Fran Lebowitz

La inteligencia en la cabeza de Fran Lebowitz y nuestra persona favorita, Martin Scorsese

“En ninguna otra ciudad me aceptarían”, dice. “Vivir en Nueva York es sumamente difícil y por eso es lo que es”, también dice.

Ciudad de México, 11 de enero (MaremotoM).- Martin Scorsese (Nueva York, 1942) es uno de nuestros directores favoritos. También, claro, forma parte de ese grupo de personas que nos han enseñado, a los que siempre escuchamos y por supuesto siempre lo seguimos cuando se trata de los Rolling Stones, de George Harrison o cuando habla de Daniel Day Lewis, nuestro actor genial, que ojalá esté viendo ahora un filme futuro.

Ahora, que nos habla de Fran Lebowitz, obvio que la escuchamos y vemos su miniserie por Netflix, Supongamos que Nueva York es una ciudad.

No hemos leído a Fran, pero siempre nos hace reír por su inteligencia aguda, por sus firmes declaraciones en torno a la cultura y a la vida en soledad de esta genial crítica y obvio por el amor que expresa a la ciudad en la que ha elegido vivir.

“En ninguna otra ciudad me aceptarían”, dice. “Vivir en Nueva York es sumamente difícil y por eso es lo que es”, también dice.

A lo largo de los siete capítulos veremos a Fran caminar por los rincones de la ciudad, mirando todo lo que está escrito en el piso y que nadie lee, hablando de Andy Warhol (con quien no se llevaba bien), de sus departamentos (donde tiene que alojar a 10 mil libros, que ella tiene) y a sus amigos famosos que mucho le han dado para comentarios geniales en la miniserie.

Te puede interesar:  Las cosas por limpiar, serie que deriva en Las culpas por limpiar
Fran Lebowitz
Dos amigos que se unen en beneficio de la inteligencia. Foto: Cortesía Netflix

Habla de Charlie Mingus, habla de Mohammad Ali, de su odio a los deportes, es entrevistada por Alec Baldwin (otro habitante clásico de Nueva York), por Spike Lee, por David Letterman, por la actriz Keri Russell y hasta de los perros “artísticos” en su roto y criticado Metro.

En un momento del documental, una espectadora pregunta a Fran Lebowitz qué es lo que la retiene en Nueva York. “La gente a menudo me pregunta por qué sigo aquí. Y contesto: ‘De acuerdo, ¿qué otro lugar sugieres?’ El caso es que si se me ocurriera un sitio mejor ya estaría allí”.

https://www.youtube.com/watch?v=EIKIAS3JArc

Estamos a diez años de Public Speaking, donde Martin Scorsese analiza la obra y la vida de Fran Lebowitz, pero esta miniserie está totalmente dedicada a Nueva York. La escritora dice que critica a los que no están de acuerdo con ella y Martin Scorsese sólo ríe deliciosamente con cada una de las intervenciones de Fran.

Dice ella que un escritor si no es genial, que ni lo intente. Un autor debe de ser como un atleta olímpico, de otro modo no valen las palabras. También habla de que solo podemos juzgar a nuestra generación, querer entender a todas las personas no tiene sentido, porque cada una conserva experiencias distintas.

Es una película consagrada a la inteligencia y uno podría verla una y otra vez. Está dedicada a Toni Morrison, gran amiga de Fran, a quien entrevista también en la miniserie.

Comments are closed.