La Colmena

La Colmena, un ensamble musical de 16 mujeres, llega de Argentina para cantar Zapata se queda

La Colmena ha compartido escenarios y grabaciones con grupos y artistas como Lila Downs, Agárrate Catalina, Carlos Aguirre, De Tal Palo, Leo Sujatovich, Ramón Navarro y Juan Quintero.

Ciudad de México, 22 de mayo (MaremotoM).- Perdón: ¿16 mujeres? ¿Manejan todo de manera horizontal? ¿No hay una que mande? Ah. Es cierto. Charlan todo y probablemente las cosas se demoren un poco más, pero funcionan.

A México vendrán 12, porque las otras cuatro acaban de parir y todo no se puede. Bueno, a veces la gente dice que no se puede todo. Cuando las bebés estén un poquito más grandes, ellas volverán al Ensamble Musical La Colmena y las volveremos a escuchar a todas.

Sol Belous, Tamara Bregman, Felicitas Camardon, Sofía Carelli, Eva Cuevas, Olivia Houssay, Laura Migliorisi, Victoria Moscatelli, Lucía Pereyra, Lucía Pinto, Nadia Puértolas, Pía Sicardi, Emilia Siede, Mirian Spinelli, Luna Sujatovich, Wanda Wechsler y Eliana Zarabozo conforman La Colmena.

Por primera vez, este colectivo de mujeres originarias de Buenos Aires, Argentina, que basa su experiencia artística en una colaboración horizontal y una dirección dinámica, realizará una gira por nuestro país que arrancará en la Ciudad de México con un concierto en el que realizarán un recorrido por numerosos arreglos del folclore latinoamericano e interpretarán su nuevo single “Zapata se queda”, arreglo de la canción original de Lila Downs.

La Colmena
Feministas y músicas. Foto: Lucia Prieto

La Colmena tiene sus antecedentes en la época dorada de los noventa, cuando surgieron diversas agrupaciones femeninas dedicadas a la música vocal y que se alejaban del clásico coro de las denominadas voces blancas, al mismo tiempo que nacieron en Sudamérica agrupaciones que introdujeron algunos instrumentos, mientras conservaban la música vocal como base estética para mostrar los ritmos de la música de raíz de distintos continentes.

Tras esto, La Colmena ha logrado consolidarse como “una amalgama muy flexible, entre canto grupal, solistas y momentos de coralidad, con un repertorio muy coherente” –de acuerdo con el portal Club del Disco– para viajar musicalmente del folclore riojano al cubano, de un canto anónimo colombiano a uno de esclavos brasileños.

Oilando, su primer álbum publicado en 2015 y producido por Leo Sujatovich y Pablo López Ruiz, es un recorrido por numerosos arreglos del folclore latinoamericano que concluye con una murga de Eduardo Mateo, uno de los grandes representantes de la música popular uruguaya.

Gracias al apoyo de Ibermúsicas, este año La Colmena realizará su primera gira por nuestro país, la cual arrancará en la Ciudad de México con un concierto a beneficio del programa “Voz y movimiento para mujeres”, promovido por La Nana, que se realizará el domingo 26 de mayo a las 12:00 horas en el Teatro Ángela Peralta, ubicado en Aristóteles s/n, entre las calles Luis G. Urbina y Emilio Castelar, en la colonia Polanco.

Después de esta presentación, La Colmena continuará su gira por los estados de Guanajuato, Nuevo León, San Luis Potosí –donde ofrecerá tres conciertos como parte del Festival del Desierto–y Morelos. Entrevistamos a Laura Migliorisi, una de las integrantes de La Colmena.

–¿Qué es La Colmena?

–La Colmena es un ensamble de voces y percusión. Un ensamble de voces y mujeres formado por mujeres, una percusionista. Hace 7 años que trabajamos juntas, haciendo música latinoamericana y folclórica.

–¿Hay un auge de los grupos de mujeres en Argentina?

Te puede interesar:  La novela y el humor materializan el duelo: Franco Félix, autor de La lengua dormida

–La verdad que sí, porque florece también una lucha muy importante y muy fuerte sobre el derecho de la igualdad, a partir de muchas situaciones de abuso de mujeres, un montón de cosas, que hicieron que las mujeres empezáramos a defender nuestros derechos y a partir de eso estamos luchando para que haya más mujeres arriba del escenario. Los festivales de música siempre hay más hombres que mujeres, no es que criticamos eso, sino que luchamos por una igualdad de género.

La Colmena
La Colmena: luchar, cantar y vivir. Foto: Lucía Prieto

–¿Dónde está el feminismo y dónde la música en este caso?

–Por un lado en nuestra manera de trabajo están las dos cosas muy ligadas, porque nos encuentran también siendo madre, entonces nos planteamos muchas cuestiones, entre ellas el hecho de ser mujeres y además de hacer música muchas son profesionales, psicólogas, ecónomas, historiadoras. Cada una desde su lugar intenta aportar un poco desde la cotidianeidad y a través de la música al feminismo.

–La paridad de género implica también el hecho artístico…

–Sí, totalmente. Lo que intentamos no es que haya más mujeres, sino que haya igualdad de género, es muy notorio esas situaciones laborales en que la mujer es relegada. Yo soy madre y muchas veces las madres nos quedamos en la casa cuidando a los hijos para que el hombre trabaje, es muy compleja la cuestión, abarca muchas aristas.

–¿Qué cuentan las canciones que hacen?

–Depende el género. Tenemos un repertorio bastante diverso de Latinoamérica, hay canciones que tienen que ver con situaciones de cada región. Hacemos una composición de Violeta Parra, una canción de Luis Gonzaga, que habla de la sequía en la tierra…

–¿Qué van a venir a hacer a México?

–Llegamos el viernes, cuando estaremos dando un taller de exploración vocal y tenemos dos fechas en el Foro del Tejedor y el 26 de mayo estaremos en el Teatro Ángela Peralta, en Colonia Polanco. Luego viajamos a Guanajuato, luego a Monterrey, a Cuernavaca y vamos a estar en San Luis Potosí.

–¿Cómo es llevar adelante a tanta gente en un grupo?

–La particularidad de La Colmena es que la trabajamos de una manera horizontal y colectiva, eso demanda mucho tiempo de charlas, para ponernos de acuerdo. Debatimos mucho los temas, las fechas, el vestuario, los arreglos. El hecho de trabajar de manera horizontal nos impide tomar decisiones de un momento para otro, que podría tomar un director de un coro o un director de una orquesta. Lleva mucho tiempo el pensar entre nosotras para dónde llevar la música. La gira por México fue gracias a un proyecto que presentó nuestra manager, Cecilia Maneiro.

–¿En el taller van a estimular en México la formación de un grupo como La Colmena?

–Ojalá. A partir de nuestro video, “Zapata se queda”, de Lila Downs, cantamos con ella cuando estuvo en la Argentina, esa canción tuvo un alcance mundial y nos empezó a pasar que mucha gente nos pedía el arreglo. Tomamos la decisión de hacerlo público y gratuito, con la única condición de que quien bajara el arreglo dejara algún contacto en la página. Tenemos videos de Chile, de Londres, de los Estados Unidos, mucha gente está haciendo la canción.

Comments are closed.