Antonio Calera-Grobet

“La Feria es el espacio más importante que existe para la difusión de las ideas”: Antonio Calera-Grobet

Este año, La Chula se prepara con varios debates y una parte del Zócalo ya le pertenece a esta gestión cultural que es rebelde y propositiva al mismo tiempo. Que busca retratar a los escritores menos conocidos pero igual de valiosos y que tiene también gente muy famosa, como el propio Antonio, que la avala.

Ciudad de México, 8 de octubre (MaremotoM).- Comienza la Feria Internacional del Zócalo y con ello comienza La Chula, un emprendimiento de Antonio Calera-Grobet y de Mantarraya Ediciones, que esta vez viene con mucha fuerza y más debate.

“La Feria es el espacio más importante que existe para la difusión de las ideas y del país. Porque creo que es una feria donde se hace un homenaje a la lectura del libro y no al libro como tal. Las ferias son apabullantes y en la plaza pública te encuentras con un editor, con un escritor y eso es muy hermoso”, dice Antonio a MaremotoM.

Este año, La Chula se prepara con varios debates y una parte del Zócalo ya le pertenece a esta gestión cultural que es rebelde y propositiva al mismo tiempo. Que busca retratar a los escritores menos conocidos pero igual de valiosos y que tiene también gente muy famosa, como el propio Antonio, que la avala.

“Uno va tomando experiencia, cómo trabajar esa plancha que implica ejercicios de comunicación. Bien puede ser que uno se sienta engullido por ese monstruo que es Zócalo capitalino. Haremos una cosa multidisciplinaria. Habrá talleres de gráfica, presentaciones de libros, conciertos, lecturas de poesía, de narrativa, libros de nuestros catálogo en descuento. Habrá dibujantes que regalen a los que acudan a visitar esa fiesta de las letras que es la FIL Zócalo”, informa.

“Logramos armar una programación nutrida y diversa. Hay 300 invitados, una marcada presencia de la mujer”, agrega.

La lectura de poesía ya es tradición en La Chula. Todo se programa a su alrededor, pues el signo que distingue a La Bota y a La Chula es precisamente la poesía. “De tun tiempo para acá sentimos que el deambular por la ciudad implicaba también una obligación ética, no solamente llevar ficción y poesía, sino también llevar ideas”, advierte Calera.

Ahora, La Chula continuará con el programa de Equidad de géneros, para construir puentes para que ese tipo de conocimientos llegue a la gente. Habrá mujeres periodistas, se hablará sobre temas de géneros, una mesa de escritoras para hablar de poesía. “Es un tanto más filosófica esta programación que las anteriores”, informa el dueño de La Bota y autor, entre otros libros, de Sed Jaguar.

Antonio Calera-Grobet
“Es un tanto más filosófica esta programación que las anteriores”. Foto: Facebook

–¿Qué sentido tiene la mujer para ti?

–Bueno, no existe civilización alguna si no observa en las mujeres la columna vertebral de su identidad. Creo que no nos podemos llamar país aún si no cerramos la herida de la que emana tanta sangre a lo largo de nuestro territorio. En este país a las mujeres las matan. Después podríamos entrar al horror más majestuosamente diabólico con la que el Gobierno mexicano ha permitido que esto continúe. Deberíamos pensar en una intervención de las Naciones Unidas para este tema. Las mujeres están siendo exterminadas. No es un tema como dicen los políticos “de su agenda”, sino un tema fundamental de este espacio que nos aglutina, que aún podemos llamar México, pero no sé si país. Nuestro pasado prehispánico nos enseñó el poder de las coatlicues, las madres dadoras, la metáfora de la agricultura, de la cultura, de la madre tierra, está absolutamente envenenada.

Te puede interesar:  "El libro debe llegar al lector", dice Tomás Granados, nuevo director de Siglo XXI
Antonio Calera-Grobet
Después del Festival Primavera, que lo hacemos en la plaza frente a La Bota, la Feria del Libro es espacio con el que contamos para la difusión cultural. Foto: Facebook

–¿Cómo te entendiste con las nuevas autoridades de la Feria del Zócalo?

–Yo tuve que solicitar a las autoridades me invitaran de la misma manera a la que había asistido las cuatro veces anteriores. Después del Festival Primavera, que lo hacemos en la plaza frente a La Bota, la Feria del Libro es espacio con el que contamos para la difusión cultural. Atendemos a miles de personas, con el arte, la palabra y las ideas de por medio. Hemos olvidado que en las cuestiones culturales la experiencia lograda por otros equipos es vital. No hay que participar de cero. Siempre vamos a estar retrocediendo y no es la idea. Bajo el tono de la austeridad, se ha escuchado, se han acotado un poco los espacios, sobre todo de las independientes. Un espacio que se había ganado a la CANIEM y que bastante dignamente la hemos defendido. Considero también que somos nosotros los que tenemos que solicitar audiencias para vislumbrarnos y ser considerados dialogantes. No solo poner adjetivos por las redes sociales, que poco ayudan a hacer algo importante, sino solicitar que se nos distinga, no como moluscos, porque aquí en México el promotor cultural es menos que eso. Aquí no se tejió un diálogo. Espero que pronto pase eso.

–¿Cómo está el tema de la seguridad en la Ciudad?

–Nuestra constitución nos da licencia de transitar libremente por la Ciudad, pero desgraciadamente ese derecho no se puede ejercer. Cuando tú no recorres tu ciudad, no tienes empatía por los extremos de ella, tu ciudadanía se recorta, tu forma de pensar tu nación se recorta. Con la maestra Melisa Arzate, vamos a hablar del espacio público y del arte, pues los espacios públicos, la forma de venderlos, de privatizarlos, para no hacerlos colectivas, empieza a ser más que ofensiva. Un Estado bombardeando no sólo la nómina visual, como decía Monsiváis, la percha que tiene nuestra ciudad, pero también la forma de mover nuestro cuerpo. El arte es una forma de mover nuestro cuerpo y cuando tú lo mueves por laberintos que no fueron construidos de abajo hacia arriba, sino con la fuerza de la corrupción, la ciudad comienza a ser distinta a lo que tú querías, a lo que siempre soñaste. Por supuesto que la seguridad no es la misma en Polanco que en Milpa Alta. A nadie le interesa fortalecer la seguridad en Ecatepec que en San Miguel de Chapultepec. Esos temas no podrían salir de la paleta de esta Feria porque deseamos vivir como se debe como humanos y no como se debe desde la política ramplona, que en ocasiones entorpece las cosas.

Comments are closed.