Balance de la FIL

La Feria de Guadalajara termina hoy, necesitada de transformación y de vanguardismo

La Feria del Libro de Guadalajara dejó un sabor amargo. Desde la marcha intentando boicotearla desde el primer día, hasta esa programación que no ahonda en los gustos de los jóvenes, que no es una propuesta de vanguardia y que no hace su propia investigación para decir “Estamos en modo FIL”, un slogan nacido de la directora, Marisol Schulz.

Guadalajara, Jalisco, 4 de diciembre (MaremotoM).- ¿La Feria del libro o las voluntades del mercado? Un poco de las dos cosas. En este reencuentro, después de dos ediciones afectadas por la pandemia, las personas regresaron a Expo Guadalajara, del 26 de noviembre a 4 de diciembre, para sumarse a la fiesta de los libros y la lectura y adentrarse en la cultura árabe de la mano de Sharjah.

FIL
Entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2022, dentro de la 36 Feria Internacional del Libro en Guadalajara, (izq-der) Oana Sabo, Raúl Padilla, Lorenzo Cordova, Sergio Ramirez, Jequesa Bodur Alqasimi Mircea Cărtărescu, Ricardo Villanueva, Jeque Fahim Al Qasimi, Hugo Setzer Letsche, Enrique grave Wiechers, Massimo D´alema, Peter Grohmann, Ahmed Al Arreri, Alberto Perez Daryan, Silvia Elena Giorguli Salcedo, Marisol Schultz Manou sábado 26 de Noviembre del 2022, Guadalajara, Jalisco, México. Foto: Bernardo De Niz

Por supuesto, el rey de toda la feria fue el escritor rumano Mircea Cărtărescu, un verdadero aluvión en un encuentro un poco aburrido porque siempre están los mismos escritores. El autor de Solenoide, de Nostalgia, El ruletista, El Levante, fue sin duda el más cercano de los premiados y se puso en contacto directo con sus lectores.

Claro que su literatura, difícil y profunda, no es para cualquiera y uno veía a los periodistas acercarse a él, sin cara de haber leído una línea de por ejemplo Solenoide, pero yo decía: al fin un buen escritor con el que se sacan fotos.

Desde Rosa Montero, pasando por Leonardo Padura, a Benito Taibo, parece ser que nada ha cambiado entre los asistentes a la FIL. Ni siquiera con los presentadores, que son, obviamente, los de la televisión, que por supuesto no saben nada de literatura y no vamos a decir sus nombres porque ya los saben.

Hay que renovar las mesas y los autores, teniendo en cuenta que esta FIL fue de las mujeres. Si no, fijarse en las filas para firmar de María Dueñas, de Alma Delia Murillo, de la cantidad de novelas escritas en wattpad y que han traído muchos de los 806,805 lectores anunciados hoy por el comité organizador.

Balance de la FIL
Raúl Padilla López dando el balance. Foto: FIL en Guadalajara

Es bueno el libro de Irene Vallejo, El infinito en un junco, pero también es bueno el libro de Brenda Ríos, Hombres de verdad. Ni hablar de La cabeza de mi padre (probablemente uno de los grandes candidatos a ganar el Premio Sor Juana Inés de la Cruz) o el libro de Claudia Marcucetti, Fuego que no muere, una gran novela sobre Tina Modotti.

La Feria del Libro de Guadalajara dejó un sabor amargo. Desde la marcha intentando boicotearla desde el primer día, hasta esa programación que no ahonda en los gustos de los jóvenes, que no es una propuesta de vanguardia y que no hace su propia investigación para decir “Estamos en modo FIL”, un slogan nacido de la directora, Marisol Schulz.

Fue precisamente ella la que protagonizó una gran charla en torno a Susan Sontag, junto a la escritora y crítica Luisa Valenzuela y es de esas charlas destinadas a descubrir el fondo literario, que debería haber más en la Feria.

