Fórmula UNO

La crisis de Ferrari y una provocativa idea sobre las mujeres

Quizás obligar a subir una mujer al podio no solo sea una buenísima señal en términos de reconocer la diversidad; después de todo ya hay tres puestos asegurados para los hombres… También podría representar un interesante atractivo para sumar a más mujeres a la carrera por integrarse a la Fórmula 1, que no es nada sencilla pero tampoco imposible.

Ciudad de México, 13 de julio (MaremotoM).- El escenario ideal que planteamos oportunamente para Max Verstappen, un doble triunfo en la pista en la que había ganado ya en 2018 y 2019, no se concretó: ¿Honda juega demasiado conservador? Según los GPS de los equipos más encumbrados, los nipones disponen de 15 HP menos en su impulsor que los Mercedes y están a la altura de las unidades de potencia Renault.

El deslucido cuarto puesto de Alex Albon… ¿podría habilitar un cambio de posición en RedBull a favor de la contratación de Sebastian Vettel para 2021, una posibilidad que despertó mucha confusión entre todos los voceros del equipo (a uno sí, a otro no, a otro sí un día y no al día siguiente…)?

Un atento lector preguntó en Twitter qué habría que hacer con Ferrari ahora. Creo que en este momento no hay dinero en el mundo que pueda pagar una responsabilidad semejante. Lo que sería ideal es contra con esa oportunidad en Racing Point: convencer a su dueño Larry Stroll que lo más indicado para el equipo es sentar una temporada en el banco a su hijo Lance y contratar a Vettel para esa butaca, dándole toda la confianza. Mientras Sergio Pérez (el Driver of the Day, sin lugar a dudas) pasó como una tromba a Dan The Man Ricciardo, Lance se quedó a vivir detrás del Renault y recién reaccionó cuando el mexicano le había sacado 12 segundos…

Fórmula UNO
Stephanie Travers, la ganadora en constructores. Foto: Cortesía F1

La crisis de Ferrari excede a Mattia Binotto. Es más profunda, y quienes pudieran removerlo tampoco parecen tan capacitados como para tomar la mejor decisión. El motor no podrá cambiarse hasta 2021, el coche será el mismo hasta 2022, el auto no reacciona ni con nuevas partes… Lo que sí puede hacer la Scuderia con efecto inmediato es reconsiderar esa decisión extraoficial de “jugar un 4-4-4-1-1”, con Charles Leclerc delante de Seb Vettel. Parece más que una sospecha que, a partir de ese favoritismo, el entorno leclerquista está presionando de manera excesiva a su piloto.

Es difícil creer que Carlos Sainz esté, a su vez, considerando oportuna su decisión de pasar a Ferrari desde el 1° de enero. En todo caso, porque siempre hay que pasar alguna vez en la vida por Ferrari, y, en todo caso, porque el español ya asumió ese pase con sus actitudes de número 2 en McLaren. El equipo lo perjudicó en la parada en los boxes, haciéndole perder puestos con los Racing Point y Carlos acabó cediendo paso ante el ataque final de Lando Norris, lo que fue el inglés pudo aprovechar mejor sobre la raya para quitarle el quinto puesto a Checo Pérez. Sainz es el jugador de equipo que Ferrari necesita.

Te puede interesar:  Juan y Juancito: Lionel Messi se alza con su séptimo balón de oro

Sobre el final de la carrera, los últimos ocho clasificados (dos Alpha Tauri, dos Alfa Romeo, dos Haas, dos Williams) eran ¡todos blancos! Se hacía muy complicado distinguirlos en la pista. Es cierto que todos tienen escasos sponsors que puedan quejarse pero… los fanáticos sí podrían hacerlo.

Fórmula UNO
Lewis Hamilton, otra vez el ganador. Foto: Cortesía F1

UN TUIT PROVOCADOR

Al podio, a recibir el trofeo de Constructores, subió la ingeniera africana Stephanie Travers, nacida en Zimbabwe, empleada de Petronas, el sponsor de Mercedes. Escribí este tuit apenas terminada la carrera:

“Ya es costumbre -cuarto Grand Prix al hilo- pero debería ser obligatorio: que el trofeo de Constructores lo reciba siempre una mujer”.

Despertó mayoría de reacciones adversas, lo que no era de extrañar. Las carreras de autos son desde siempre un universo machista y conservador, nos guste a no, y convocan millones de seguidores.

Fórmula UNO
“Ya es costumbre -cuarto Grand Prix al hilo- pero debería ser obligatorio: que el trofeo de Constructores lo reciba siempre una mujer”. Foto: Cortesía F1

Pero la verdad es que en condiciones de subir una mujer al podio en estas circunstancia se encuentran pocos equipos. Y Mercedes, el máximo candidato, no solo siempre encuentra una mujer distinta entre sus filas a cada carrera para adjudicarle el honor, sino que además favorece abiertamente la cuestión, acaso para dejar atrás una práctica retrógrada. “Corriendo para la diversidad y la inclusión” es el lema que eligieron en Twitter para la campaña 2020.

“Nuestro miembros nos dicen que la experiencia dentro de nuestro equipo es inclusiva. Pero en nuestra organización solo el tres por ciento se identifica como perteneciente a una minoría étnica y solo el 12 por ciento de nuestras empleadas son mujeres. Esa falta de diversidad muestra que tenemos que encontrar nuevas manera de atraer talento de muchas áreas de la sociedad a las que no llegamos actualmente”. Esta es una declaración oficial de Mercedes, formulada cuando anunció el livery negro de sus autos.

Fórmula UNO
Pilotos al ataque. Foto: Cortesía F1

Quizás obligar a subir una mujer al podio no solo sea una buenísima señal en términos de reconocer la diversidad; después de todo ya hay tres puestos asegurados para los hombres… También podría representar un interesante atractivo para sumar a más mujeres a la carrera por integrarse a la Fórmula 1, que no es nada sencilla pero tampoco imposible. Y la política bien entendida sigue siendo la mejor herramienta para modificar el estado de cualquier situación.

Dicho ésto: Hannah Schmitz, la estratega de RedBull, la misma que subió al podio en Interlagos 2019, se equivocó haciendo detener a Max Verstappen al menos cinco o diez vueltas antes de lo necesario. Hasta el propio Max estuvo en desacuerdo. Lo pagó al final. Quisieron desestabilizar a Mercedes con la parada anticipada y no les funcionó; aquí sí que habría servido más una actitud más conservadora…

Fuente: Pablo Vignone / Original aquí.

Comments are closed.