Mikaël Gómez Guthart

La lengua está íntimamente ligada a cierta forma de guerra: Mikaël Gómez Guthart

“El libro se llama Desertar, pues ella y yo algunas veces estamos de acuerdo, en el sentido de que la lengua está íntimamente ligada a cierta forma de guerra. Hace poco di una conferencia y estuve separado por un vidrio con el resto de la gente y me sentí como un criminal de guerra, como si estuviera en un juicio. Cuando uno se mete en el tema del idioma se expone a reacciones salvajes”, afirma.

Ciudad de México, 8 de enero (MaremotoM).- Entre los grandes libros que saca Dharma Books, con Nicolás Cuéllar al frente, está uno dedicado a la traducción. Se trata de Desertar, una conversación entre Ariana Harwicz y Mikaël Gómez Guthart.

Es un libro raro, pero uno se entusiasma al leerlo, pues de sus declaraciones, de sus dichos, se desprenden conceptos originalísimos sobre esta santísima trinidad que componen las artes de leer, traducir y escribir. Uno quiere entender y meterse de lleno a la literatura, quizás también para entender un poco más la vida.

“Es un diálogo, a veces es una pelea, un intercambio no tan formal. No quisimos hacer un libro sobre la traducción, pues ni Ariana ni yo somos expertos en ese tema. Nos conocimos hace un par de años en París. Le tiré la idea de escribir algo y salió este libro”, cuenta Mikaël Gómez Guthart.

ENTREVISTA EN VIDEO A MIKAËL GÓMEZ GUTHART

El texto se va desenvolviendo como un juego de tenis, en donde uno le lanza al otro una aseveración, una hipótesis o una anécdota y el otro golpea de vuelta lanzando la pelota hacia el lado contrario dentro de la misma cancha.

“Al poco tiempo le enviamos el texto a Damián Tabarovsky, el editor argentino de Ariana Harwicz y el libro salió. Ahora estamos promoviendo la salida del libro por Dharma Books”, agrega.

Te puede interesar:  Creo que hace falta esa idea de encontrarnos y luchar contra el racismo, contra la intolerancia: Cristina Fuentes

“La cuestión central del libro es el cambio de idiomas. Hay autores que nos encantan y que tuvieron que crear su literatura en otro mundo. Pienso sobre todo en el escritor polaco-porteño Witold Gombrowicz, pero hay muchos otros. Tanto Ariana como yo tenemos esa trayectoria simétrica y al mismo tiempo bien distintas”, afirma.

Desertar
Los autores del libro. Foto: Cortesía

El libro es también un territorio en donde los autores exploran su identidad, fuera de su país de origen, desde un territorio literario, en sus lecturas, sus propios libros o los traducidos, en las palabras y en el lenguaje, en las ideas y las experiencias. Aunque es un libro cargado de referencias literarias, películas del cine, se lee como una charla que enriquece, que cuestiona, que invita a la reflexión.

“Cuando tuve 30 años deserté de Francia, muy enfadado con mi vida y decidí no hablar más francés, adopté el español argentino. Un día tuve que volverme, pero esa experiencia me cambió para siempre”, dice Mikaël.

Desertar
El libro está editado por Dharma Books. Foto: Cortesía

“El libro se llama Desertar, pues ella y yo algunas veces estamos de acuerdo, en el sentido de que la lengua está íntimamente ligada a cierta forma de guerra. Hace poco di una conferencia y estuve separado por un vidrio con el resto de la gente y me sentí como un criminal de guerra, como si estuviera en un juicio. Cuando uno se mete en el tema del idioma se expone a reacciones salvajes”, afirma.

“Si miramos el mapa de circulación de los libros, entre un país y otro, los libros se van a punto b o a punto a por cuestiones de mercado. Muchas veces que un escritor llegue a otra país son azares, pero casi todos tienen raíces comerciales, algo que me parece bien”, dice.

Comments are closed.