Presentación de Adonis. Foto. FIL en Guadalajara / Rafael del Río

No como la excelente presencia del poeta sirio-libanés Adonis, que entre intérpretes y él sentado frente a una conferencia de prensa con gente extraña (muy pocos periodistas, entre ellos Virginia Bautista, de Excelsior, que se había leído casi todo de él, conocían al gran escritor), le preguntaron cosas como la represión a las mujeres iraníes. Él, lúcido, dijo lo que es normal pero que ahora suena como estrambótico: “Yo defiendo a las mujeres de todo el mundo. ¿Qué pasa con las mujeres en los Estados Unidos? ¿Qué pasa con las mujeres en el planeta?”

Tan es verdad lo que dijo Adonis que Irán acaba de destruir la Policía de la Moralidad y va a revisar su política sobre el hiyab. Es la lucha y claro que las mujeres ganarán, como dice Adonis, en todo el mundo.

¿Por qué incluir a las mesas políticas de la ultraderecha, que se sienten con una soberbia clara de que son dueños de la Feria? No hay pluralidad, como se suele decir. Nombro a una sola, La nueva soledad de América Latina, con Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda, Ricardo Lagos, en un contexto que tiene muchas aristas y que no se puede definir el mundo con una sola mano. Hay que incluir, no excluir.

No sabemos si la Feria tiene que cambiar de Presidente, porque eso es política entre Enrique Alfaro, Andrés Manuel López Obrador, teniendo en cuenta que como dijo Jorge Zepeda en su columna de Milenio: La UDG es una institución estatal. “Esta inclinación política de la dirigencia de la UdeG no deja de ser paradójica tratándose de una universidad pública. Es el equivalente de la UNAM para el occidente del país. Eso significa que en lo esencial no está financiada por fondos privados o cuotas de los alumnos, sino por partidas del gobierno federal y, en menor medida, del gobierno estatal. Apostar por una opción política incurre en el enorme riesgo que representa el triunfo de la opción contra la cual se combatió. Resulta extraño asociarse a una fuerza, el conservadurismo, difícilmente empático con las causas populares a las que remite una universidad pública.”

https://www.milenio.com/opinion/jorge-zepeda-patterson/pensandolo-bien/la-fil-fobias-y-filias

Lo que sí es cierto es que debe cambiar la Feria en sí. Sacarse todo el peso de los años pasados y mirar hacia el futuro, un espacio que guarda muchas sorpresas, entre ellos, los autores que vendrán y que son, precisamente, mujeres.

Balance de la FIL
Firma de libros de Raiza Revelles, dentro de la 36 Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Viernes 02 de diciembre del 2022, Guadalajara, Jalisco, México. Foto: Paula Vazquez

EL BALANCE DE LA FERIA

En la conferencia de prensa para ofrecer el balance de la trigésima sexta edición de la Feria, Raúl Padilla López, presidente de la FIL, calificó como “estimulante” la manera en que escritores, autores, editores, profesionales y visitantes volvieron a reunirse. Además del número de visitantes al recinto ferial, también destacó la participación de 2,173 sellos editoriales procedentes de 49 países. Esto, dijo, “sin duda es producto de la recuperación que está teniendo el sector editorial en el mundo y en México”. Al llamado de la Feria respondieron 775 escritores procedentes de 44 países, representando a 25 lenguas distintas. “La entusiasta participación de las personas en las actividades preparadas por Sharjah demostró que el idioma no es obstáculo para el entendimiento cuando el lenguaje común es el del arte y el de la cultura”, expresó Padilla López, quien a tiempo de recibir preguntas de los periodistas, afirmó que “no me voy a ir de la organización de la Feria”.

Te puede interesar:  Un premio para los periodistas mexicanos

El presidente de la FIL Guadalajara destacó la presencia de autores como Mircea Cãrtãrescu, ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances; Daniela Tarazona, ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz; así como de Adonis, Alberto Manguel, Irene Vallejo, Sergio Ramírez, Gioconda Belli, Pilar del Río, Arturo Pérez Reverte, Elena Poniatowska y Ángeles Mastretta, entre otros. En lo que respecta a la participación de intelectuales, periodistas y activistas, Raúl Padilla resaltó la visita de Carmen Aristegui, Cecilia Flores, Javier Ávila, Marcela Turatti, Ricardo Raphael, Julián LeBaron, Enrique Krauze, Maruan Soto Antaki, Lorenzo Córdova, Denise Dresser, José Woldenberg, Beatriz Paredes, Porfirio Muñoz Ledo, además de la charla entre Ricardo Lagos, Jorge Castañeda y Héctor Aguilar Camín, así como la de Michelle Bachelet con Paulina Saball y Mara Robles.

