Vania Reséndiz

La comunidad, palabra clave en la reciente Feria Internacional del Libro de Oaxaca

El domingo terminó la 41 FILO Oaxaca. En medio de los festejos previos por el Día de Muertos y por supuesto la férrea defensa de los libros que resplandece en la voz de la directora Vania Reséndiz, que esta vez ha estrenado su puesto con una feria histórica en la que se han combinado voces famosísimas, como la de Kim Gordon y voces de honda reflexión, como la del homenajeado Jaime Martínez Luna.

Oaxaca, 27 de octubre (MaremotoM).- El domingo terminó la 41 FILO Oaxaca. En medio de los festejos previos por el Día de Muertos y por supuesto la férrea defensa de los libros que resplandece en la voz de la directora Vania Reséndiz, que esta vez ha estrenado su puesto con una feria histórica en la que se han combinado voces famosísimas, como la de Kim Gordon y voces de honda reflexión, como la del homenajeado Jaime Martínez Luna.

Quedará para la historia la palabra de la escritora Natalia Sánchez Loayza (Lima, Perú, 1991), ganadora del 7°Premio Aura Estrada.

“Yo postulé al Premio Aura Estrada la noche en que caí en cuenta que no publicarían un texto mío que llevaba trabajando por años. No era la primera vez que me pasaba, de hecho ya había perdido la cuenta de todas las veces que había intentado publicarlo sin éxito, pero tenía que intentarlo una vez más”, dijo.

“Lo que nos toca como escritoras es seguir escribiendo, seguir escuchándonos a nosotras mismas primero, apostar por esa idea a la que le hemos dado vueltas y vueltas, seguir demostrando lo que escribimos, primero a nuestras amigas y luego a todo aquel que sea necesario, si no lo hemos hecho ya, equivoquémonos, publiquemos textos malos y hagámoslo cada vez con menos vergüenza hasta que publiquemos algo que sea mejor”, fue la voz de esta ganadora en buena ley, con un pensamiento edificante y abierto que mucho inspirará a los nuevos escritores.

Feria del Libro de Oaxaca
Lo que nos toca como escritoras es seguir escribiendo, seguir escuchándonos a nosotras mismas. Foto: Cortesía

Francisco Goldman, el director del jurado y acompañado por la escritora Rachel Kushner y la música Kim Gordon, entregó el premio que consiste en 10 mil dólares y la publicación de un texto suyo en la Revista Granta, en español, para una escritora de hasta 35 años. Además, la oportunidad de alojarse en cuatro residencias para escritores: dos en Estados Unidos, una en Italia y una en Oaxaca, México.

Muchos debates, homenajes por ejemplo a Vivian Mansour, por su trayectoria de más de 20 años en la literatura infantil, alimentar con sus libros el Programa Nacional de Lectura y las Bibliotecas de Aula y un sentido más profesional de la feria. No es que antes no fuera tomada con seriedad, pero un rasgo distintivo de la feria dirigida por Vania es precisamente que todo funcione como un reloj. Recordamos en ese sentido la entrevista que le hacíamos cuando hizo el anuncio de la Feria.

Las artes plásticas estuvieron a cargo de la poeta y pintora (y muchas más cosas, un todo terreno que siempre está atenta a la mirada en el arte) Tanya Huntington, quien participó en Hacer Tequio, un panal hermoso en el Museo Textil de Oaxaca y en el que participaron muchas personas.

UNA CRÓNICA DENTRO DE LA CRÓNICA

El día en que visité el Centro de las Artes San Agustín, uno de los tantos legados dejados por el maestro Francisco Toledo (1940-2019) era el cumpleaños 70 de Charly García. En Argentina, todo estaba dado vuelta para festejar que sobre todo el gran músico de rock latinoamericano estuviera vivo. Poder dedicarle dos conciertos a su música y a su figura fueron el testimonio de una comunidad que lo adora.

Te puede interesar:  Silverstone 2022: Cinco claves para el Grand Prix más apasionante de la temporada (y un aviso que no puede desatenderse)

Pensaba precisamente en la palabra “comunidad” cuando fue precisamente este concepto por medio del cual era homenajeado el maestro Jaime Martínez Luna. Originario de Guelatao de Juárez ubicado en el Estado de Oaxaca, tiene una gran trayectoria académica e intelectual y definió el concepto de “comunalidad” para identificar a los indios más allá del criterio puramente lingüístico.

La “comunalidad” indica la voluntad individual de ser colectividad y se distingue por la reiteración cíclica, cotidiana y obligatoria de esta voluntad, por medio de la participación en las actividades de poder, trabajo, fiesta y relación con el territorio. Ha creado dos estaciones de radio, un Centro de Producción Musical, organizaciones etnopolíticas y agrupaciones musicales. Se ha desarrollado como comunero en Guelatao, como organizador en la Sierra, como intelectual en Oaxaca y en México y ha impulsado desde los ‘70 la lucha y la organización por la defensa de los recursos naturales de la Sierra y por su aprovechamiento comunitario.

Feria del Libro de Oaxaca
Homenaje a Jaime Martínez Luna. Foto: Cortesía / Carina Pérez García

Así que ahí estaba para conocer a semejante personalidad, en un homenaje entrañable y que evidencia la esencia de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca. Hay personalidades internacionales, hay fiesta de la literatura, pero sobre todo hay un enraizamiento de la tierra que la vio nacer y cada vez que vamos somos los que aprendemos de Oaxaca, más que darle algo.

“Yo voy a seguir siendo un necio provocador porque no me represento a mí mismo. Lo que tengo, lo que digo, lo que escribo, lo que canté y hago todos los días no es mío, me lo dan todos. Las ideas, la fuerza y la energía yo las recibo de su mirada, por ello soy el momento y el espacio en que existo, por eso ratifico: el individuo es una prisión, nos han hecho pensar que somos un individuo: no es así. Somos el resultado de un todo” fueron las palabras del homenajeado y que sonó como un verdadero grito, como un auténtico susurro, en las paredes monumentales del Centro San Agustín. Estábamos en Etla, afuera llovía como una poesía inesperada, los lagos de afuera chispeaban con agua casi celestial.

Yásnaya Elena Aguilar Gil, lingüista y activista mixe y Luis Hernández Navarro, escritor, la banda infantojuvenil Yela-Too fueron quienes participaron con gran entusiasmo del reconocimiento.

“Voy a seguir sosteniendo que lo que hago es resultado de un proceso tan enriquecido por la propia energía que genera nuestra existencia total. El futuro es comunal y estoy convencido de ello. El laberinto no es nada más del neoliberalismo, sino del liberalismo francés, que consolidó lo clerical, lo militar que se impuso con la colonia. Tiene que desaparecer para entendernos que somos un proceso comunal, integral, que el futuro del mundo ya no sólo de Oaxaca es comunal”, dijo Jaime Martínez Luna.

Otra Feria Internacional del Libro de Oaxaca transcurrió, pero precisamente como fue híbrida, las presentaciones de libro, los discursos y la belleza de Oaxaca están presentes hasta el próximo encuentro. ¡Gracias, Oaxaca! ¡Gracias, Vania Reséndiz!

Comments are closed.