Salón ACME 8

La fiesta de arte en el Salón ACME 8 y Melanie McLain, sobre los cuerpos vulnerables

Salón ACME se realiza al mismo tiempo que ZONA MACO. No hay que comparar, pero me encanta estar acá (sin Avelina Lésper que, oh casualidad, se le ocurrió posar una lata de refresco sobre la obra de Gabriel Rico).

Ciudad de México, 9 de febrero (MaremotoM).- El Salón ACME es especial. Tiene una cosa como del México pasado y pienso mucho en el escritor Nacho Casas (El autor de La esclava de Juana Inés), cuando contaba que él sale en bicicletas todos los fines de semana para buscar esa ciudad que existe sobre los miles de personajes, el moho, los comerciantes chinos, los que van a pasear desde otros lugares.

Llego el día de la inauguración, con varios vigilantes en la puerta y gente que va y viene por esos pasillos que parecen laberintos, esperando que los artistas den el paso inicial para comenzar esta gran fiesta de arte.

Salón ACME se realiza al mismo tiempo que ZONA MACO. No hay que comparar, pero me encanta estar acá (sin Avelina Lésper que, oh casualidad, se le ocurrió posar una lata de refresco sobre la obra de Gabriel Rico) y ver la cantidad de trabajos que se reparten entre propuestas como Convocatoria Abierta, el Archipiélago, el Estado invitado (Yucatán), la Bodega ACME, el Patio Escultórico, los Perros Románticos…

Encontramos en este camino a la artista neoyorquina Melanie McLain, que hoy concluye su muestra, presentada por USSR (Un eStudio Sobre Revolución), Slow Moving Pressure, the contraction, obra con la que da continuidad a un cuerpo de trabajo donde explora las estructuras de poder creadas bajo diseño y su influencia sobre las dinámicas sociales, las emociones y el comportamiento.

“Estoy muy feliz de presentar mi obra aquí, para que los mexicanos conozcan mi trabajo. Siento que es más importante la expresión creativa del artista, que si podemos vender o no”, dijo la artista que trabaja con el cuerpo de “mujeres fuertes” una propuesta que va desde fotografías hasta aparatos donde atletas y bailarinas se mueven para expresar el mensaje.

Te puede interesar:  ROSA BELTRÁN | Atraer de nuevo al público tras la pandemia, desafío para la Coordinación de Difusión Cultural

“Pensamos mucho a través del cuerpo, no es sólo la manera física, sino la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Yo tengo un antecedente en entrenamiento físico, soy acróbata, tengo una muy buena relación con mi cuerpo y cómo mi cuerpo abarca el espacio”, dice Melanie.

Salón ACME 8
“Estoy muy consciente de que todos los movimientos que afectan mi cuerpo son muy fuertes. Soy muy hipersensible. A veces es bueno, pero a veces es demasiado”, dice Melanie. Foto: MaremotoM

“Estoy muy consciente de que todos los movimientos que afectan mi cuerpo son muy fuertes. Soy muy hipersensible. A veces es bueno, pero a veces es demasiado”, agrega.

McLain trabaja con intérpretes mujeres que están entrenadas activa e intencionalmente, para dominar el espacio con sus cuerpos en disciplinas como la danza, el teatro y la acrobacia; a propósito de lo cual, los espacios y estructuras que McLain crea para esta muestra, restringen los cuerpos y los limita a patrones de movimiento específicos y a posiciones estáticas, con lo se develan momentos de vulnerabilidad e intimidad que emergen conforme uno navega en un entorno construido.

“Las mujeres que tienen una presencia fuerte con su cuerpo, ocupan el propio espacio. Por eso tienen confianza y muestran su vulnerabilidad y la vulnerabilidad de quienes las ven. Busco el equilibrio entre ser fuerte y vulnerable”, dice la artista.

Slow Moving Pressure, the contraction podrá ser apreciada del 6 al 9 de febrero en Salón ACME No.8, plataforma de arte creada por y para artistas busca dar visibilidad, impulso y difusión a creadores y galerías que desarrollan proyectos en México y el extranjero.

Comments are closed.