arte, pero también como ciencia en la observación del detallado de la naturaleza, que nos abre a una geometría total.

Para ver toda la programación del Festival, ve a http://culturaunam.mx/elaleph/

Comments are closed.