Giovanni Piacentini

La guitarra me proporciona una intimidad que me ayuda a llevar adelante mis composiciones: Giovanni Piacentini

“Este disco es una oda a esta odisea que vivimos, este divagar por el jardín de las cosas bellas, es una metáfora para permitir al oyente que viaje”, agrega.

Ciudad de México, 15 de febrero (MaremotoM).- El guitarrista y compositor mexicano Giovanni Piacentini vive en Los Angeles, pero nunca deja de pensar en México, un país en el que se formó y gracias al cual acaba de sacar su nuevo disco, A la Deriva en el Jardín de Cosas Bellas.

Concertista de guitarra, lanzó en 2019 el álbum Entre mundos y luego de su exitosa gira por China en apoyo de “Between Worlds”, que le valió su aparición en la prestigiosa revista de música británica Gramophone y la candidatura a un reconocimiento del Independent Music Award en 2020, Giovanni Piacentini reaparece con esta producción de música para violín y guitarra, que incluye dos temas inéditos: el que da título al disco, compuesto por él mismo y “Resonance”, de Tim Fain, además de “Vocalise”, del ruso Sergei Rachmaninov (1873 – 1943), ambos con arreglos del compositor mexicano.

Giovanni Piacentini habla de su disco, refiriéndose “de manera metafórica, a una especie de alucinación en donde divagamos por este espacio mágico, con un abandono epicúreo, simplemente regocijando de placer y euforia instantánea, gratis y sin algún tipo de remordimiento o sentido de culpa. Como si nos hubieran dado el permiso que todos buscamos de simplemente ser completamente felices y de satisfacer absolutamente todos nuestros deseos”.

Ahora, recluido en esta pandemia desde un lugar lejano, el guitarrista habla de la creatividad en estos tiempos, diciendo precisamente que “nos ha venido a cambiar la forma en que creamos. Como músico, como escritor, nosotros ya vivimos en un estado de confinamiento. Me encierro en mi cuarto a escribir música, pero por el lado de la educación sí he sentido mucho el confinamiento. He tenido que cambiar la manera en que doy mis clases”, afirma.

Giovanni Piacentini
Giovanni Piacentini y Tim Fain. Foto: Cortesía

“Este disco es una oda a esta odisea que vivimos, este divagar por el jardín de las cosas bellas es una metáfora para permitir al oyente que viaje”, agrega.

Tim Fain y Giovanni Piacentini se conocen desde hace bastante tiempo. Desde que el guitarrista vivía en Nueva York. “Le hice un ensamble poco común a esa pieza, que grabamos y salió en mi primer disco. Esta sonata en tres movimientos nació con la idea de que Tim me acompañara a una gira en China. En pocos días se cerró el mundo, la gira nunca sucedió, pero continuamos e hicimos este disco”, cuenta Piacentini.

Te puede interesar:  "La tradición nos ayuda mucho a entender los términos literarios": Rodolfo Dagnino, autor de Padre

Todo fue de manera remota, entre Montana y Los Angeles, un proceso bastante difícil, con obstáculos grandes, “pero al final estamos muy orgullosos de seguir adelante”, agrega.

“Para mí es muy importante el legado y el patrimonio del ejecutante y compositor en México, sobre todo cuando se trata de la guitarra. Hay exponentes como Juan Helguera, como Gerardo Tamez, que no son conocidos pero que han sido muy importantes en mi formación. Quiero hacerle saber al mundo que aquí seguimos, es un homenaje al compositor intérprete. En la Antigüedad, todos ellos era virtuosos instrumentistas, además de ser grandes compositores. No existía esta división entre ejecutor y compositor. Ahora está resurgiendo esta tradición que es muy bella”, afirma Piacentini.

“El mundo de la música clásica se ha dividido mucho en diferentes papeles. Está la gente que crea, están los que ejecutan la obra de otros y están muy divididas estas especialidades. Para mí el instrumento (la guitarra) me proporciona una intimidad que se convierte en vehículo que me ayuda a llevar adelante mis composiciones y a traerlas a la vida. Tim comparte este sentimiento conmigo, es una manera de presentar al rumbo este rol de ejecutante/compositor”, afirma.

Tim Fain es ejecutor de Philip Glass, sin embargo, la música de Giovanni Piacentini se aleja un poco de este compositor minimalista.

“Sí, soy fan de los minimalistas neoyorquinos, pero mi visión estética no la comparto hecha. Mi composición es más romántica, más lírica y es por eso que elegimos esta pieza de Sergei Rachmaninov, porque su lenguaje es algo que compartimos tanto Tim como yo. El amor por la melodía, que escribas algo que la gente se pueda acordar”, dice.

“En la parte dos de la sonata hay una Habanera, un género cubano, tiene este aspecto que son mis raíces latinas, crecí escuchando música brasileña, tango, toco mucho de las piezas de Astor Piazzolla, de Alberto Ginastera, es inevitable que salga en mi música”, concluye.

Comments are closed.