Por otra parte, también celebró el regreso de FIL Niños al recinto ferial, luego de que el año pasado tuviera como sede el Centro Cultural Universitario de la Universidad de Guadalajara a causa de las medidas sanitarias. En su regreso al recinto ferial FIL Niños recibió la visita de 184,409 niños y niñas de 110 escuelas, tanto públicas como privadas, que participaron en 1,500 sesiones de talleres de fomento a la lectura y escritura creativa. Además, se realizaron 77 funciones de 27 espectáculos

Además del festival cultural en torno a los libros y la lectura, la FIL es también una cita para los negocios y la profesionalización. Este año se instalaron 75 mesas de negociación y se recibió a 57 agentes literarios. En el tema de formación, dijo que hubo 123 actividades destinadas a los profesionales de la cadena del libro, a las que acudieron 14,197 asistentes de 49 países. Padilla López  destacó que, aun cuando este año la Feria regresó a la presencialidad, el alcance digital de la Feria sumó 18 millones 857 mil visualizaciones por parte de 15 millones 235 mil personas en 22 países. El presidente de la FIL concluyó agradeciendo a la delegación de Sharjah y dando la bienvenida a la Unión Europea, Invitada de Honor de la FIL Guadalajara en 2023.

Por su parte, Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL, coincidió en destacar el éxito de la Feria e invitó a poner atención en las cosas que, dijo, no son cuantificables, pero forman parte de la manera en que las personas se apropian de la fiesta de los libros. “Por ejemplo, la emoción desbordante de las y los chicos en los pasillos; la alegría de las niñas y los niños en los talleres o en el Foro FIL Niños; el asombro de todos los visitantes que tuvieron la oportunidad de conocer una cultura milenaria como es la árabe”.

La directora de la Feria también dijo que había que darle valor al impacto que tiene la Feria en la promoción de la lectura y la formación de nuevos lectores. “Muchos de los niños que vinieron a FIL Niños ahora regresan a traer a sus hijos”, expresó. Finalmente, agradeció “a todas y todos los lectores y participantes en esta edición, en cuyas personalidades y voces se manifiestan la diversidad y la pluralidad de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara”.

Previo al balance, Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la Universidad de Guadalajara, expresó su gratitud a los medios de comunicación por su labor en la difusión de las actividades de la Feria y festejó que en la edición 36 de la FIL “podemos declarar que la fase de la pandemia más aguda ya pasó, como se pudo ver en los pasillos”. El rector también dio las gracias a las delegaciones de los países participantes y a los miembros de los grupos culturales de Sharjah, entre músicos, danzantes, escritores y otros artistas. “Se empieza a sentir la nostalgia”, dijo Villanueva Lomelí, al tiempo que destacó el apoyo que se dio por parte de los visitantes a la Feria, pese a las manifestaciones y voces en contra que recibió su organización. “Las muestras de solidaridad fueron impresionantes en todas las actividades”, y en, su opinión, la FIL está más fortalecida que nunca.

También tomó la palabra Khoula Al Mijaini, directora de Ferias y Festivales de la Autoridad del Libro de Sharjah, quien se dijo triste por la conclusión de la FIL. El pabellón del Invitado de Honor ha servido como puente para el contacto de los visitantes del recinto ferial con la cultura árabe. Durante estos días, detalló, se presentaron 66 libros de emiratíes y otros 15 libros tradicionales traducidos al español. También se apreciaron actividades del mundo árabe: 27 actividades culturales y literarias, foros de difusión, visitas de escuelas, proyecciones en dos salas de cine en Guadalajar. En el corte final se contabilizó un total de 450 mil visitantes en el pabellón.

Comments are closed.